Ansiedad ante los exámenes. Trucos para eliminarla

Ansiedad ante los exámenes

Cómo eliminar la ansiedad ante los exámenes que, naturalmente, puede provocar en nosotros tensión y nerviosismo, dado que es una situación que suele asociarse a estrés y a preocupación. Esta tensión puede generarnos ansiedad, la cual debemos saber gestionar para poder estar sanos y procurar que nuestro examen salga bien.

Cuando hablamos de examen, nos referimos a pruebas de diferentes ámbitos, ya sea un examen de conducir, un oposición, unas pruebas para acceder a un trabajo e incluso un examen de pruebas médicas. Todas estas situaciones pueden llevarnos a sufrir ansiedad, por lo que en este post trataremos los principales síntomas de ansiedad y cómo eliminar la ansiedad con algunos consejos.

Conocer los síntomas de ansiedad y vencerla

Antes de preguntarte cómo eliminar la ansiedad, debes confirmar que, realmente, lo que sientes es ansiedad. Si sientes que estás teniendo taquicardia, falta de aire, opresión en el pecho, sudoración, vómitos e incluso alteraciones en la alimentación, es posible que estés sufriendo algunos síntomas de ansiedad. Aprender cómo eliminar la ansiedad es muy beneficioso para saber reaccionar cuando nuestro cuerpo se enfrenta a situaciones difíciles o nuevas que nos puedan causar miedo o angustia.

Además, los síntomas físicos de los que hablábamos anteriormente, en ocasiones suelen ir acompañados de una sensación de agobio y angustia, miedo a perder el control o incluso deseos de llorar. Aprender a gestionar ese temor es un paso necesario para evitar la ansiedad ante los exámenes, lo que te acerca más al éxito.

Presentarse a un examen sin saber cómo superar la ansiedad puede provocarnos cierta inseguridad, temor a perder el control e incluso dificultad para tomar decisiones, por lo que puede influir en nuestros resultados de las pruebas.

Asimismo, la ansiedad afecta a nuestras acciones intelectuales y cognitivas, interfiriendo en la capacidad de atención, memoria y concentración y acentuando la sensación de confusión y las dudas que nos puedan surgir.

Cómo eliminar la ansiedad ansiedad ante los exámenes según las circunstancias

A continuación te presentamos cómo eliminar la ansiedad en función del tipo de examen que tengas que realizar.

#1-. Examen médico para descartar una enfermedad

Si estás a la espera de realizar un examen médico para descartar una posible enfermedad importante, es muy probable que te sientas angustiado y con miedo, sufriendo por lo tanto, algunos de los síntomas asociados a la ansiedad. Debes aprender a controlarlos y estar tranquila, ya que esto no es beneficioso para tu salud. En cuanto descubras cómo eliminar la ansiedad todo fluirá mejor.

Normaliza la situación y no te adelantes a posibles resultados. Todo el sufrimiento adelantado es algo que puedes ahorrar, preocuparte por si aparece algo negativo no te hará sentirte más preparado en el caso de que ocurra.

Háblalo con las personas que te rodean, comenta el tema e intenta relajarte con tus familiares y amigos. Compartir las preocupaciones y hablar sobre ellas es una forma de gestionar el malestar, pero debes tener cuidado, si todas tus conversaciones giran en torno a tu agobio puedes generar el efecto contrario.

Intenta pensar en positivo y prestar atención a cosas que llenen tu vida, de nada sirve preocuparse hasta no saber los resultados.

Practica actividades que mantengan tu mente ocupada y disfruta. Cuanto más tiempo libre tengas hasta que recibas los resultados más margen tienes para crear nuevas preocupaciones y mantener las anteriores.

Haz un esfuerzo por no hablar sobre enfermedades o buscar diagnósticos anticipados en Internet porque eso solo te hará preocuparte de una forma que es posible que no se ajuste a la realidad.

Evita autoobservarte y recrearte evaluando cada señal de tu cuerpo. Si intentas diagnosticarte a ti misma, no solo puedes aumentar de forma inconsciente los síntomas que creías tener sino que anticiparás un sufrimiento que si cortaras el pensamiento negativo, no tendrías.

#2-. Un examen para optar a un empleo

La búsqueda de empleo puede generar estrés y ansiedad, pero es fundamental que no pierdas la calma. En cuanto sepas cómo eliminar la ansiedad podrás centrarte en otras cosas, como preparar la entrevista de trabajo. Presentarte a una entrevista de trabajo de manera nerviosa y ansiosa solo te perjudicará. Estos consejos pueden ser de gran ayuda si las entrevistas de trabajo te generan un nerviosismo difícil de controlar.

Prepárate dicha entrevista para evitar preguntas que no sepas responder. Por ejemplo, busca información sobre la empresa y el puesto de trabajo que ofrecen, conoce tus puntos fuertes y débiles, tus inquietudes o la razón por la que eres un buen candidato para el puesto.

Intenta simular una entrevista en tu cabeza y responde a las preguntas que podrían realizarte. De esta forma te estás familiarizando con la situación que va a ocurrir y la ansiedad será menor.

Respira profundamente, inhalando aire por la nariz y expulsándolo por la boca, lograrás relajar tu cuerpo y así evitar hablar demasiado rápido. Además, respirando de una forma adecuada, rebajarás el ritmo cardíaco y por tanto tu nerviosismo.

Presta atención a tu entrevistador y escucha todo lo que te diga, no te apresures a contestar y tómate tu tiempo. Sin duda, es mejor responder con tiempo de reflexión y estando segura de que eso es exactamente lo que querías decir.

Intenta respetar las horas de sueño la noche anterior. Si tiendes a dormir mal cuando algo te preocupa intenta acostarte antes y tomarte alguna infusión para poder relajarte y conciliar el sueño. Ir descansada a la entrevista hará que puedas dar lo mejor de ti.

Focalízate en el éxito. Visualizar que todo va a ir bien es una forma de calmar el nervio. De lo contrario, si en el momento previo a la entrevista te invaden pensamientos negativos e incluso catastrofistas, puede que no demuestres que ese puesto debe ser tuyo.

Admite que es una situación lo suficientemente importante como para ponerte nerviosa. No te sientas mal por estar nerviosa, sin duda en una situación en la que está en juego algo que deseas. El objetivo no es que no aparezca sino que sepas cómo eliminar la ansiedad.

Piensa en lo que eres capaz de hacer y cuánto vales. No pierdas de vista que si estás ahí es porque lo que saben de ti ya les gusta, concéntrate en tus puntos fuertes y afrontarás la entrevista desde la seguridad y confianza en ti.

#3-. Examen de oposición

A pesar de llevar bastante tiempo preparándote ese examen de oposición, los nervios en los días previos surgen sin avisar. Tranquila, es algo muy común que surge por tener miedo a fracasar en el examen. Conoce cómo gestionar tu ansiedad ante los exámenes para que esta no se ponga en tu contra durante el mismo.

Intenta sociabilizar y hablar con gente en los momentos previos al examen. Una charla motivadora con tu familia o amigos antes de hacer el examen puede relajarte para ir con más motivación a realizar la prueba.

En el momento de realizar la prueba, intenta concentrarte y respirar hondo. Recurre al control de la respiración cada vez que sientas que la ansiedad te impide fijar la atención.

Es fundamental que tus pensamientos sean positivos, ya que tu mente puede jugarte una mala pasada si no controlas los pensamientos negativos. Recuérdate una y otra vez el tiempo que has dedicado a preparar la prueba, no estás ahí por casualidad, y tenerlo presente te hará aumentar la sensación de control de la situación.

Controla los nervios tomando alguna infusión caliente, realizando deporte, practicando ejercicios de relajación o meditación los días previos al examen. Esto también ayudará al sueño y hacer la prueba con suficientes horas de descanso hará que tu energía esté a la altura de lo que necesitas.

En el momento previo al examen evita hablar con personas que sientan ansiedad por la evaluación. Tu deber es controlar tu ansiedad para dar lo mejor de ti, no tranquilizar a los demás ni recibir estímulos de ansiedad, más allá de los propios de la prueba.

No pensar en lo que se sabe o no se sabe antes de entrar. Esta preparación ha sido una carrera de fondo, los conocimientos que tienes adquiridos ya lo están; y los que no, no van a cambiar dos minutos antes de entrar al examen. Lo mejor en este sentido, es no hablar del contenido del mismo con nadie.

Lee bien las instrucciones del examen. Seguramente cuando llegue el momento del examen la situación no te resulte tan extraña porque habrás realizado varios simulacros durante la preparación. Sin embargo, si hay algo que debes recordar siempre es que el tiempo perdido en la buena lectura de las preguntas no es en realidad una pérdida sino una inversión.

#4-. Examen de conducir

Para muchos, el carné de conducir puede resultar un sufrimiento intenso. Tanto el examen teórico como el práctico pueden ser complejos y esto puede causarnos inseguridad y temor a suspenderlo. A pesar de haber realizado bastantes clases prácticas y haber conducido por toda tu ciudad, es inevitable que te sientas nerviosa una vez ha llegado el momento de examinarte. Ten presentes los siguientes consejos para poder sentir el control de la situación y saber cómo eliminar la ansiedad:

  • Procura ir descansada al examen y haber dormido lo suficiente, esto te ayudará a tener una mejor concentración. En todos los exámenes la concentración es un punto fundamental, pero sin duda, en el carnet de conducir es decisivo.
  • Cumplir con las horas de sueño y no sentir cansancio durante la prueba te facilitará ser capaz de controlar todos los pequeños detalles que debes tener en cuenta al conducir.
  • Intenta relajarte, tómate una infusión o da un paseo antes del examen para llegar más despejada a la prueba.
  • Saca lo mejor de ti y actúa de forma tranquila, meditando las decisiones y prestando atención a los detalles. Si estás examinándote es porque tu profesor piensa que estás preparada, por tanto el éxito dependerá de la capacidad de gestionar la tensión. Tienes los conocimientos y la preparación suficiente para conseguirlo.
  • Sé positiva. Si los pensamientos negativos aparecen durante el examen serán un fuerte distractor y no te permitirán hacer lo que te pidan de forma relajada. Crea un pensamiento positivo que puedas utilizar para acabar con los negativos y reducir la ansiedad, por ejemplo, sustituye “Voy a suspender seguro” por “He dado 25 clases para prepararlo y controlo cada detalle”.
  • Relativiza la gravedad que tiene el suspender. El “peor pensamiento” que puede aparecer en los momentos previos al examen es el de obtener un No Apto. ¿Y qué pasaría? ¿Qué te supone suspender el examen? Seguramente puedas volver a intentarlo en un par de semanas y superarlo con éxito.

En definitiva, estos son algunos de los consejos que puedes seguir para controlar tu ansiedad ante los exámenes. Si no te sientes capaz de gestionar el nerviosismo y sientes que la ansiedad cada vez es mayor, no dudes en buscar la ayuda de un psicólogo profesional.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Ansiedad ante los exámenes. Trucos para eliminarla
Scroll hacia arriba