Ansiedad en el embarazo: Consejos útiles para afrontarla

Ansiedad en el embarazo

El periodo de embarazo es uno de los momentos más significativos en la vida de aquellas mujeres que viven la maternidad. Sin embargo, pese a que la maternidad puede tratarse en su perspectiva ideal, en realidad, en la práctica, este momento también puede estar unido a miedos e inseguridades. De este modo puede aparecer ansiedad en el embarazo, ya que es uno de esos momentos en los que el futuro está muy presente.

Causas de la ansiedad en el embarazo

Esta anticipación constante que se produce en forma de hipótesis afecta de manera negativa a la protagonista. Una de las principales causas de la ansiedad tiene que ver con la toma de conciencia de la propia responsabilidad y el temor a sentirse desbordada por los cambios. A su vez, surge la preocupación por la evolución del propio embarazo y  por el momento del parto.

También puede surgir cierta inquietud por cómo puede afectar a la propia relación de pareja el hecho de formar una familia, al ser este un cambio tan importante. Las circunstancias económicas también pueden generar un efecto de rumiación mental en el caso de aquellos pensamientos que giran en torno a la inestabilidad laboral y el impacto que este hecho puede producir en la propia familia.

En realidad, cada situación es totalmente única, por tanto, aquellas preocupaciones que te afectan como protagonista son las que pueden condicionarte de manera más intensa. Aquí puedes realizar un test de ansiedad para analizar tu situación actual.

¿Cómo superar la ansiedad en el embarazo?

#1.- Diario de embarazo

Uno de los consejos más convenientes es el de vivir el día a día, es decir, el de poner la atención principal en la jornada presente, evitando viajar constantemente hacia el futuro ya que este hecho puede generar una sensación de falta de control. Por el contrario, cuando te ocupas de tu vida en el día de hoy, adquieres mayor nivel de confianza en ti. Un ejercicio práctico para fomentar esta sana costumbre de vivir el momento presente es escribir un diario de embarazo, que además puede ser un bonito recuerdo para conservar en el futuro.

#2.- Consulta todas tus dudas con el especialista

La ansiedad en el embarazo también está muy vinculada con las dudas que experimenta la embarazada relacionadas con el momento del parto o cualquier aspecto de salud. En ese caso, es fundamental que plantees tus consultas al equipo médico que te atiende porque esta información personalizada te ayudará a no acumular el efecto constante de la duda.

Conviene tener cuidado con el síndrome de la sobreinformación. Tienes muchas fuentes para documentarte, sin embargo, es recomendable que dosifiques este interés y, también, es fundamental que priorices la consulta profesional antes que cualquier otro tipo de respuesta.

Sigue los consejos que te da el especialista en cada trimestre del embarazo en relación con los cuidados básicos que debes integrar en esta etapa.

#3.- Cuidado con las experiencias negativas

Suele ocurrir que cuando una mujer está embarazada, su entorno próximo tiende a compartir, por pura empatía, situaciones que tienen que ver con esta temática.

Por ejemplo, es posible que aquellas amigas que han sido madres te cuenten su experiencia de embarazo y de parto. En ese caso, es especialmente recomendable que de forma asertiva pongas fin a aquellas conversaciones centradas en describir situaciones que pueden condicionarte de manera negativa en este momento de tu vida.

Si estás en un momento en el que sientes ansiedad puedes ser especialmente vulnerable ante estas experiencias negativas.

#4.- Relativiza las preocupaciones

El embarazo es un periodo de la vida breve y, por tanto, puedes contextualizar las preocupaciones de este momento por medio de la interpretación racional. Cuando un pensamiento que te preocupe venga a tu mente, intenta imaginar cómo será tu vida dentro de un año. Visualiza ese momento y siente cómo las ideas negativas se alejan.

Confía en la propia naturaleza humana. Otras muchas mujeres a lo largo de la historia han vivido este proceso y se han adaptado a él con eficacia a partir de su propia experiencia. Date tiempo.

#5.- Entretenimientos agradables

Disfruta de pasatiempos distendidos. Por ejemplo, leer buenos libros. En relación con el hábito de la lectura, en esta etapa surge la tendencia lógica de seleccionar los títulos tomando como referencia la temática de la maternidad.

Combina también estas lecturas con otros temas diferentes. El cine es otra de las propuestas de entretenimiento que más gusta. En relación con la temática del embarazo, una cinta que puede ser terapéutica por el sentido del humor con el que describe este momento es ¿Qué esperar cuando estás esperando?, una película en la que destaca la participación de actrices conocidas como Cameron Diaz y Jennifer Lopez.

¿Qué planes te gusta hacer y puedes seguir disfrutando durante este periodo? Disfruta de esos momentos porque son vitales para reducir el estado de ansiedad en el embarazo.

#6.- Paseos para reducir la ansiedad en el embarazo

Caminar es una rutina que te permite estar activa, pero además, también te permite centrar tu atención en estímulos externos a ti misma. De este modo, puedes distraer tu mente de esas ideas que te preocupan. Puedes disfrutar de esos paseos en compañía, de este modo, te deleitas en la conversación. Pero también puede haber momentos en los que prefieras caminar sin compañía. Sin duda, caminar también es una experiencia agradable para minimizar el efecto de la ansiedad en el embarazo.

Respirar aire puro, observar el paisaje y romper la rutina es una buena idea. Para romper la rutina puedes improvisar nuevos trayectos para descubrir nuevos detalles porque cada lugar tiene su encanto.

La práctica de ejercicio físico es recomendable para reducir el estrés durante el embarazo. Sin embargo, si practicas algún tipo de deporte es muy importante que antes de realizarlo consultes con el especialista si existe algún tipo de contraindicación para practicar esa actividad. Uno de los ejercicios más recomendados durante el embarazo es el aquagym.

#7.- Decoración de la habitación del bebé

Uno de los entretenimientos que puede servirte de distracción positiva durante el embarazo es la decoración del cuarto del niño. En ese caso, puedes organizar, en colaboración con tu pareja, los detalles de la habitación del pequeño: la elección de los colores, los muebles, la distribución del espacio… La decoración es un arte que puede ser muy creativo, por tanto, disfruta de esta experiencia.

Por medio de la decoración también puedes realizar ejercicios de visualización al proyectar imágenes de futuro en las que tu bebé sea el protagonista de esas escenas de felicidad.

Disfruta del proceso de consultar distintos catálogos sobre decoración infantil y encuentra en esta rutina un agradable entretenimiento.

#8.- Habla con tus padres

Justo en el momento en el que vas a convertirte en madre, tu rol de hija adquiere un significado todavía más especial. Sencillamente, ahora puedes observar con mayor empatía todo aquello que tus padres han hecho por ti a lo largo de la vida, todo el amor que te han dado. Por esta razón, ahora, ellos también son un apoyo importante para ti. Comparte tus miedos, tus dudas y tus inseguridades con ellos.

Estás viviendo un momento de tu vida muy especial y este también es un momento esencial para tu familia puesto que cada uno, desde su posición, va a asumir un rol determinado en relación con tu bebé. Por ejemplo, tus seres queridos se convierten en abuelos y tíos. Disfruta de esta alegría compartida que os envuelve a todos.

#9.- Relación de pareja

Intenta disfrutar de los planes de pareja, cultiva la comunicación en este momento de la relación. Piensa que no solo tú tienes dudas e inseguridades, es muy posible que tu pareja también las tenga. Por ello, cuando sois un equipo, todo es más fácil de superar.

Por mucho que creas que ya lo sabes todo de tu pareja y que tu pareja lo sabe todo de ti, en realidad, ambos estáis en un proceso de evolución constante. Por ello, la comunicación te ayuda a expresar aquello que quieres compartir y también te ayuda a entender sus propias sensaciones.

Otro de los ingredientes que puedes poner en práctica en tu relación es el sentido del humor ya que la risa es una medicina natural frente a la ansiedad. Intenta observar el lado cómico de la realidad.

#10.- Yoga prenatal

Esta experiencia de yoga puede propiciar la introspección en un momento de tu vida en el que los cambios están muy presentes en tu mente, pero también en tu cuerpo. Por medio de la asistencia de un curso especializado en yoga prenatal también puedes conocer a otras personas que se encuentran en tu situación. Esta experiencia de empatía también resulta terapéutica sobre el estado de ánimo. Antes de practicar este tipo de yoga para tratar la ansiedad en el embarazo es recomendable que lo consultes con tu médico.

Si estás embarazada, intenta vivir este momento como un regalo de la vida en el que eres protagonista de tantas sensaciones nuevas.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

 

Ansiedad

Ansiedad en el embarazo: Consejos útiles para afrontarla
Scroll hacia arriba