Autoestima: consejos para ser feliz

consejos para ser feliz

La autoestima es un pilar básico de tu bienestar, puesto que, a partir de tu amor propio, adquieres una percepción de ti mismo. Los momentos de baja autoestima son la base del sufrimiento a la hora de posicionarse en tu mundo y en la relación con los demás.

¿Por qué motivo esta baja autoestima genera tanto desgaste psicológico? Porque la relación más importante que mantienes a lo largo de tu vida es aquella que estableces contigo mismo desde que naces. Cuando no te percibes de forma positiva, te sientes como si tu principal apoyo, te estuviese dando la espalda en el camino de la felicidad. Pero además, en un momento de este tipo te repites mensajes negativos, como «No puedo», de un modo habitual. Esta idea límite marca una banda sonora repetitiva en la vida de quien observa a los demás desde la inferioridad y afecta de froma directa a la autoconfianza.

Es muy importante atender a estas señales de baja autoestima, porque existe una relación directa entre este ingrediente y la depresión. Esto se debe a que un amor propio bajo debilita los recursos de resiliencia personal ante la vida. Es decir, es posible que en esta situación vital haya momentos en los que la persona se sienta desbordada y que ese peso deje una herida que lleve al paciente a sufrir depresión. Puedes realizar un Test de Autoestima para conocer tu situación.

Cómo cuidar tu autoestima: Consejos para ser feliz

#1. Consejos para ser feliz: Cuida los detalles de tu vida cotidiana

Los problemas de autoestima se trabajan comenzando por pilares tan básicos como un descanso reparador, una alimentación sana y la práctica de ejercicio físico. Muchas personas cometen el error de esperar a «grandes acontecimientos» para cuidarse puntualmente. Esperan, por ejemplo, al verano para adelgazar o a tener una invitación a una boda para ir a la peluquería.

Si quieres mejorar, empieza a cuidarte de manera habitual: vigila que tus alimentos sean los más adecuados para ti, preocúpate por hacer un poquito de ejercicio cada día, no descuides el estado de tu ropa, tus uñas, tu pelo. Cuanto más cuides las pequeñas cosas, más grande será tu vida día a día y serás más feliz. Esto también puede afectar de forma positiva a tu desarrollo profesional.

#2. Consejos para ser feliz: Eres social por naturaleza

Recuerda que el contacto tecnológico es un complemento, pero no es sustitutivo de las relaciones personales cara a cara. Fomenta el vínculo con tus amigos, ya que el ocio compartido también eleva tu bienestar. Los buenos amigos te ofrecen una visión positiva de ti mismo con sus palabras de cariño y su presencia en tu vida. En este sentido, también es importante potenciar la inteligencia emocional en el trabajo.

Sabemos que muchas veces las responsabilidades del día a día nos juegan en contra y parece que es imposible tener tiempo para socializar. Pero esta imposibilidad no es real y tú tienes el poder de combatirla y encontrar oportunidades para pasar tiempo con la gente que te importa. Si la socialización no es exitosa por timidez, aquí puedes leer más sobre cómo vencerla.

Pero… ¿Acaso no tienes que comer cada día? ¿O que ir a hacer la compra cada semana? Si para ti es imposible quedar con tus amigas para hacer grandes planes, por lo menos intenta ir quedando con alguna para comer un día o con otra para algo tan simple como ir al supermercado. Recuerda que lo importante no es el plan, sino la compañía, y que esta es fundamental para tu crecimiento personal

#3. Consejos para ser feliz: Practica un voluntariado

La práctica de una actividad de voluntariado es un método saludable para fomentar el altruismo. Este altruismo te llevará a experimentar la satisfacción de la práctica del bien como un fin en sí mismo. Muchas personas han encontrado en esta experiencia una vivencia de optimismo natural y de desarrollo personal.

Es posible que tu primera idea al leer esto sea: «pero si yo no puedo viajar a África, ni donar dinero, ni participar en rescates peligrosos». En realidad, existen muchas formas de hacer voluntariado y es altamente probable que alguna te encaje por logística y por intereses.

Para averiguarlo, empieza por hacer una lista de cosas que te gustan: ¿Te gusta la ropa? ¿Te gustan los libros? ¿Amas a los perros? A partir de allí, podrás encontrar actividades vinculadas a tus gustos: recolectar ropa para ayuda humanitaria, restaurar los libros de una biblioteca o visitar y pasear a los perros de una protectora. Autoestima y motivación van de la mano, da igual cuál sea tu pasión siempre que te permitas escucharla.

Además, si no encuentras nada relacionado con tus gustos, ¡puedes ser la persona que abra el camino en ese sentido! Si no hay opciones de voluntariado relacionadas con el cine, por ejemplo, en tu localidad, siempre puedes plantear tu idea al ayuntamiento o juntarte con otras personas con intereses como los tuyos y emprender esta nueva aventura.

#4. Consejos para ser feliz: Establece tres metas alcanzables

Ponte objetivos que te ilusionen para este próximo trimestre. Establece objetivos realistas. A veces, una baja autoestima es el resultado del perfeccionismo de quien, por marcarse siempre metas tan altas, siente la frustración y el miedo al fracaso.

¿Qué objetivo no es realista y puede hacerte daño? «Quiero tener el cuerpo de esa instagrammer» o «quiero convertirme en una actriz de cine muy famosa» o «mi pareja me pedirá matrimonio este año». Nada de eso está totalmente bajo tu control y, por lo tanto, es poco probable que suceda cuando y como tú desearías.

¿Qué objetivo es realista y se convierte en una apuesta ganadora? «Quiero empezar a comer cosas más saludables», o «quiero apuntarme a clases de teatro» o «quiero pedirle a mi pareja que hagamos una escapada romántica pronto». Todo esto está a tu alcance y te ofrecerá un retorno inmediato, además de potenciar tu motivación personal.

#5. Consejos para ser feliz: Practica tus aficiones

Por ejemplo, si te gusta la lectura, participa en un taller literario. La práctica del ocio es fundamental para integrar en tu vida momentos de recreo personal en los que desconectas de las obligaciones del trabajo.

Eso sí, tus aficiones no deben convertirse en otra fuente de estrés ni has de asumirlas con competitividad. Por ejemplo, evita pagar un año entero de academia de baile si no estás segura de poder encajar tus horarios, ya que eso te hará sentir que estás tirando el dinero y fracasando en el intento de organizar tu tiempo.

Lo mejor es que tus actividades favoritas estén disponibles para ti de manera abierta, sin más compromiso que tus ganas de disfrutar.

#6. Ponte en movimiento

Un hábito tan sencillo como ir caminando o en bicicleta hasta el trabajo te permite iniciar la jornada con la buena energía que produce el ejercicio físico y el placer de respirar aire puro. Además afectará positivamente a tu autoimagen.

Si no es posible hacer andando o en bici el camino de tu casa al trabajo, prueba a poner música en casa mientras preparas la cena y marcarte un bailecito en tu cocina, con la tranquilidad de que no hay nadie mirando. Ahora que sabes qué es la autoestima, es más fácil que comprendas el poder de los pequeños cambios en tu vida.

#7. Vive cada día de la semana con ilusión

Por ejemplo, no reserves tus actividades de ocio únicamente para el fin de semana. Programa alguna actividad que te ilusione en lunes: aunque estés muy ocupado, si te organizas bien, seguro que encuentras un rato para ti.

Si hay algún día de la semana, o varios, en los que no tengas plan, no te agobies y dedica unos minutos a buscar una lectura interesante en Internet. El saber no ocupa lugar y ocupar tu mente en comprender algún tema que no tenga relación con tu trabajo o tu día a día, siempre es una buena manera de desconectar y relajarte.

Relación entre autoestima baja y depresión

La felicidad se vive en primera persona, por eso el modo en el que te sientes influye en tu felicidad. Esto quiere decir que la alegría vital también está condicionada por la propia autoestima. Tal y como plantea la psicología positiva, potenciar tus aspectos positivos hará que te sientas más capaz para resolver conflictos.

La autoestima cuando es baja puede producir una distorsión cognitiva, ya que te lleva a enfocarte en las cosas que te disgustan. Por esta razón, cuando fomentas el hábito positivo de mimarte y quererte a ti mismo, tu nivel de satisfacción aumenta.

La tristeza no es depresión. Sin embargo, cuando no se entienden los síntomas de un malestar en su fase inicial, el sufrimiento puede ir en aumento. Los consejos de la psicología para la autoestima son fundamentales para mejorarla y así evitar problemas posteriores.

Cómo mejorar tu calidad de vida emocional

Mientras que la autopercepción negativa fomenta la desesperanza ante la vida, el amor propio te ayuda a vivir con un mayor nivel de inteligencia emocional y también genera mejor visión ante los problemas. Para evitarlo, cuando busques una solución ante una dificultad determinada, haz una lluvia de ideas con las posibles opciones que puedes tomar en tales circunstancias. De este modo, ampliarás tu campo mental. En este sentido, el trabajo de la inteligencia emocional para la autoestima tiene una eficacia comprobada.

La ayuda de un psicólogo online puede ser fundamental para prevenir la depresión si sientes que la tristeza bloquea tu ritmo de vida. A través de una terapia online puedes fomentar el autoconocimiento que te permita descubrir tu potencial.

Por tanto, vive cada día con la mirada puesta en tu bienestar para hacer tu vida más agradable. Sigue estos consejos para mejorar la autoestima y encontrarte mejor contigo mismo. Aquí puedes leer consejos para potenciar el liderazgo.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Autoestima: consejos para ser feliz
Scroll hacia arriba