TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Psicólogo Online

Coach personal. ¿Cuándo recurrir a él?

Un proceso de coaching es una experiencia vivencial en la que puedes sentirte protagonista de tu propio proceso de cambio. Cada vez más personas demandan los servicios de un coach personal, sin embargo, a veces surge la duda de en qué casos es conveniente hacerlo. ¿Cuándo es posible dar este paso?

Vencer la resistencia al cambio con un coach personal

Existen momentos de la vida en los que puedes debatirte entre la opción de seguir en tu situación actual, segura en tu zona de confort, o abrir una puerta que conduce a un destino que te entusiasma. La resistencia al cambio nace ante el vértigo de la incertidumbre, sin embargo, no vencer esta resistencia puede hacer que dejes pasar muchas oportunidades

Si te encuentras en un momento en el que quieres tomar una decisión importante sobre un tema personal o profesional, pero no tienes claro el paso definitivo, a través del compromiso con un proceso de coaching personal puedes dar con la clave de ese paso.

Pero, ¿qué es un coach? Pues, para empezar, un acompañante. Es una persona que se involucra hasta tu mismo nivel con tus objetivos o con aquello que quieres cambiar en tu vida. Te ayuda a lograrlos de todas las maneras posibles.

El trabajo con un coach personal puede ser muy efectivo para romper con esta dinámica de resistencia al cambio porque es muy humano que una persona que está pasando por una situación de este tipo se evada de esta realidad e intente posponer la toma de decisiones. La inestabilidad emocional que puede producir este tipo de debate interno puede hacer que una persona encuentre excusas para no afrontar este hecho cuanto antes.

Superar una creencia limitante

Las creencias forman parte de tu vida puesto que condicionan el filtro desde el que interpretas la realidad. Este tipo de creencia adquiere el valor de verdad, simplemente, porque tú crees en ella firmemente. Una creencia limitante produce consecuencias negativas en el plano de la acción puesto que tu punto de vista sobre la realidad puede motivarte o desmotivarte.

Por ello, a través de un proceso de coaching puedes elaborar un trabajo de desarrollo personal para transformar esa idea en una nueva idea potenciadora que te haga sentir mejor. Es decir, a veces, para mejorar tu calidad de vida tienes que empezar por corregir una creencia que se ha convertido en un prejuicio sobre ti misma.

A través de una experiencia de este tipo puedes identificar cuáles son esas creencias limitantes que quieres corregir al tomar conciencia de cómo te hacen sentir y qué efectos negativos producen en tu vida.  

Quieres lograr un objetivo

Las metas forman parte de la vida, de hecho, son un motivo de inspiración constante. En una situación de este tipo, puedes acudir a la ayuda de un coach personal cuando deseas lograr una meta puesto que, en el transcurso de las sesiones, vas a dar pasos significativos.

Por ejemplo, vas a concretar la formalización de ese objetivo de manera realista y constructiva. Además, vas a desarrollar un plan de acción con los pasos que dependen de ti para acercarte a ese estado deseado. Dicho objetivo tiene que ser realista, este matiz es muy importante. Por ejemplo, el coaching puede ser un aliciente de introspección para lograr objetivos de trabajo. Por ejemplo, superar el miedo a hablar en público o buscar un empleo.

La ayuda de un coach personal es significativa incluso cuando te sientes desorientada y no sabes exactamente qué es lo que deseas. Sin embargo, sí buscas un cambio efectivo en tu vida. Y, por ello, deseas tener este espacio para pensar en ti. A continuación te contamos los objetivos más frecuentes en los que a ayuda de un coach personal puede resultar útil. 

#1.- Quieres conectar contigo misma

La tendencia habitual de la prisa, el estrés y la ocupación constante, así como otros factores y circunstancias, pueden hacer que quieras encontrar espacio para pensar en ti desde el punto de vista de tu verdad interior, es decir, sin dejarte determinar tanto por las circunstancias externas.

Tu nivel de felicidad aumenta cuando aprendes a estar consciente en el presente y cuando estás alineada con tu propio ser. Puede ocurrir que una persona sienta que está desconectada de su vocación vital y quiera recuperar las riendas de su felicidad. Pero para ello, desea pensar y reflexionar sobre su situación y sobre los cambios que puede realizar a partir de ahora.

Si te sientes totalmente centrada en el plano de la acción por medio de la ocupación continua, un coach personal puede ayudarte a conectar con el plano del ser.

#2.- Recuperar la motivación en el trabajo

Existen distintos tipos de motivación. En el ámbito laboral, las fuentes de reconocimiento externo aportan un feedback constructivo. Sin embargo, la motivación externa no puede cubrir las carencias internas que tiene una persona y que, por tanto, debe desarrollar su propio potencial para disfrutar del trabajo diario, sin el tedio que produce el cansancio de la rutina. Algunas personas experimentan altas dosis de sufrimiento cuando no encuentran un aliciente de felicidad en su puesto de empleo.

Si estás pasando por una situación de este tipo, con la ayuda del coaching empresarial puedes obtener diferentes beneficios. Te podría ayudar a evaluar la situación y descubrir cómo puedes posicionarte ante la realidad para generar cambios significativos en tu salario emocional. Un trabajador suele incorporarse con un alto nivel de motivación a la empresa en su primer día de oficina, sin embargo, este nivel de implicación decae cuando han pasado varios meses.

Por tanto, un proceso de coaching puede ayudarte a evaluar en qué porcentaje te sientes motivada y qué puedes hacer a partir de ahora para mejorar esa puntuación en un nivel de 0 a 10, por ejemplo. Es decir, un proceso de este tipo también puede estar orientado a la consecución de propósitos significativos como mejorar el nivel de compromiso con tu puesto de empleo, desarrollar habilidades de liderazgo, gestionar una situación de conflicto con un compañero de trabajo, reforzar la búsqueda activa de empleo, montar una empresa o cerrar un negocio.

Pasas muchas horas de tu tiempo inmersa en cuestiones profesionales. Y tu vida laboral influye de forma significativa en tu felicidad general. Por esta razón, un proceso de coaching puede ayudarte a reconducir cuestiones determinadas con el fin de llegar allí donde realmente deseas.

#3.- Te sientes estancada en algún ámbito de tu vida

Una de las principales razones de insatisfacción es el estancamiento personal, esa sensación de seguir en un punto determinado que produce cierto desencanto. El tiempo pasa y la vida avanza, sin embargo, tú sientes que, aunque a tu alrededor la evolución define el cambio real en la vida de las personas, tú te sientes como si hubieses detenido tu paso. El peso de la rutina te recuerda esta zona de confort que no te hace feliz. Si deseas avanzar y pasar página, un proceso de coaching puede marcar un punto de inflexión en tu vida si realmente te implicas.

Este tipo de cambio nunca viene motivado por una cuestión externa, es decir, eres tú quien a nivel interno debes comenzar con este proceso. Tienes que implicarte. De lo contrario, si siempre haces lo mismo, los resultados que obtienes son también idénticos.

Un proceso de coaching no solo puede ayudarte a evolucionar en la dirección deseada, también puede ayudarte a optimizar los días y semanas para gestionar esas jornadas con sabiduría en beneficio del objetivo deseado de encontrar respuestas de evolución personal.

Quieres hacer un uso responsable de tu libertad y de tu responsabilidad para llegar hasta ese estado deseado por medio de un proceso de autodescubrimiento personal. Si deseas mejorar la relación que tienes contigo misma, este plan de acción puede ser una razón para el aprendizaje.

Si deseas crecer a nivel interno, entonces, un proceso de coaching puede ayudarte a avanzar sentando los cimientos de la superación personal.

#4.- Eres feliz, pero deseas serlo más

Existe la creencia equivocada de pensar que aquel cliente que comienza un proceso de coaching es una persona que atraviesa una etapa negativa marcada por la tristeza. Sin embargo, la realidad es que puedes comenzar un proceso de coaching en un periodo de felicidad y alegría, sin embargo, deseas mantener ese estado de ánimo o reforzarlo.

Por tanto, la felicidad es un asunto que motiva un proceso de coaching. Sin embargo, conviene puntualizar que la felicidad no tiene una única forma de presentarse. Sino que cada ser humano tiene su propia aspiración. Aquello que hace sentir bien a una persona, puede no ser la misma razón de felicidad que ilusiona a otra.

Incluso, partiendo de tu propia vida, puede ocurrir que una cuestión te hiciese muy feliz hace cinco años, sin embargo, ahora quieres actualizar tus motivos de felicidad porque ya no te sientes igual. También puede suceder que aquello que hoy es importante para ti no lo sea de la misma forma dentro de una década. Por esta razón, el coaching te ayuda a tomar decisiones siempre desde el presente de tu vida puesto que es en este marco de realidad donde puedes generar cambios con sentido. Ya no tienes influencia sobre tu pasado en tanto que no puedes cambiarlo, sin embargo, sí puedes influir sobre tu realidad actual.

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Hablar ahora con un asesor

Psicólogo Online