Cómo afrontar una separación

afrontar una separación

Cómo afrontar una separación cuando parece que no eres capaz de ser feliz si no es junto a la persona con la que te habías planteado todo… Sí, así de difícil suena, pero has de saber que después de una ruptura, ¡hay vida!

La permanencia en una relación nunca está asegurada. Las relaciones acaban por multitud de motivos: infidelidades, mala comunicación, falta de proyectos comunes o la terminación del amor. Saber cómo superar una ruptura amorosa empieza por aceptar el fin de la relación y del inicio de una nueva vida, sin esa persona a nuestro lado. Es un proceso individual que no tiene un período de tiempo establecido. Ahora bien, existen una serie de pautas que te pueden ayudar cuando vives una ruptura de pareja.

Cuando tu pareja ha puesto fin a la relación

Quizá esta parezca la forma más dura de ruptura: cuando tú quieres seguir y tu pareja es quien pone punto final a lo vuestro. No obstante, cada ruptura es diferente y duele diferente, aunque se puedan encontrar similitudes en las fases de una ruptura. Sigue leyendo para saber cómo afrontar una separación.

#1.- Permítete estar triste

En el desamor, muchas personas no se permiten experimentar la tristeza. A veces, lo hacen bajo la idea de que “Su expareja no se merece que él o ella esté triste”. Sin embargo, la tristeza es una reacción normal y saludable ante la separación. Cuanto te preguntas cómo afrontar una separación no solo se trata de superar la pérdida de una pareja sino también de un estilo de vida. Por ello, es necesario darse permiso para atravesar cada una de las etapas que supone este duelo.

#2.- Acepta y expresa tus miedos

Cuando afrontas un cambio en la vida, los miedos son inevitables. Averiguar cómo afrontar una separación es asumir un cambio más, de modo que tienes que tratar de poner en palabras los miedos que la separación te genera. Algunas de las preguntas que pueden rondar por tu cabeza son: ¿Podré llegar a resultar atractivo/a para otros? ¿Podré volver a confiar en alguien para iniciar una relación?

#3.- Ponte en marcha

Hablábamos de la importancia de no huir de la tristeza, sin embargo, tan negativo es no afrontarla como recrearse en ella. Si te dejas arrastrar demasiado por la tristeza y no tienes herramientas para gestionarla, puedes caer en un hoyo de difícil salida. La tristeza puede hacer que tengas ganas de quedarte en casa, de no comer o de estar en la cama. No debes lamentarte por estar así, pero encontrar alguna actividad que te mantenga activa hará que te sientas mejor. Pregúntate: ¿Qué te gustaba hacer antes de estar con tu pareja? ¿Cuáles son tus aficiones? Si no lo recuerdas o no tenías grandes hobbies, no te preocupes. Empieza escribiendo en una lista varias actividades que te interesen y decídete a probar alguna.

#4.- Relaciónate

Pese a que no tengas las mismas ganas que antes, quedar con tus amigos te ayudará a desahogarte y a compartir tus sentimientos. No solo es una forma de salir del bucle de tristeza sino que verbalizar lo que te está ocurriendo te servirá para asumirlo. Cuéntales tu situación y cómo te sientes. Ahora bien, no permitas que se monopolice la conversación en torno al tema de la ruptura. Este momento puede ser una ocasión ideal para retomar el contacto con antiguos amigos.

#5.- No te sientas culpable

Lo más común cuando alguien finaliza contigo una relación es pensar que tú tienes la culpa de la ruptura. Esto ocurre porque tendemos a recriminarnos aquello que podríamos haber hecho y no hicimos. ¡STOP! Recuerda que cuando uno decide poner fin a una relación no solo piensa en el otro sino también en sí mismo. En una relación existen dos personas. Y el motivo de la separación seguro que es una responsabilidad compartida, no una única parte culpable.

#6.- Perdónate

Pensar que tu expareja es la peor persona del universo e intentar por todos los medios hacerle sufrir, no va a hacer que te sientas mejor. Sin duda, lo que te va a llevar a la superación de la ruptura, es el perdón. Teniendo en cuenta que el perdón no implica reconciliación. Más bien, es un proceso largo y costoso que implica un cambio de actitudes hacia la persona que nos ha hecho daño. Perdonar a tu expareja te ayudará a abandonar una batalla interior en la que es imposible que tú salgas ileso.

#7.- Suplicarle que vuelva

Cuando te dejan, es normal sentir la tentación de suplicar al otro que nos dé una nueva oportunidad. Sin embargo, suplicar amor nunca es la mejor decisión, únicamente prolonga nuestro dolor. Por ello, si el otro ha tomado la decisión de acabar la relación, trabaja para aceptarlo y recuperar tu amor propio.

Cuando eres tú quien ha decidido poner fin a la relación de pareja

Bien sea porque no os lleváis bien o porque de repente te has dado cuenta de que el desamor ha llamado a tu puerta, cuando tú eres quien ha decidido no seguir, lo normal es que sientas un gran peso sobre tus hombros. Para y piensa: lo que estás atravesando es duro. Pero sería peor vivir en una mentira y engañando al otro.

#1.- Adiós culpa

Una separación nunca es un plato de buen gusto para nadie. La culpabilidad tras ponerle fin a una relación es lo más normal del mundo. Además, este sentimiento se puede ver incrementado si nuestra expareja mantiene una actitud de recriminación. Es bueno que seas compasiva con tu expareja, pero piensa que si existen motivos para acabar la relación es por ambos.

#2.- Gestiona adecuadamente tus emociones

Cuando eres tú quien decide finalizar la relación, puedes experimentar emociones contrapuestas que pueden hacerte sentir confusa. Debes tomar conciencia de que si has decidido acabar con la relación es porque es lo mejor para ambos. Ábrete a experimentar todas esas emociones y toma conciencia de ellas. Pero, aprende a gestionarlas adecuadamente sin recurrir a comportamientos desadaptativos como comer en exceso, no salir de casa, etc.

#3.- Perdónate

No te recrimines por la decisión que has tomado o si has podido dañar al otro. Es importante perdonarse a sí mismo para poder seguir adelante. Con este objetivo, visualiza las emociones que te han llevado a sentirte mal contigo misma por tu decisión.

Puede ser el sentimiento de liberación por haber dejado atrás la vida con tu pareja, la envidia, etc. Identifica cuál es la emoción, dónde la sientes, y concéntrate en ella. Luego, trata de pensar acerca de tu parte de responsabilidad. Más tarde, ábrete a la compasión y perdónate.

#4.- Olvídate de las redes sociales

Actualmente, vivimos conectados al teléfono, a Internet, a Facebook. En la era de las redes sociales es difícil no estar al tanto de la vida de nuestra expareja si lo tenemos agregado a una de nuestras redes.

Trata de no pasar mucho tiempo investigando su perfil, restringe las visitas y, sobre todo, no busques explorarle a través de estos medios. El papel de las redes sociales en las rupturas es importante y si puedes controlarlo, evitarás que aparezcan nuevas dificultades.

Cómo afrontar una separación de mutuo acuerdo

Cuando la decisión de tomar caminos diferentes es mutua, el cómo afrontar una separación parece mucho más claro que cuando uno de los dos toma la iniciativa para sorpresa del otro. Siempre merece la pena pensar si hay alguna posibilidad de reconducir lo vuestro a través, quizá, de una terapia de pareja. Aún así, este tipo de rupturas también produce dolor y debe gestionarse dejando que el tiempo tome un rol protagonista.

#1.- No luchéis por encontrar quien es el culpable

Es fácil caer en la recriminación de “Si ha ocurrido esto es por tu culpa”. Sin embargo, cualquier relación requiere reciprocidad y es una ecuación en la que intervienen dos personas. Echar la culpa al otro no es más que una forma evitación de nuestra propia responsabilidad. Asumir que ambos sois responsables de las cosas buenas y malas de la relación.

#2.- Aceptar y soltar

Es increíble lo que podemos llegar a hacer para evitar atravesar una pérdida y, más cuando ha sido también decisión nuestra. No te dejes llevar por la emoción y, párate a pensar: ¿Quiero estar con alguien a quien ya no quiero? ¿Quiero hacer mi vida con alguien con quien no tengo proyectos en común? ¿Cómo afrontar una separación si me aferro a eso que ya no está?

Cuando te das cuenta de las respuestas, eres más proclive a no tratar de manipular al otro con tu comportamiento, a permitir que se marche y a pasar por el proceso de la separación.

#3.- ¡No precipites una falsa amistad!

Cuando habéis decidido finalizar la relación, puedes sentir la obligación de tener que continuar siendo amigos. Esto no tiene por qué ser obligatorio. Es más, es conveniente que os deis un tiempo para aceptar lo ocurrido, que no os llaméis tan frecuentemente y que cada uno tenga su espacio.

A veces, en el proceso de saber cómo afrontar una separación, puede resultar difícil mantener una relación de amistad con tu expareja si existen sentimientos por una de las partes o si la ruptura es muy reciente. Respetad vuestros espacios y, si os encontráis tratad de mantener los límites para que ninguno se sienta incómodo. Es posible que dentro de un tiempo sepas cómo llevarte bien con tu ex.

#4.- No intentes reemplazar a tu expareja

En ocasiones, tras una ruptura tendemos a buscar otras relaciones con las que llenar el vacío que ha dejado nuestra expareja. Pero esto no es el cómo afrontar una separación que tú necesitas. Esto no es lo más adecuado pues interfiere en la aceptación de la pérdida. Está bien que salgas y conozcas gente nueva. Sin embargo, no te comprometas antes de tiempo. ¡No es cierto que un clavo saca a otro clavo!

#5.- No idealices vuestra relación

Es frecuente que tras una ruptura todo lo malo se nos olvide, y tan solo pensemos en los buenos momentos. A la hora de establecer cómo afrontar una separación, es fundamental tratar de ser realistas. Aunque haya habido momentos inolvidables, vuestra relación no era perfecta. De lo contrario, no hubierais tomado la decisión de finalizar la relación. No cometas el error de poner a tu expareja en un pedestal.

En definitiva, la ruptura amorosa, sea de quien sea la decisión, implica un cambio importante en la vida. Si sigues estos consejos podrás afrontar y superar la relación de pareja de forma adaptativa.

Sin embargo, puede que experimentes dificultades durante este proceso, y que la tristeza, la culpabilidad o la obsesión por tu pareja estén interfiriendo en tu día a día. Si crees que este es tu caso, un psicólogo online podría acompañarte durante este proceso.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Cómo afrontar una separación
Scroll hacia arriba