Cómo controlar el estrés

controlar el estrés

Cómo controlar el estrés para evitar que afecte a tu salud es una de las dudas más frecuentes de las personas con estilos de vida agitados.

Sí, es cierto, el estrés afecta de forma negativa a la salud, puesto que la tendencia de acelerar el ritmo cotidiano afecta a tu mente y a tu organismo. Ante esta tendencia de la urgencia y de la prisa como una corriente instaurada en la actualidad, nace la respuesta del mindfulness como una necesidad real.

La atención y la conciencia plena ante el presente es un remedio terapéutico para poner luz a cada instante, siempre desde la perspectiva del ahora como marco de desarrollo personal y psicológico.

El mindfulness tiene su punto de inspiración en prácticas de meditación. Sin embargo, la influencia de esta disciplina tiene un impacto incluso en la salud, como bien muestra Jon Kabat-Zinn, fundador de la Clínica de Reducción de Estrés de la Universidad de Massachusetts.

El programa Mindfulness Based Stress Reduction (MBSR) tiene un efecto terapéutico para paliar los efectos del dolor, cuidar la higiene mental y aliviar los problemas de descanso.

Cómo controlar el estrés por ti misma

Una de las dudas recurrentes tiene que ver con la autonomía de la persona sobre sus emociones: ¿Cómo saber si tengo estrés? ¿Necesito que alguien me diga constantemente cómo controlar el estrés? ¿Y si no sé cómo controlar el estrés igual que el resto de las personas?

Para combatir el estrés es muy importante que comprendas que cada persona es un mundo y que no debes forzar que las soluciones que valen para otros valgan también para ti. A continuación, te damos algunas herramientas frecuentes para comprender cómo controlar el estrés. A partir de allí, has de pensar si son las más adecuadas en tu caso.

#1.- Haz una tarea después de otra

Algo tan básico como esto se ha desnaturalizado por completo en la sociedad actual. ¿Cuántas veces hablas por teléfono mientras haces otra cosa al mismo tiempo? ¿En cuántos momentos te distraes de tu presente porque ya estás anticipándote mentalmente a aquellas actividades que están pendientes de llevarse a cabo? Si quieres saber cómo combatir el estrés, céntrate en investigar cómo controlar el estrés. No te llenes la cabeza de historias o de información que te aleje de tu foco.

#2.- Pon tu atención en lo que estás haciendo aquí y ahora

¿Cómo puedes lograrlo? Concentra tu atención en la información que recibes a través del poder de tus sentidos: la vista, el olfato, el gusto, el tacto y el oído te transmiten estímulos actuales.
Todo tu cuerpo ahora mismo debe estar enfocado en controlar el estrés emocional. No pienses en lo que has hecho esta mañana o en lo que harás dentro de unas horas. No leas este artículo mientras vigilas la tarta que está en el horno o te pintas las uñas. Pon tus cinco sentidos en este texto.

#3.- Utiliza técnicas de relajación

Una de las consecuencias del estrés es que altera tu ritmo de respiración. Encuentra diez minutos para ti, para estar a solas contigo misma. Respira conscientemente, concentra tu atención en este punto. Y siente cómo al hacerlo, liberas posibles tensiones. Aprende a centrarte en el presente gracias a la relajación.

#4.- Observa un objeto

Concéntrate en un objeto que llame tu atención por algún motivo. Contémplalo, observa los detalles, recréate en los matices. Puedes hacer esto allí donde estés.
Puedes elegir un objeto material o, también, practicar este ejercicio de contemplación relajada con un acontecimiento natural, por ejemplo, el atardecer. ¡Olvídate del reloj y, sencillamente, observa!

#5.- Pon amor en las actividades del día a día

Hacer una receta de cocina, peinarte el cabello y ordenar la casa son acciones sencillas del día a día con las que puedes practicar mindfulness. ¿Cómo hacerlo? Pon amor en aquello que haces en cada momento.
Observa en esos pequeños detalles la perfección de cuidarte a ti misma. Pon en valor los pequeños detalles del día a día, esos que pasan desapercibidos con tanta frecuencia ante tus ojos. ¡No des nada por supuesto! Siente la vida que late en lo cotidiano de esos gestos.

#6.- Colorea mandalas o ajusta las piezas de un puzzle

Estas actividades son muy efectivas para entender cómo controlar el estrés, ya que son tan atractivas que fácilmente captan tu atención. Estas actividades pueden resultar el día al finalizar la jornada, especialmente si se vive una situación de estrés laboral.

Date un capricho, que sea un placer, no elijas un libro de mandalas o un puzzle por su precio, sino porque te parezcan bonitos. Muchos seguidores de la conciencia plena dicen que estos pasatiempos son especialmente exitosos si eliges puzzles que muestran la imagen de un paisaje natural, pero nosotros no vamos a decirte eso: elige los puzzles que más te gustan, da igual si son paisajes, animales, comida o superhéroes.

#7.- Siente la interconexión que existe entre el todo y las partes

¿Cuánto tiempo hace que no dedicas unos minutos a observar la inmensidad del firmamento? En una sociedad tan mediatizada por el poder de la pantalla, no pierdas el hábito de mirar hacia el cielo y respirar con calma mientras observas.

¡Siente cómo tú formas parte de ese todo! Esto te ayudará a comprender que el mundo es enorme, muchos más que tus problemas, y te ayudará a relativizar.

Cómo practicar la meditación de forma consciente

Puedes practicar mindfulness entre los fogones, por ejemplo, mientras preparas una receta deliciosa. La cocina es una experiencia placentera cuando aprendes a poner en valor el poder de la nutrición que mima tu cuerpo y tu organismo.

El estrés también ha llegado a la mesa a través de la comida rápida. Puedes aprender cómo superar el estrés a través de la meditación y el arte de cocinar.

Elimina distracciones

Coloca sobre la zona de trabajo, únicamente, aquello que necesitas para elaborar el plato. Recuerda que el orden externo influye en el estado de ánimo interno.

Cocina sin prisa

Olvídate del reloj y céntrate en el paso a paso de esa receta, dando a todas las acciones la misma importancia.

Recrea tus sentidos

Pon conciencia plena a través de la vista, el tacto, el gusto, el olfato y el oído. Párate a notar cómo es la forma, el olor, el tacto y el sabor de los distintos ingredientes. Esto no solo te ayudará a practicar cómo controlar el estrés, sino que mejorará tus habilidades culinarias: cuanto más comprendas las características de los ingredientes, mejores serán tus combinaciones.

Apaga el teléfono móvil para evitar interrupciones

¿Por qué este proceso te ayuda a saber controlar el estrés? Porque activa tu capacidad de estar cien por cien presente en el ahora. Gracias a este paso, también educas a tu entorno: está muy bien que aquellos que te rodean sepan que un “ahora mismo no estoy disponible” puede venir de ti y ser totalmente válido.

Si después de aplicar todas estas pautas notas que sigues sin saber cómo superar el estrés, quizá sea buena idea que consigas ayuda profesional.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

 

Ansiedad

Cómo controlar el estrés
Scroll hacia arriba