Cómo curar la depresión: 5 consejos para conseguirlo

curar la depresión

La depresión es un trastorno que, en ocasiones, no ha recibido la atención que merece. Es una alteración del estado de ánimo que puede impedirte seguir con tu día a día y es necesario enfrentarlo para volver a ser la persona que eras.

Antes de explicarte cómo curar la depresión, queremos centrarnos en el problema en sí, sus causas y sus manifestaciones. El primer paso para que la superes es, precisamente, concienciarte de que la padeces. Muchas personas no identifican sus síntomas y esto puede convertirse en un pozo sin fondo que anula completamente como persona.

¿Qué es una depresión?

Una depresión es un trastorno del estado de ánimo que conlleva una expresión de dolor que se puede manifestar de diferentes maneras, con síntomas psicológicos y somáticos. Si has vivido una depresión o conoces a alguien que la padezca, sabrás que el trastorno incluye la tristeza, el decaimiento, la pérdida del interés, la bajada de la autoestima, la dejadez, el aislamiento y los pensamientos negativos, entre otros.

Por otra parte, destacamos los síntomas físicos o somáticos. Es común que el sueño se altere y se produzcan cambios en el apetito, generando el aumento o la pérdida de peso. Es importante conocer estos síntomas para tener claro cómo curar la depresión.

No es lo mismo padecer una depresión que pasar por una fase depresiva o triste de tu vida. El estrés, la ansiedad o determinados acontecimientos pueden hacer que te sientas decaído. Sin embargo, puede tratarse de un estado pasajero. A lo largo de tu vida, vivirás momentos dulces y amargos; así que, si tu tristeza no dura más de unas semanas, no se considera depresión.

Ahora bien, si ese decaimento y desinterés aumentan a medida que pasan los días, no consigues controlarlos y cada vez te sientes más triste o inseguro, puede que necesites pedir ayuda psicológica y poner de tu parte para afrontar la situación. Eso sí, aprender cómo superar la depresión, es posible y en este artículo te daremos algunos consejos sobre cómo curar la depresión.

Causas de la depresión

Las causas de la depresión son muy distintas. La raíz del problema puede ser genética, puesto que, si tienes antecedentes en tu familia, es probable que tú también la sufras. Las posibilidades aumentan entre el 25 y 30%.

Por otra parte, también están los factores fisiológicos. La reducción de los niveles de serotonina, la conocida como hormona de la felicidad, es común entre las personas que padecen el trastorno. De hecho, muchos tratamientos farmacológicos ayudan a modificar dichos niveles. También se relaciona la depresión con otro tipo de patologías, como la diabetes, la migraña, la amenorrea o el hipotiroidismo. La alteración hormonal del embarazo y postparto puede desencadenar un episodio depresivo.

Otra de las causas de la depresión son los factores personales, ya que influyen directamente en tu estado de ánimo. Si estás pasando un momento complicado, tienes problemas en tu familia o trabajo, has sufrido alguna pérdida o ruptura dura y empiezas a sentir que la situación te supera, es posible que se desencadene una depresión.

Te contamos cómo curar la depresión

Si sientes que la vida ha perdido sentido y ese estado dura varias semanas, pide ayuda. Las soluciones farmacológicas te harán sentir mejor y, en determinados caso, es preciso que las tomes. Sin embargo, lo más importante es conseguir una visión positiva hacia ti mismo, recuperar tu autoestima y tu nivel de actividad para que te sientas capaz de seguir adelante con una visión optimista.

Debes tener en cuenta que no se trata de un proceso rápido y por tanto la paciencia debe ser tu mayor aliada. A continuación te daremos algunos consejos y técnicas para que aprendas cómo quitar la depresión, pero recuerda que es importante que consultes con un profesional de la psicología o psiquiatría.

#1.- Nuevos hábitos en tu vida

La rutina es buena, pero no lo son los círculos viciosos. Si sientes que entras en una especie de círculo que, poco a poco, apaga tu chispa, te aconsejamos que reacciones a tiempo. Haz cambios en tu estilo de vida y comienza a practicar un nuevo deporte o una nueva actividad. Haz cosas que te estimulen, te gusten y despierten tu interés. Te ayudarán a mantener despejada la mente.

Somos lo que comemos, así que es importante que sigas una dieta equilibrada y que te aporte los nutrientes que tu organismo necesita. Hay algunos alimentos que es interesante que incluyas en tu dieta. Sobre todo, aquellos ricos en triptófano, un aminoácido que mejora tus niveles de serotonina. Los lácteos, las semillas de girasol y los frutos secos, como las nueces, el pollo, el arroz integral o el pescado rico en omega 3, son alimentos perfectos para incluir en tu dieta. Evita los ultraprocesados y utiliza tu cocina para preparar la comida de cada día.

El deporte es salud y ayuda a que tu cuerpo segregue endorfinas para sentirte mejor contigo mismo. No hace falta que empieces a prepararte para una maratón, puedes optar por andar o nadar. Puede que lo mejor para ti sea una actividad que puedas practicar junto a otras personas. Ten en cuenta que los episodios depresivos nos aíslan de la sociedad, así que el deporte puede ser la excusa perfecta para socializar.

#2.- Equilibra tu mente con la meditación

Nos preocupamos del cuerpo, pero también tenemos que cuidar nuestra mente. Los ejercicios de meditación te ayudarán a relajarte, explorar en tu interior, ver los problemas desde otra perspectiva y recuperar el control de tu cuerpo. Aprendes a tomar consciencia de ti mismo, sentirte y quererte. En una depresión, muchos de tus pensamientos se distorsionan y necesitas aprender a cambiarlos.

#3.- Metas alcanzables

Ponte objetivos que estén a tu alcance para evitar frustraciones innecesarias. La frustración solo hará que te sientas peor, así que necesitas metas reales para ti. Si has empezado a aislarte porque no tienes ganas de salir con nadie, puedes empezar por quedar a tomar un café con algún amigo que te inspire confianza y te contagie alegría. Poco a poco y con objetivos pequeños  a corto plazo que te devuelvan la seguridad en ti mismo y te hagan sentir bien. Aquí puedes leer más sobre la depresión por soledad.

#4.- Habla y expresa tus sentimientos y emociones

Es verdad que exteriorizar nuestras emociones o nuestros sentimientos nos puede hacer sentir vulnerables. No obstante, solo si compartes lo que te pasa, conseguirás que los demás lo sepan. Si te encierras en ti mismo, lo único que harás será apartarte de la gente que te importa y a la que le importas.

Además, el hecho de explicar lo que te pasa te ayudará a comprenderlo mejor, exteriorizarlo, sacar lo que llevas dentro y entenderlo. Las personas de tu entorno, como tus familiares y amigos, podrán ayudarte a sentirte mejor, acompañarte en tus nuevas actividades y no dejarte sola. Cómo curar la depresión empieza por entender esto. Las personas somos seres sociales. No olvides que los mejores logros siempre son los colectivos, de manera que necesitamos de los demás para poder vivir.

#5.- Haz terapia

La depresión, en función de la intensidad, puede llegar a incapacitarte, de manera que es fundamental que hagas terapia con un psicólogo experto. En este proceso conseguirás tus objetivos y metas, como hacer un nuevo deporte o salir de casa. Sin embargo, es posible que aparezcan recaídas y sientas ganas de abandonar.

Existen diferentes tipos de terapia que te resultarán de gran ayuda para que recuperes la constancia y no te sumerjas en la tristeza o la apatía. Por ejemplo, la terapia cognitiva conductual te ayudará a modificar tus propias emociones y conductas disfuncionales y eliminar tus pensamientos negativos. Gracias a ello, cambiarás también tu actitud y punto de vista y te sentirás más fuerte y capaz de hacer frente a la situación.

Por otra parte, la música consigue despertar muchas emociones en ti. La musicoterapia se utiliza en ocasiones para tratar la depresión. Esto te ayudará a cambiar tu estado de ánimo, así que puedes optar por utilizar los consejos que ofrece para sentirte mejor y para ser consciente de tus sentimientos. Aquí puedes leer sobre la influencia de las mascotas para la depresión.

Curar una depresión no es una tarea sencilla y exige un tiempo. Tienes que ser consciente de que no vas a curarte de un día para otro, sino que lo harás poco a poco. Esa constancia te dará fuerza para seguir adelante. Las pequeñas metas que consigas, serán logros extraordinarios que tienes que celebrar. Alimenta tu mente con pensamientos positivos, a partir de actitudes saludables, y todo saldrá bien.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Cómo curar la depresión: 5 consejos para conseguirlo
Scroll hacia arriba