Cómo eliminar la ansiedad y volver a ser tú mismo

eliminar la ansiedad

La ansiedad es uno de los trastornos más extendidos actualmente. Se calcula que en torno a 300 millones de personas sufren este problema en su día a día, así que no deberías sentirte sola. Además, existen formas de reconducir un estado mental que tiene mucho que ver con la respuesta que das a situaciones cotidianas.

Aquí compartiremos contigo algunos consejos sobre cómo eliminar la ansiedad, para ayudarte a mejorar una situación que puede estar entorpeciendo tu felicidad y la de los que te rodean, teniendo en cuenta que se trata solo de un apoyo complementario a la ayuda de un psicólogo profesional.

Identificar el tipo de ansiedad

Antes de saber cómo controlar la ansiedad tienes que comprender que existen diferentes tipos en función del momento de aparición y de la intensidad de la misma. Esto invita a que nos detengamos un momento para analizar de cerca las variantes de una enfermedad mental que genera fuerte malestar.

La ansiedad es una respuesta adaptativa. Esto significa que se trata de una respuesta natural del organismo ante situaciones que pueden entrañar riesgo o peligro. No hay que alarmarse ante ella, ya que es la respuesta que la evolución ha creado para que cualquier persona pueda estar alerta o evitar momentos que pondrían en riesgo su integridad.

Con todo, este mismo mecanismo puede descontrolarse dando paso a la ansiedad patológica. Es entonces cuando hay que preguntarse cómo eliminar la ansiedad, y buscar soluciones que se adapten a tu problema y que consigan hacértelo olvidar.

Algunos tipos de ansiedad

Dentro de las patologías relacionadas con la ansiedad hay algunas que son más frecuentes y generales que otras. Por ejemplo, la ansiedad generalizada es muy común y se presenta como una continua sensación de nerviosismo y preocupación ante determinados aspectos de la vida cotidiana.

A ello se suman los trastornos de pánico. Estos son más puntuales que la ansiedad generalizada, por lo que es fácil determinar las condiciones que pueden estar conduciéndote a sufrir este tipo de problema.

Las fobias, el trastorno obsesivo compulsivo o el estrés postraumático son también problemas relacionados con la ansiedad que pueden arrojar una sombra bastante importante sobre tu felicidad.

Pese a todo lo anterior, la ansiedad generalizada es la que debemos tener en cuenta aquí. Este problema puede extenderse a todos los momentos y aspectos de tu vida cotidiana, por lo que puede afectar al trabajo, a tu relación de pareja o a la calidad de tu vida social.

Examinar la ansiedad como primer paso para vencerla

La herramienta que te vamos a explicar aquí es muy sencilla. En muchas ocasiones, la ansiedad aparece ante determinadas situaciones que no requieren un examen interno por tu parte.

Con todo, hay que saber cuál es el momento de detenerse a estudiar los motivos que están provocando tu ansiedad. En cuanto notes que el nerviosismo comienza a aumentar, debes dedicar un momento a identificar su fuente. Puede que tengas una importante entrevista de trabajo o una exposición ante tus compañeros. Da igual, lo importante es que determines de forma clara y objetiva de dónde nace un sentimiento que está impidiéndote cumplir con tu rutina diaria.

Es posible que no seas capaz de relacionar tu malestar a una situación concreta. Sin embargo, si sospechas su origen, debes pararte a pensar si lo que te preocupa puede ser solucionado o no, con el fin de detener la espiral de nerviosismo que la ansiedad crea.

Utiliza este proceso para mejorar tus respuestas

Habiendo hecho este ejercicio de introspección, la realidad con la que te encontrarás es que puedes hacer que la ansiedad juegue en parte a tu favor.

Un primer paso que te aclarará cómo vencer la ansiedad es el de simular mentalmente el peor final posible. Pregúntate qué es lo que puede pasar si fallas en tu exposición o si finalmente no consigues un trabajo determinado. Te darás cuenta de que existen diferentes soluciones ante los problemas que aparecen y a partir de aquí irás percibiéndote capaz de controlar y mejorar la situación.

Cómo eliminar la ansiedad controlando las distorsiones cognitivas

Una de las fuentes de ansiedad más comunes son los pensamientos negativos. Estos son conocidos como distorsiones cognitivas que te impiden ver la realidad sobre un asunto determinado, obligándote simplemente a valorar sus aspectos más negativos y haciendo que cada vez te sientas peor.

Cualquier situación está compuesta por una serie de factores positivos y negativos que tienen que ser valorados. Si dejas que la ansiedad te arrastre a olvidarte de las cosas buenas que un momento determinado tiene te verás encerrada en una serie de pensamientos que solo te harán valorar las cosas malas, por lo que la ansiedad seguirá creciendo en intensidad.

Relativiza y no pienses en términos absolutos

Para poner freno a estas distorsiones cognitivas lo mejor que puedes hacer es intentar relativizar las situaciones a las que te enfrentas. Es decir, antes de hacer una catástrofe incluso de las cosas más pequeñas, dedica un tiempo a pensar en la importancia real de lo que estás anticipando. De esta forma conseguirás que tu ansiedad no crezca empeorando la situación en la que te encuentras.

Esto no es un ejercicio sencillo puesto que la ansiedad se caracteriza por la percepción constante de peligro. Sin embargo, existen técnicas para llevar a la práctica esta estrategia. Por ejemplo, evitar términos absolutos de todo o nada es una buena herramienta para conseguirlo.

Prácticamente ninguna experiencia de tu vida arroja valores de negro o blanco. La gama de grises que hay entre ambos extremos tiene que ser valorada para que consigas valorar y encontrar la mejor respuesta al problema.

Anticípate y controla los síntomas

Uno de los grandes objetivos en la terapia para la ansiedad es que las emociones que se desatan en un ataque de ansiedad no te controlen. Al contrario, lo ideal es que una vez que percibas los síntomas de la ansiedad seas capaz de combatirlos sin que escalen y produzcan gran malestar.

No olvides que cuando estás nerviosa o tienes ansiedad tus pensamientos no se generan con la misma facilidad con la que lo hace normalmente. Entonces, atajar una situación de este tipo puede pasar por detenerte un momento para tranquilizar tu mente e intentar, mediante técnicas de relajación frenar los síntomas físicos de la ansiedad.

Te resultará muy útil pensar que ese malestar ya lo has vivido anteriormente y finalmente no ha ocurrido nada, de esta forma te sentirás más capaz de superarlo.

Algunas técnicas adicionales para eliminar la ansiedad

Hay pequeñas prácticas que te ayudarán a encontrar respuesta a la pregunta cómo eliminar la ansiedad. Por supuesto, si llevas un tiempo padeciendo este problema debes consultar con un profesional de la psicología para que determine cuál es el mejor tratamiento en tu caso. Aquí puedes leer una serie de ejercicios para la ansiedad que te pueden ayudar a sentirte mejor.

Cómo eliminar la ansiedad: deporte y meditación

Está completamente demostrado: el deporte reduce la ansiedad de forma importante. El motivo se encuentra en las sustancias que genera tu organismo con el ejercicio.

Al disfrutar de cualquier actividad deportiva harás que el nivel de endorfinas presentes en tu cuerpo aumente. En el lado contrario, el cortisol disminuirá bastante. Esta última hormona es responsable en muchos casos de los estados de nerviosismo y ansiedad, por lo que combatirla con el deporte es algo que no puedes perder de vista.

La meditación es otra herramienta tan accesible como efectiva. Solo tienes que buscar un lugar tranquilo y centrarte durante 15 minutos en tu respiración para que tu mente se libre de muchos de los problemas que están generando ansiedad sin que tú lo sepas.

Cómo curar la ansiedad con tu alimentación

A veces se pasa por alto que hay productos capaces de reducir los síntomas de tu ansiedad. Las frutas, las verduras y los cereales integrales como la avena cuentan con sustancias que han demostrado reducir los niveles de estrés, nerviosismo y ansiedad. Así, tu dieta debe apoyarse en estos productos para que disfrutes de un estado mental más equilibrado.

De igual forma, algunas plantas tomadas en forma de infusión son excelentes para el tratamiento de la ansiedad. Hierbas como la manzanilla, la tila o la valeriana son buenas para conseguir un estado de relajación.

Por supuesto, todo ello no quita que para superar la ansiedad la visita a un terapeuta profesional es necearia. No tengas miedo o vergüenza de buscar la ayuda que necesitas para ponerle fin a tu problema.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Cómo eliminar la ansiedad y volver a ser tú mismo
Scroll hacia arriba