Cómo gestionar la relación con tu pareja durante el aislamiento

aislamiento con tu pareja

Uno de los efectos del aislamiento por la emergencia que el coronavirus ha provocado en nuestro país es el cambio en la rutina de aquellas parejas que conviven juntas. Lo que en un primer momento puede parecer una oportunidad única de compartir más tiempo también supone ciertos riesgos si no se gestiona de forma eficaz.

En una relación es fundamental que existan tanto momentos en común como cierta independencia individual. Esta necesidad tan lógica puede resultar complicada en el momento actual tras la declaración de aislamiento obligatorio debido a la crisis sanitaria.

Por eso, en este artículo, psicólogos expertos nos dan consejos para hacer que la cuarentena refuerce las relaciones y evitar crisis por exceso de tiempo compartido.

#1.- Repartid tareas

Es probable que estéis acostumbrados a un reparto de tareas en función de la situación de cada uno. Aprovechad este momento para revisar todas aquellas labores que aparezcan y rehacer esa división. Esto no sólo favorecerá una rutina positiva, sino que evitará que la situación os sobrepase ya que al estar más tiempo en el hogar probablemente las tareas de cocina y limpieza aumenten con respecto a lo que estáis acostumbrados.

#2.- Momentos para vosotros solos

Puede parecer complicado que encerrados en unos metros cuadrados sea posible disfrutar de momentos en soledad, sin embargo, es un punto importante para reducir las situaciones de tensión. Realizar de forma independiente los hobbies de cada uno hará que la actitud cuando estéis de nuevo juntos sea más positiva. Leer, escribir, estudiar, cocinar o ver alguna serie solos tendrá un efecto beneficioso para la relación. En estos días será clave que aprendáis la manera de echaros de menos.

#3.- Mejorar la comunicación

Algo tan básico como hablar con tu pareja en muchas ocasiones se convierte en un momento preciado y escaso dentro de la vorágine que la rutina habitual genera. Aprovechad esta oportunidad de oro para transmitir desde la tranquilidad vuestras sensaciones y pensamientos sobre la relación. Esto os ayudará a adquirir un patrón de comunicación adecuado que, una vez pasada la crisis, se convierta en un punto fuerte para evitar discusiones por sentimientos mal expresados. Hablad, evitad el reproche y no busquéis culpables sino soluciones.

#4.- Poneos al día de los temas pendientes

El ritmo intenso al que estamos acostumbrados hace que en muchos momentos se mantenga en el tiempo una lista de tareas que no conseguimos abordar. Revisar las facturas, poner las reclamaciones que teníais pendientes, dedicar momentos a bricolaje y decoración o reorganizar el armario son opciones buenas para que os sintáis más realizados en estos días.

#5.- Más tiempo no es más control

Todo lo que en otra situación estamos acostumbrados a hacer solos ahora se hace en un ambiente compartido con tu pareja. Revisar las redes sociales de camino al trabajo, hablar con amigos sobre planes futuros, leer las noticias en el descanso para comer…son ejemplos de acciones que están completamente instauradas en nuestro día a día y, con mucha probabilidad seguirán produciéndose. El hecho de que ahora se lleven a cabo de una forma expuesta puede producir preguntas, interés o incluso control. En este sentido es fundamental que asumáis que más tiempo compartido no puede implicar más control a nuestra pareja porque en situación de encierro es posible que genere mayores sentimientos de agobio y discusión.

#6.- Compartir tiempo de calidad

En muchas ocasiones, los momentos que comparten las parejas son las últimas horas del día y la cena, momento que no deja margen para mucho más que comentar qué tal ha ido el día y próximos acontecimientos relevantes de la semana o tareas pendientes entre los dos. En el periodo de aislamiento, donde en la mayoría de los casos el ambiente familiar se convierte también en lugar de trabajo, es importante separar horarios y que lo laboral no acapare vuestras conversaciones. Hacer algo de ejercicio juntos, probar recetas nuevas, ver películas que teníais pendientes o desempolvar juegos de mesa son buenas ideas para que la cuarentena sea convierta en un tiempo agradable y motivador.

#7.- Potenciar la paciencia

Sin duda este es uno de los aspectos más relevantes, se trata de una situación a la que no estáis acostumbrados ya que disfrutéis o no de ocio en común siempre hay momentos no compartidos. Esto supone una mayor exposición a los defectos del otro junto con la imposibilidad de tomar distancia para relativizar ciertas situaciones. Llevar a cabo ejercicios de meditación o practicar técnicas de relajación puede ser útil para conseguir rebajar los sentimientos negativos y mirar dichos defectos desde la calma para evitar explosiones provocadas por la frustración.

#8.- Haced una lista de planes

Esto también pasará. Dejar volar vuestra imaginación y hablar de todas las aventuras que vendrán después os dará fuerza para afrontar la apatía de estos días. Escribid todo aquello que queréis hacer una vez que la situación mejore; volver a vuestro restaurante favorito, pasear por el parque cuando llegue el buen tiempo, decidir el destino de vuestra próxima escapada, celebrar cumpleaños pendientes o disfrutar de una tarde en familia seguro que forman parte de la lista.

Sin duda, la paciencia y la tranquilidad en estos días serán vuestro mejor aliado para sobrevivir con éxito esta situación. Este mayor contacto os puede ayudar a conocer aspectos de vuestra pareja que desconocíais y potenciar el bienestar entre los dos. Sin embargo, tened en cuenta que el asesoramiento profesional puede ser una opción eficaz si os sentís sobrepasados y que las decisiones precipitadas pueden no ser las más correctas. En una situación de confinamiento, probar una terapia online es una de las maneras de mejorar la convivencia entre vosotros.

Cómo gestionar la relación con tu pareja durante el aislamiento
Scroll hacia arriba