¿Cómo llevarte bien con tu ex pareja?

llevarte bien con tu ex

Sara ha dedicado siete años de su vida a su relación con Ramón. Todo parecía ir bien los primeros años, y tuvieron una hija. Pero la relación se volvió insostenible, discutían constantemente y han acabado rompiendo. Sara siente ahora un dolor muy profundo y mucho rencor. ¿Cómo llevarte bien con tu ex? ¿Es posible?

¿Te suena este caso? Es muy común. Las relaciones de pareja y los conflictos que puedan surgir en ese contexto están entre los asuntos más frecuentes que se tratan en psicología. Somos animales sociales y nos emparejamos, es normal nuestras relaciones nos preocupen. Si podemos mantener una relación de respeto con nuestra expareja, ¿por qué no hacerlo? Así como en muchos casos es posible lograrlo, en otras no lo es y tampoco tiene sentido obligarse a hacerlo.

Cuando llega el momento de la separación, también llega el momento de cambiar muchas cosas. ¿Cómo superar una ruptura amorosa y mantener el buen trato con tu expareja?

La relación con la expareja

Cada pareja tendrá sus motivos para la ruptura. Pero, sea como sea, hay dos maneras de acabar una relación. Una es de manera amable, por las buenas y de mutuo acuerdo. Acaba la relación de pareja y puede empezar una relación de respeto incluso de amistad, donde el buen trato permite la cercanía. La otra manera es con cierto dolor y conflicto. Un enfado que puede ir desde un «me caes mal» sin más repercusión, a algo explosivo y emocionalmente dañino. Muchas personas se preguntan: ¿cómo llevarse bien con tu ex en este caso?

Superar el rencor y el sentimiento de enemistad hacia nuestra expareja hará que nos sintamos mejor con nosotros mismos. Si la ruptura deriva en una relación cordial, es algo positivo para ambas partes. Sin embargo, en muchas ocasiones, no somos capaces porque sentimos el corazón roto y no es necesario intentarlo.

Saber cómo llevarte bien con tu ex tras una ruptura dolorosa puede ser posible con el paso del tiempo y mucha reflexión. Para eso tenemos que localizar aquello que nos hace sentir mal respecto a nuestra pareja. Los profesionales pueden ayudarte a encontrar esas espinas clavadas que te impiden mantener una relación cordial o neutral, en caso de que sea necesario hacerlo por ejemplo por tener hijos en común.

Localizar las heridas es el primer paso para poder cerrarlas. Una vez sanadas, se convierten en algo que queda atrás. Forma parte de tu experiencia vital, pero no arrastras esas emociones contigo. Resolver los conflictos es la mejor manera de encontrar tu bienestar personal, empezar una relación de respeto y entender cómo llevarte bien con tu ex.

La ruptura de la pareja cuando tienen hijos

Esta es una circunstancia delicada, ya que los problemas que tengas con tu pareja son algo que, en lo que tiene que ver con mantener una relación sentimental, solo os concierne a vosotros dos. Así, lo ideal es que ese conflicto se limite a ambos miembros de la pareja, y que los hijos no se vean salpicados por esos problemas. Obviamente, los niños tendrán que aprender a llevar una vida nueva tras la separación, pero de lo que se trata es de que ese sea todo el cambio que tengan que soportar.

Con las separaciones tormentosas, cargadas de negatividad y rencor, los hijos pueden mostrar conductas nocivas, trastornos emocionales, comportamientos violentos, dificultades con los estudios, etc. Tenéis que hacer todo lo posible para llevaros bien durante y después de la ruptura, aunque solo sea para garantizar que vuestros hijos disfruten de un mejor desarrollo emocional. 

¿Cómo llevarte bien  con tu ex?

No es fácil saber cómo superar una ruptura de pareja de muchos años, pero puede merecer la pena trabajar para conseguir una relación cordial con tu expareja, sea por tu bienestar personal y madurez emocional (recuerda: cerrar heridas), o por el bienestar de tus hijos (si los tenéis). Estas son algunas recomendaciones:

  • Rompe los lazos emocionales. Puede haber respeto y cariño, pero lazos emocionales más intensos que eso hacen que la ruptura no sea completa. Si sientes algo por tu ex, analiza tu situación y trata de poner espacio emocional entre vosotros.
  • No te comportes como si fueras su pareja. Ya no lo eres. Los comportamientos que te podrías permitir antes ya no son adecuados. Hay aspectos de su vida en los que ya no tienes por qué meterte, opinar o discutir. Es su vida, y tú debes tener la tuya.
  • Evita las ambigüedades. Es posible que os sintáis confusos respecto a vuestra situación. ¿Cuánta intimidad tendréis a partir de la ruptura? ¿Compartís espacios y vida social? Ten cuidado con estas situaciones y con las señales que envías o recibes, podrían causar problemas.
  • Respeta su espacio. Es posible acabar teniendo una relación de íntima amistad con tu expareja. Pero eso es amistad, nada más. Si establece una nueva relación con otra persona, quizá deberías retirarte un poco para respetarlos a ambos.
  • Si tenéis hijos, fomentad la concordia. Sed flexibles, respetad las opiniones y necesidades de la otra parte, y evitad discutir delante de ellos. Además, en este caso hay que asumir que la relación con la expareja es para siempre, porque siempre compartiréis los hijos, da igual los años que pasen.

La ayuda de la terapia

Ante los altibajos por los que pasa una relación, acudir a una terapia de pareja es una decisión acertada. Pero si la ruptura ya se ha producido, un profesional también puede ayudaros a llevar adelante el «duelo».

Un psicólogo online te proporciona métodos para sanar viejas heridas y confrontaciones. También es útil si empiezan a surgir problemas con los hijos. No dejéis que el final de algo que fue bonito se convierta en el inicio de algo amargo.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

¿Cómo llevarte bien con tu ex pareja?
Scroll hacia arriba