¿Cómo mejorar la autoestima cuando tienes mucha inseguridad?

mejorar la autoestima

Si te sientes condicionado por la inseguridad, puede que esto afecte a tu autoestima de forma visible. Sin embargo, es posible dar una nueva respuesta a aquellas situaciones que ahora mismo te hacen sentir de este modo, y así favorecer que te sientas más capaz aprendiendo cómo mejorar la autoestima.

¿Cómo mejorar la autoestima frente a la inseguridad?

#1.- Identifica las situaciones que te producen vulnerabilidad

Pero analiza también en qué cuestiones te sientes cómoda y segura tomando decisiones. El propósito de este ejercicio es que tengas una visión de contexto, que va más allá de una visión limitante de ti mismo. La inseguridad forma parte de tus sensaciones, pero, sin embargo, no es toda tu realidad. Es importante que lo tengas en cuenta, para no condicionarte de manera negativa.

#2.- Experiencia práctica

Es muy posible que tu nivel de inseguridad aumente con decisiones que tienen un mayor impacto en tu vida. No obstante, puedes comenzar a entrenar una nueva actitud por medio de cuestiones más básicas. Por ejemplo, la elección de la película de cine que te gustaría ver el próximo fin de semana o del destino de las próximas vacaciones.

Si observas tu vida en su perspectiva completa, te darás cuenta de que, a lo largo de una sola jornada, tomas muchas decisiones. Sin embargo, algunas son tan instintivas y rutinarias que las vives de un modo totalmente natural. ¿Y cómo subir la autoestima frente a la inseguridad, si no lo haces a través del aprendizaje de la propia experiencia?

#3.- Construye tu suerte cada día

Tu nivel de inseguridad crece cuando observas el azar como un elemento que engloba factores que trascienden al propio control de tu voluntad. No obstante, la suerte también puede tener otra mirada. Tú eres influyente en tu propio presente a través de las decisiones que tomas cada día. A partir de ahora, puedes incrementar tu nivel de seguridad, si tomas tus decisiones a partir de este principio, que te permite diferenciar aquello que depende de ti de aquello que trasciende tu propia voluntad. Recuperas el control de una situación a través del discernimiento de considerar aquello que puedes decidir y aquello que no responde a una cuestión de la voluntad.

Este es otro de los consejos importantes que puedes añadir a este decálogo sobre cómo mejorar la autoestima.

#4.- Busca el lado positivo del azar

Cuando te cuesta tomar decisiones, por la inseguridad que sientes en algunos momentos, dejas que el azar te bloquee. Cuando, en realidad, este factor también tiene un lado muy positivo. El factor sorpresa es un aliciente fundamental de la existencia. Recuerda la felicidad que has experimentado en distintos momentos de tu vida y gracias a hechos inesperados que dejaron un sabor dulce en tu memoria. Cuando experimentas inseguridad, el presente y el futuro centran tu atención. Sin embargo, el pasado también puede ser un refugio personal para conectar con otros periodos de tu vida.

#5.- Afronta las situaciones que te generan inseguridad

No apliques el método de la evitación como un mecanismo de defensa ante situaciones que incrementan tu inseguridad. Por ejemplo, cuando tienes que afrontar una presentación profesional en público. Por medio de la exposición gradual y controlada de tus propios miedos, adquieres la fortaleza de un aprendizaje de superación constante que mejora tu calidad de vida. Por medio de la propia experiencia, puedes observar situaciones que rompen tus propias creencias de inseguridad.

No se trata de saltar al vacío hacia situaciones que te producen incertidumbre. En realidad, puedes prepararte, mentalmente, para vivir esos instantes con más sabiduría.

#6.- No idealices a las personas aparentemente seguras

¿Crees que los líderes nunca tienen dudas, estrés o inseguridad cuando toman decisiones sobre cuestiones importantes? Todas las personas tienen fortalezas y debilidades. Sin embargo, la clave de la superación en inteligencia emocional reside en actuar, a pesar de todo, en lugar de dejar que el miedo conlleve un bloqueo crónico.

Observa a esas personas seguras de sí mismas y modela algunos de sus comportamientos. Esos ejemplos pueden ser muy visuales para ti. Sin embargo, evita la idealización, dado que, entonces, te sitúas en una posición de inferioridad.

¿Y cómo aumentar la autoestima, en este caso? Con más comprensión hacia ti mismo.

#7.- Márcate un plazo para actuar

La duda es humana y tiene una función positiva, dado que te ayuda a ser más prudente. Sin embargo, no puedes posponer hasta el infinito la toma de decisiones. Un consejo práctico para superar la inseguridad es marcarte un plazo de tiempo específico para reflexionar sobre esa cuestión y tomar tu decisión definitiva.

Durante este periodo de reflexión, puedes pedir consejo a otras personas que te inspiren confianza. Es especialmente recomendable que consideres el criterio de quienes te han orientado de manera positiva en momentos anteriores. Escucha esos puntos de vista y medita sobre esa información. Pero, finalmente, recuerda que la decisión más importante es aquella que tú tomes al respecto, dado que se trata de tu propia vida.

#8.- No existe una única decisión correcta

Cuando tomas una decisión con tu mejor intención, no puedes predecir todo aquello que puede ocurrir a partir de entonces. La vida es una experiencia creativa. En una misma situación posible, distintas personas tomarían distintas decisiones al respecto.

Sencillamente, porque el criterio de cuál es la decisión más adecuada depende de muchas cuestiones: punto de vista propio, factores externos, expectativas, aprendizaje previo, valores y propósitos. Valora tus decisiones como unas manifestaciones de tu propia sabiduría. Incluso aquellas elecciones que te parecen menos acertadas son significativas, ya que, gracias al camino recorrido, has llegado hasta el punto presente. ¿Y cómo mejorar la autoestima a través del pasado? Recordando los instantes felices.

#9.- Toma la iniciativa

Imagina qué aburrida sería la vida si todos los días fuesen unas fotocopias exactas de las mismas rutinas. Uno de los riesgos de la inseguridad es que puedes quedarte anclado en tu zona de confort, por seguir fiel a esta zona que conoces tan bien; y, por tanto, te ofrece una sensación de aparente seguridad. No obstante, cuando se toma la iniciativa para crear nuevas oportunidades y para entender cómo sentirse mejor, también se da el permiso necesario para desarrollar nuevas habilidades personales. ¿Cuál es ese sueño o esa meta que llevas posponiendo durante mucho tiempo?

Empieza a valorar de una manera muy positiva que este es un buen momento para tomar decisiones al respecto. Este es tu tiempo, ya que solo ahora puedes tener la inspiración que necesitas para actuar de manera práctica y realista. Recuerda aquel momento de tu infancia, cuando tomabas decisiones de una manera tan natural al decidir qué juego elegir. Intenta aplicar la metáfora del juego a la propia vida, puesto que, en esencia, lo más importante no es el resultado que obtienes en cada elección, sino disfrutar.

#10.- Visualización consciente

A través del entrenamiento de los ejercicios de visualización puedes ganar la autoconfianza necesaria para verte a ti mismo en aquellas situaciones que, por algún motivo, te producen algún tipo de inseguridad. Intenta recrear con mucha paciencia todas las sensaciones que experimentas en este momento. Encuentra unos minutos cada día para realizar estos ejercicios de visualización que, de forma positiva, puedes practicar allí donde estés.

La visualización es un antídoto vital, ya que te permite verte a ti mismo como tu mejor versión y en ese escenario en el que quieres crecer y evolucionar. ¿Cómo sería el día de hoy, si no tuvieses ningún tipo de inseguridad? ¿Qué harías entonces, si no tuvieses esta sensación? Piensa en ese escenario ideal que puede servirte de referencia práctica en el plano de la acción. Si te preguntas cómo mejorar la autoestima, comienza por este paso.

Cómo tener más seguridad en ti misma

Es difícil incrementar el crecimiento interior desde la improvisación constante. Te recomendamos que te marques objetivos concretos, específicos y realistas. Para saber cómo trabajar la autoestima, comienza tu plan de acción por un propósito sencillo de cumplir. De este modo, te motivas a ti mismo para seguir avanzando en esta dirección deseada.

Da el salto al plano de la acción. La esencia de la vida es práctica. Por tanto, si te refugias en una teoría constante, entonces, no te preparas para el acierto o el error. ¿Qué consejo crees que daría una persona de noventa años a alguien más joven? Es muy probable que le dijese que no se complique tanto la vida a través de hipótesis constantes. Por consiguiente, aprende a fluir; ya que, finalmente, aquello que hoy te parece tan importante es posible que tenga una dimensión totalmente diferente dentro de un tiempo.

Cuando algo te genere inseguridad, intenta relativizar. Traslada esta situación a otro momento de tu vida e imagina que ya han pasado veinte años desde ese suceso. ¿Qué dimensión tendrá ese hecho en la experiencia general de tu vida? Este ejercicio puede ser práctico cuando tiendes a exagerar cuestiones que pueden ser más básicas.

Comienza aplicando aquellos consejos de este decálogo sobre cómo mejorar la autoestima que crees que pueden ayudarte más en un primer momento.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

¿Cómo mejorar la autoestima cuando tienes mucha inseguridad?
Scroll hacia arriba