¿Cómo protegerte de los efectos psicológicos de una cuarentena?

efectos del coronavirus

Tras la declaración por parte de la Organización Mundial de la Salud del coronavirus como pandemia, la preocupación y el estado de alarma se han disparado. En primer lugar, debemos comprender que el cambio de fase ocurre por la extensión geográfica y no por la letalidad del virus y ser conscientes de que el avance de la epidemia y la sobreexposición a la información también supone la aparición de pánico en la sociedad.

Es precisamente la gestión ineficaz del miedo la que puede producir la aparición de efectos psicológicos a medio plazo. A continuación, hablaremos de cuáles son los más frecuentes, así como de los factores que determinan dichos efectos y la ayuda de la terapia psicológica online en estas situaciones.

Efectos psicológicos de una epidemia

#1. Trastorno de estrés postraumático

Este trastorno aparece tras experimentar o ver un evento traumático. En el caso de una epidemia puede ocurrir por el temor intenso al contagio o por la vivencia de la enfermedad en primera persona o en un ser querido.

Al sentir miedo el cuerpo prepara una respuesta de lucha o de huida para protegerse de la amenaza y se producen cambios a nivel físico, emocional y conductual. Pasado el peligro algunas personas se recuperan con normalidad, pero otras mantienen el nivel de ansiedad, incluso es posible que los síntomas aparezcan una vez que todo ha terminado.

La forma y la intensidad de la afectación dependen, entre otras cosas, de aspectos genéticos, situación personal o factores de riesgo de quien se expone a la amenaza. Es muy común en todas las personas que sufren estrés postraumático la reexperimentación de los síntomas, la evitación de lugares o cambios a nivel cognitivo y del estado de ánimo.

#2. Confusión emocional e irritabilidad

Se entiende por confusión la incapacidad para pensar como es habitual en relación con la claridad y rapidez. Puede implicar desorientación o dificultad para mantener la concentración, memoria o toma de decisiones. El estado de confusión emocional puede aparecer en una epidemia tras el aislamiento prolongado o la hospitalización.

Por su parte, es frecuente la aparición de irritabilidad como consecuencia de la frustración que produce una situación. Se caracteriza por una menor capacidad de control que en ocasiones genera arrebatos a nivel conductual o verbal. En el momento actual, la expansión del coronavirus y las medidas adoptadas llevan consigo la ruptura de la rutina habitual y por tanto la privación de actividades de ocio, hecho que sumado al aislamiento produce con más frecuencia el sentimiento de irritabilidad.

#3. Ansiedad

La salud, a nivel general, es un aspecto que provoca con frecuencia cierta ansiedad. Es importante en la situación actual no confundir la angustia por el padecimiento de una enfermedad, comúnmente conocida como hipocondría, con síntomas de ansiedad ante una amenaza.

El miedo a la afectación de la salud por la propagación del coronavirus, aunque pueda desembocar en ella, no puede clasificarse como trastorno de ansiedad por enfermedad puesto que es racional sentir inquietud debido a la inseguridad que produce el desconocimiento de su evolución.

La ansiedad, a pesar de tratarse de una respuesta natural del organismo que nos protege y avisa de los peligros, puede generar malestar a distintos niveles en el organismo. A nivel físico lo más frecuente son palpitaciones, dolores de cabeza, cansancio o mareos, y en el plano psicológico destaca el miedo y la aparición de pensamientos intrusivos.

Estos efectos psicológicos frecuentes en situaciones como la actual por la propagación del coronavirus variarán de unas personas a otras, siendo factores determinantes el hecho de que la cuarentena sea o no voluntaria, el estado emocional previo y la ayuda psicológica en el proceso. Este último aspecto resulta complicado ante medidas como la cuarentena y convierte a la terapia online en una solución eficaz.

Ventajas de la terapia online en la cuarentena

efectos del coronavirus

#1. No interrumpir el proceso terapéutico por la expansión del virus

Una de las grandes ventajas de la terapia online es el mantenimiento de las sesiones independientemente del lugar en el que se encuentren paciente y terapeuta. Este aspecto, que por lo general aporta valor para personas que viajan con mucha frecuencia, tienen difícil acceso a la terapia presencial o disponen de una agenda muy compleja, se ha convertido en un recurso útil en la situación actual de expansión del virus.

El hecho de que se vea limitado el contacto físico para frenar el contagio ha supuesto el cierre de clínicas de psicología y, por tanto, en muchas ocasiones la interrupción del proceso de mejora de muchas personas.

#2. Comenzar la terapia

Esta restricción de la actividad a nivel presencial también supone que aquellas personas que quieran dar el paso de comenzar una terapia, ya sea por factores previos o porque la situación actual produce un empeoramiento del estado emocional, se encuentren con ciertas limitaciones. En este sentido, la terapia online ofrece la profesionalidad de la terapia presencial y la comodidad e intimidad de llevarla a cabo desde donde quieras.

#3. Acceso a consejos profesionales en crisis sanitarias

Las crisis sanitarias conllevan incertidumbre, y lo desconocido por lo general produce miedo. Tener la posibilidad de acceder a un profesional al que transmitir las preocupaciones, sentir soporte emocional durante la cuarentena o enfermedad o aprender a detener los pensamientos catastrofistas hace de la consulta psicológica online una alternativa beneficiosa.

#4. Gestión de situaciones provocadas por la cuarentena

La cuarentena puede producir la aparición de situaciones que en el transcurso diario no ocurrirían, es el caso de la ansiedad por el aislamiento, problemas de pareja en la convivencia o la separación de familiares. Poder hablar con un profesional de la salud mental permite no solo establecer comunicación con un agente externo en el aislamiento sino mejorar el nivel de bienestar emocional.

A pesar de que una epidemia puede producir los efectos psicológicos comentados previamente, es necesario recordar que el coronavirus a estas alturas ya está identificado y estudiado, existen pruebas para detectarlo y no tiene un porcentaje elevado de mortalidad. No obstante, el miedo puede producir bloqueo emocional y la ayuda psicológica permite afrontar la situación de un modo beneficioso.

En la situación de confinamiento probar una terapia online puede ser la mejor alternativa para superar el estrés y la ansiedad desde casa.

¿Cómo protegerte de los efectos psicológicos de una cuarentena?
Scroll hacia arriba