Cómo superar la agorafobia desde casa

superar la agorafobia desde casa

Si te interesa saber cómo superar la agorafobia desde casa, el primer paso es comprender qué te está pasando y por qué te asusta tanto. La agorafobia forma parte de los trastornos de ansiedad y una de sus mayores expresiones es el miedo a salir de casa.

Ese temor intenso a estar en lugares públicos donde es complicado escapar o pedir ayuda no sólo tiene que ver con estar “en la calle” o con el espacio físico en sí. Para entender cómo superar la agorafobia, hay que tener claro que este trastorno implica el temor a espacios abiertos en los que la persona está sola, a zonas concurridas con mucha gente, o incluso miedo a simples puentes. Estar en alguna de estas situaciones puede llevar al individuo con agorafobia a sufrir ataques de pánico.

La agorafobia es tan amplia, que en ocasiones se dice que es miedo al propio miedo. Cuando un paciente con agorafobia se enfrenta a una situación tensa puede derivar en un ataque de pánico, y esto puede producir que el paciente desarrolle miedo al propio ataque de pánico. Esto se convierte en un círculo vicioso que obstaculiza la vida cotidiana.

Por qué es importante saber cómo superar la agorafobia

La agorafobia supone un gran malestar, ya que durante los ataques de pánico, la persona sufre una experiencia de angustia que puede ser tan intensa como la sensación que se tiene al sufrir un infarto.

Por desgracia, se desconoce cuál es la causa de este trastorno, pero se ha establecido en ocasiones una relación entre el trastorno y un ataque de pánico inicial. Es decir, la persona sufre un ataque de pánico por algún motivo puntual y, a partir de ese momento, el miedo a que la situación vuelva a suceder se repite sistemáticamente, lo que le lleva a temer situaciones que le lleven a sufrir otro ataque de pánico.

Por otro lado, hay una serie de desencadenantes que pueden ser el origen de este trastorno psicológico. Entre ellos encontramos: el miedo a un infarto, a morir, a hacer el ridículo delante de gente, a no tener ayuda cerca, a desmayarse…

Casi cualquier cosa puede ser objeto de temor y desencadenar un cuadro de agorafobia. El temor a experimentar algunas de estas situaciones hace que la persona las intente evitar para no exponerse al peligro, por lo que progresivamente va acotando su libertad.

Principales síntomas de la agorafobia

Algunos de los síntomas de agorafobia pueden ser el dolor torácico, la asfixia, el mareo o desmayo, sentir el corazón acelerado, temblores, sudoración, náuseas o incluso dificultad para respirar.

Por otro lado, estos síntomas se relacionan con otros no físicos, por ejemplo, la dependencia de otras personas, el miedo a quedarse solo, no querer acudir a lugares en los que se piensa que no se tendrá ayuda, tener miedo a hablar en público… son algunos motivos que producen ansiedad en la persona que sufre de agorafobia. La agorafobia tiene en común con la fobia social la manera en la que se van ampliando las situaciones a evitar, pudiendo llegar al aislamiento.

Lo que con más facilidad nos ayuda a diferenciar la agorafobia de otros trastornos de ansiedad o de otra fobia, es que suele ser muy frecuente que la persona se encierre en casa para no exponerse a ninguna de las situaciones mencionadas anteriormente, por lo que es necesario que se trabajen los niveles de ansiedad y miedo para poder superar dicha dificultad.

Por ello, no vamos a hablar de cómo superar la agorafobia en general, sino de cómo mejorar desde casa, es decir, cómo empezar a generar una mejoría en un paciente que esté tan afectado que no pueda ni siquiera salir a ver a un psicólogo para llevar adelante una terapia.

Cómo superar la agorafobia con terapia desde casa

El principal objetivo del tratamiento de agorafobia es lograr que la persona se sienta mejor y haga avances progresivos. Es decir, que vaya disminuyendo su grado de miedo a salir de su encierro voluntario.

A pesar de que hay diferentes grados de este trastorno, es muy frecuente que para el tratamiento se combine la terapia conductual cognitiva con medicamentos. Por un lado, la decisión de buscar ayuda psicológica puede ser tomada por el paciente en cualquier momento. Por el otro, la terapia farmacológica sólo compete a un profesional de la salud mental y todos los medicamentos relacionados con este trastorno han de conseguirse bajo estricta receta y supervisión médica.

La terapia psicológica es muy importante, ya que se trabaja directamente con el paciente para poder modificar sus pensamientos y controlar la ansiedad y el miedo.

Asimismo, es posible trabajar desde casa algunos aspectos que ayudarán a la persona que sufre agorafobia a progresar. A continuación, te presentamos algunos de esos consejos adicionales al tratamiento de agorafobia.

La ayuda del psicólogo online

Los pacientes cuya agorafobia dificulta seguir una terapia presencial, saliendo de casa, conseguirán con un psicólogo online:

#1.- Analizar qué es lo que produce ansiedad

Y aprender algunas técnicas que permitan a la persona afectada manejar situaciones en las que se encuentre ansioso. Por ejemplo: controlar la respiración, practicar meditación, relajación muscular…

#2.- Motivarse para llevar una vida saludable

Que además del objetivo de superar la agorafobia involucre la práctica de ejercicio físico, dormir lo suficiente y llevar a cabo una buena alimentación.

#3.- Leer sobre agorafobia

Esto ayudará, pues cuanto más sepa la persona afectada, más fácil será que pueda controlar lo que sucede y sepa cómo actuar.

#4.- Activarse para ver películas

Elegir historias positivas y optimistas sobre grandes ciudades o lugares en los que se concentren multitud de personas, como estadios de fútbol, Navidad o Nueva York hará que no se asocie cosas negativas a ello.

#5.- Controlar la anticipación

Disminuir la tendencia a anticiparse e imaginarse cosas que pueden pasar. En ocasiones, la persona con agorafobia puede angustiarse con el solo hecho de imaginar qué puede pasar en una situación futura. Por eso es clave que el paciente sea realista y aleje el pesimismo. Debe trabajar esa anticipación de los pensamientos negativos.

#6.- Abrir la veda de los estímulos visuales

Vencer el miedo a seguir en las redes sociales cuentas en las que se vean espacios amplios y urbanos. Por ejemplo, una cuenta de fotografías de su ciudad en Instagram.

#7.- Salir de casa, a su debido tiempo

Reunir el valor para ir a conciertos y espectáculos muy concurridos, ya que de esta forma se relacionarán estos lugares con emociones positivas.

#8.- Encontrar apoyo

Buscar grupos de personas en Internet que tengan el mismo trastorno u otro tipo de fobias, de tal manera que se puedan compartir experiencias y consejos, creando vínculos con otras personas. Esto será útil siempre que vaya acompañado de un tratamiento profesional.

#9.- Llevar un registro

Anotar cuáles son las situaciones que provocan miedo e ir trabajándolas poco a poco. Es conveniente anotarlas en función del grado de miedo que provocan, y una vez realizada la lista, será necesario ir enfrentándose a dichas situaciones, comenzando por la más suave. El apoyo de un psicólogo experto en esta fase, al igual que en la superación de una fobia específica, es fundamental puesto que la exposición a la situación temida hace que el malestar aumente y los síntomas aparezcan.

En definitiva, el trastorno de la agorafobia puede tratarse, y en la mayoría de casos, las personas que la sufren pueden recuperarse y volver a llevar una vida normal con ayuda profesional y los consejos adecuados. Si sufres de agorafobia o conoces a alguien que esté pasando por este trastorno, no lo dudes, da el paso de buscar apoyo psicológico para combatir la agorafobia desde casa.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Cómo superar la agorafobia desde casa
Scroll hacia arriba