TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Duelo

Cómo superar una muerte

Si hay algo que debemos tener claro es que existen diferentes tipos de muertes. Y no, con esto no nos referimos a la causalidad en sí, sino a la forma en la que sucede. Saber cómo superar una muerte es un camino complicado. Es importante diferenciar aquellas muertes que suceden de manera repentina y aquellas que sí son esperadas.

La realidad es que la forma de afrontar la pérdida es muy distinta y por tanto su duelo también se ve afectado por lo esperado que sea el fallecimiento. Por ello, en este artículo, vamos a diferenciar entre estas dos casuísticas para dar consejos más concretos.

Cuando el fallecimiento es esperado

Gracias a los avances médicos, por norma general, todos somos conscientes de nuestro estado de salud. Por lo que si tenemos una enfermedad grave tanto nosotros como nuestros familiares cercanos y allegados lo sabrán.

El hecho de que este fallecimiento no sea una sorpresa absoluta, no implica que este tipo de pérdida duela menos a los seres queridos, sino que se afrontan de otra forma porque nuestra mente lleva más tiempo contemplando esa posibilidad.

Aproximación al concepto del duelo anticipado

Normalmente, cuando ocurre un fenómeno de este tipo se debe a que la persona padecía una enfermedad irreversible, sin cura o crónica. Pues bien, debemos partir de la base de que esta noticia ya es un duro golpe tanto para el enfermo como para su entorno. En este momento ya se pone sobre la mesa el hecho de que probablemente, la enfermedad de la que se trate será la causa de su muerte.

Realmente, la concepción de muerte en este momento es prácticamente inconsciente. Pero ciertamente ya es algo que se ha contemplado aunque no sea de una forma explícita.

También se da este duelo anticipado cuando, ante una enfermedad grave, el médico informa a la familia de que la persona no podrá recuperarse. En casos como puede ser el cáncer incluso se llega a estipular un tiempo medio de vida para el paciente. Algo que, por una parte, supone un fuerte dolor para la familia y, por otra, les previene y prepara para lo que inevitablemente ocurrirá.

Pues bien, el duelo anticipado es ese estado anímico que se experimenta al recibir la noticia. Ese daño producido por la pérdida de esperanza. Pero que a la vez nos insta a disfrutar de todos los momentos que podamos vivir con nuestro ser querido.

De hecho, en muchas ocasiones esto permite a los familiares resolver trámites y cuestiones relacionadas con el fallecimiento. Ciertamente, los expertos coinciden en que el duelo anticipado, aunque muy duro, puede ser beneficioso para la familia ya que la muerte se contempla desde antes de que ocurra. De esta manera, cuando sucede, la mente y el cuerpo están más preparados.

Etapas del duelo anticipado

Hay tres etapas que se componen este duelo. Debes tener en mente que este es totalmente diferente al duelo que se da tras el fallecimiento. Por ello, no debes buscar similitudes sino analizar tu situación para saber si lo has sufrido alguna vez o lo estás sufriendo.

- Conocimiento del diagnóstico: por norma general, cuando los familiares son informados de la gravedad de la enfermedad se da una corriente de incredulidad. Esto suele degenerar en negación, ira y rabia. La situación de los allegados suele ser de shock emocional en esta primera etapa.

- Evitar la realidad: esta es la segunda etapa en la que los familiares tratan de buscar otros diagnósticos, se buscan responsables de lo que ha pasado, así como otras alternativas. Realmente es en este momento en el que se asimila la enfermedad, pero antes se experimentara estrés, depresión y tristeza. Esto se alternará con un excesivo interés y preocupación por la persona enferma.

- Reorganización: la enfermedad seguirá avanzando y la familia se irá adaptando poco a poco a la nueva situación aunque siempre sentirás que la esperanza no se ha perdido. En esta etapa se empieza a imaginar la vida sin el ser querido, incluso se harán intentos para acostumbrarse a su ausencia y asumir la futura falta.

Consejos para afrontar el duelo anticipado

Aunque los profesionales aluden a que puede ser beneficioso este duelo ya que ayudará a los familiares a adaptarse a la pérdida con mayor rapidez, también este puede volverse conflictivo, sobre todo si el desenlace tarda en llegar. Así pues, has de seguir algunos consejos para saber cómo superar una muerte de este tipo y evitar que esto se convierta en un problema para ti.

- Vivir el presente y disfrutar de los momentos que queden con la persona convaleciente.

- Consultar a los médicos sobre cualquier duda acerca de los cuidados y tratamientos de la nueva etapa.

- Escuchar al enfermo y todas sus preocupaciones y prioridades. Ante todo debes pensar que el mayor afectado es él.

- Expresar los sentimientos: con familiares y amigos sin limitaciones. El sentimiento de incertidumbre puede ser muy duro, por lo que hablar sobre todo lo que pueda afectarte es importante.

- Evitar que la enfermedad os absorba y se convierta en el centro de la vida familiar y social. Llevar a cabo actividades que despejen al enfermo y a sus familiares.

Cómo superar una muerte repentina

Frente a aquellos fallecimientos que son más o menos anunciados con antelación se encuentran aquellos que nunca se habrían imaginado. Estas pérdidas son especialmente difíciles de superar si no se tienen las herramientas adecuadas.

Por este motivo, vamos a centrarnos ahora en una serie de consejos que te ayudarán a sobrellevar la muerte inesperada de un ser querido y las fases del duelo. Es cierto que nada podrá solucionar la pérdida pero sí te ayudarán a atravesar las etapas del duelo sin que aparezcan dificultades añadidas. 

#1.- Acepta la realidad

La primera reacción que experimentarás será la negación o de lo que ha ocurrido. Dado el shock ante lo sucedido, es normal que esto suceda. Pero no debes dejar que se mantenga en el tiempo.

Por el contrario, debes asumir cuanto antes lo que ha sucedido para poder superar el duelo de la forma más liviana posible.

#2.- No pienses en el tiempo

El duelo tras un fallecimiento suele durar entre 6 meses y un año. Así pues, no debes meterte prisa a ti mismo para superarlo y volver a la normalidad lo antes posible.

Debes darle el tiempo suficiente a tu mente y a tu cuerpo para hacer la transición necesaria hacia la nueva etapa.

#3.- Rodéate de tus seres queridos

Por mucho que te apetezca estar solo en momentos así, debes hacer un esfuerzo por relacionarte con tus allegados de vez en cuando. Apoyarte en ellos te ayudará también a distraerte con otros asuntos sin necesidad de hablar de lo sucedido. 

#4.- Cuídate a ti mismo

En muchos casos la desgana y tristeza te impedirá cuidarte como hacías antes. Ante todo, no debes dejar tus rituales de alimentación, higiene ni de actividad física a un lado.

Por el contrario, debes mantenerlos para que te ayuden a sentirte bien y verte bien. Esto es muy importante para que te sientas capaz de seguir adelante en el proceso del duelo. 

#5.- No te sobreesfuerces

Para adaptarte a esta nueva etapa no es necesario que estés continuamente pensando en lo que deberías hacer para estar mejor. Esto puede llegar a saturarte y se convertiría en otro problema derivado de tu pérdida.

Déjate descansar, reflexionar y estar tranquilo durante un tiempo. No te agobies si tienes tareas atrasadas pero no tienes ganas de hacerlas. Simplemente deja que todo fluya y no te añadas presión.

#6.- Acepta lo que sientes

En este aspecto existen dos casos que hay que recalcar. El primero de ellos es la persona que no se siente todo lo mal que creía que se sentiría. Si te ocurre esto, recuerda que no hay ninguna pauta acerca de cómo ha de sentirse alguien ante una pérdida. Por tanto, no te obsesiones y deja que tus sentimientos fluyan sin más.

El segundo caso es el de la persona que cree que se siente demasiado mal. De nuevo, deberás pensar que cada uno tiene una condición y una forma de afrontar los problemas. Por tanto, no te preocupes si te sientes que la situación te genera una tristeza excesiva puesto que es algo perfectamente normal.

Si lo necesitas, acude a un profesional

Por último, debemos destacar algo muy importante y que muy poca gente se plantea cuando sufre una pérdida de un ser querido. Nadie podrá asesorarte, escucharte y tratarte como un psicólogo profesional en esto.

Si quieres reflexionar sobre tu pérdida, este test de duelo te ayudará a saber en qué momento te encuentras. Ante una pérdida, asumir el sufrimiento no es sencillo pero un especialista te puede dar claves para que aceptes los sentimientos de una forma eficaz. 

Por tanto, si sientes que no sabes cómo superar una muerte de un ser querido no dudes en buscar ayuda en el duelo por parte de un profesional. 

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Hablar ahora con un asesor

Duelo