¿Cómo superar una relación tóxica?

superar una relación tóxica

Saber cómo superar una relación tóxica empieza por ser capaces de detectarlas. Aunque todas las parejas tienen sus pequeñas aristas sin importancia, existe un tipo de relación que lleva al dolor de una o a ambas partes. ¿Sabes qué es una relación tóxica? En este artículo abordamos este tema y cómo salir de ella.

¿Cómo son las relaciones tóxicas?

Las relaciones tóxicas se caracterizan por el ejercicio del poder abusivo de una de las partes sobre la otra. Esto no entiende de sexos: el abuso puede venir tanto de la mujer como del hombre. A veces las señales son muy claras, como la agresión física o verbal que evidencia una situación de maltrato. Sin embargo, existen otras relaciones en las que la violencia no es tan evidente, pero no por ello menos dañina o peligrosa.

El carácter difuso de este maltrato provoca que muchas veces sea ignorado o se le quite importancia. Muchas víctimas hasta pueden justificar el comportamiento de sus parejas, identificando su situación como normal o, como mucho, una molestia. Pero no como abuso o maltrato.

Quizá, para algunas personas, pensar en cómo salir de una relación tóxica sea algo difuso, tan complejo, que cuesta verlo con claridad. En ese caso, lo mejor es ir enumerando las señales de que tu pareja es tóxica y elaborar un plan para salir de cada una de esas señales. Al final, poco a poco, habrás acabado con la relación tóxica y podrás iniciar el proceso de recuperación. Pero, ¿cuáles son las señales de una relación tóxica?

Control, celos y aislamiento

La persona tóxica va ganando terreno en la vida de su pareja, ejerciendo un control cada vez más exhaustivo de todo lo que hace y de las personas con las que está. Por ejemplo, puede investigar tu actividad telefónica y digital, como llamadas, contactos, redes sociales, correo, etc. Incluso puede llegar a observar y controlar tus gastos.

La persona tóxica poco a poco toma el control de todo lo tuyo, decidiendo tus actividades, horarios, economía, vestuario, peinado o forma física. Pero también consigue controlar tus emociones y sentimientos.

Tu vida se convierte en su vida, porque solo te permite hacer cosas relacionadas con sus intereses y obsesiones. En una relación tóxica suele aparecer maltrato emocional, los límites del respeto no están claros, llegando a enfados o prohibiciones para quedar con tus amistades, visitar a tu familia, tener actividades de ocio propias o verte con los compañeros de trabajo o estudios. Si estáis en una reunión con más gente, debes tener especial cuidado para no decir nada que pueda molestarle.

En definitiva, la víctima se convierte en una persona incapaz de decidir nada sobre su propia vida. La persona que domina la relación tóxica actúa con paternalismo y piensa que debes agradecerle sus abusos y exigencias, que disfraza de cuidados.

Agotamiento emocional

Emocionalmente es un pozo sin fondo, donde das y das sin recibir más que continuas discusiones, críticas e incluso humillaciones o menosprecio. Nunca es suficiente y tienes la culpa de todo lo malo que le pase. Lo diga de una forma directa o no, tú sensación de no ser capaz de estar a la altura o de fallar continuamente aumenta por sus insinuaciones.

Las víctimas llegan a creer que no son nada sin su pareja e incluso justifican su actitud ante terceros. Llegan al final del día agotadas, con toda la energía absorbida por un «vampiro emocional».

Chantaje emocional

Estos vampiros emocionales se hacen las víctimas culpándote de que les vaya mal, negando tu parte cuando les va bien o diciendo que les iría mejor con otra persona. Usan el chantaje emocional constantemente, amenazando con irse de casa si no haces esto o lo otro. Te ponen contra la espada y la pared, para que siempre elijas lo que les conviene. Siempre debes ceder a sus exigencias directas o indirectas.

El victimismo continuo hace que al final te sientas culpable y te percibas de una forma negativa. Tú piensas que no tiene razón pero sus palabras pueden hacerte dudar, terminando incluso en el papel de pedir perdón por lo ocurrido.

Esperanza por el futuro

Tú eres consciente de que la relación que vives no es sana y seguramente también pienses que podrías ser más feliz con una persona que te trate diferente, pero no te ves capaz de dar el paso. Es tan fuerte el enganche que sientes que estás segura de preferir ese sentimiento al de acabar con la relación porque es posible que sientas miedo al abandono.

Tu entorno también sabe que te mereces algo mejor y que hay comportamientos que no deberías permitir, pero te sorprendes a ti misma defendiendo cosas que sabes que no están bien y que tú misma criticarías si vieses en la relación de una persona cercana. Seguramente te repitas con mucha frecuencia que la situación va a cambiar, que será una época mala o que debes perdonar ese trato porque tú también haces cosas mal.

Es importante tener en cuenta que en muchas ocasiones la relación es tóxica en ambas direcciones, y que las amenazas, reproches y faltas de respeto salen de las dos partes de la relación.

Cómo salir de una relación tóxica

Cuando una relación tóxica se mantiene en el tiempo puede aparecer maltrato emocional. Agotamiento y tristeza constantes, miedo, baja autoestima (una herramienta perfecta en manos de los manipuladores), pérdida de identidad, tensión diaria y otros síntomas similares son comunes en las víctimas de una relación tóxica. ¿Cómo alejarse? Aquí te enseñamos cómo superar una relación tóxica.

Identificación del problema

Muchas víctimas ni siquiera llegan a preguntarse cómo superar una relación tóxica, porque justifican su situación o le quitan importancia. Y todo por amor. Pero el verdadero amor no es eso. La primera clave para evitar una relación tóxica es desenmascararla y muchas veces eso implica que nos quitemos nuestra propia venda. Si no reconoces tu situación, no podrás cambiarla.

Analiza tu vida e identifica las señales mostradas y otras similares. Documéntate y escucha la opinión de otras personas si no lo ves claro (por cierto, ¿tu pareja te permite hacer esto?) y desenmascara al vampiro emocional. Escucha a tu corazón, ese que está ya tan escondido y amedrentado. Aquí puedes leer más sobre manipulación emocional.

Enfréntate al miedo

El miedo a perder a la persona amada, a cambiar de vida o a la soledad paralizan a muchas víctimas en su andadura para establecer cómo superar una relación tóxica. Busca la valentía y apóyate en personas de confianza (tu familia y amistades propias, no las de tu pareja) o profesionales de los servicios sociales o servicios de salud. Estas personas pueden ayudarte a no desviarte del camino, te escucharán y sustentarán cuando tengas miedo y flaquees.

Planta cara al miedo, porque lo que hay después de una pareja tóxica es mejor que lo que tienes con ella.

Piensa en lo que vendrá

Imaginar como será tu vida dentro de un tiempo, cuando hayas superado el duelo por la ruptura de la relación, te dará fuerza para seguir investigando cómo salir de una relación tóxica y te reafirmará en que tu decisión era la correcta. No importa si ves ese futuro con otra persona o sola, lo importante es que recuperarás toda esa felicidad que has perdido en este tiempo.

Ser capaz de cortar una relación tóxica supone un antes y un después en la ilusión con la que vives. Además, con el tiempo descubrirás que estabas luchando contra algo por amor cuando en realidad en esa relación no existía amor sino dependencia. En tus próximas relaciones, empezarás teniendo una idea clara de cómo salir de una relación tóxica y esto te hará sentir más seguridad, porque puedes ofrecerte tu propia protección.

En definitiva, para salir de una relación tóxica, es necesario ser valiente y pon límites. Acaba con la sumisión y la culpa. Recupera el control de tu vida y de tu futuro. Es el momento de poner distancia emocional y física, así que quizá debas aplicar la desconexión total: aléjate y siente cómo la energía vuelve a ti.

Sí, es difícil desengancharse de la persona a la que quieres. Pero cuando el amor duele así, no es amor. En el proceso de superación de una relación tóxica muchas veces es necesario el papel de un profesional que te ayude a analizar la situación y te apoye en el camino de volver a ser tú.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

¿Cómo superar una relación tóxica?
Scroll hacia arriba