Cómo trabajar la autoestima de una forma sencilla

trabajar la autoestima

El propósito de aumentar la autoestima es importante a cualquier edad y en cualquier momento. En este artículo, puedes leer consejos básicos para incrementar tu amor propio de manera sencilla. ¿Cómo lograr este objetivo?

¿Y cómo trabajar la autoestima? 10 consejos prácticos

#1.- No te compliques

Recuerda el título del libro de Rafael Santandreu: El arte de no amargarse la vida. Este título, que ha sido un éxito de ventas, te da un mensaje esencial de felicidad. Deja el drama de lado, aparca las quejas y las exageraciones.

Simplifica a través de tu actitud. ¡No dejes que los pensamientos negativos te arruinen el momento! Intenta buscar el lado cómico de las circunstancias, busca una interpretación divertida de la realidad. Haz que tu vida sea bonita. Empieza siendo amable contigo misma todos los días de tu vida. ¿Y cómo trabajar la autoestima cuando tienes un mal día? Simplifica las dificultades.

#2.- Cultiva tu talento

¿Cuál es tu vocación profesional? ¿Cuáles son las cualidades en las que destacas? ¿Qué habilidades tienes? Cada persona tiene un talento que le hace ser única e irrepetible. Cuando identificas ese don y lo cultivas, estás cuidando la semilla de tu propia autoestima. Por ejemplo, si te encanta la lectura, entonces, puedes asistir a un club literario.

Si te gusta cocinar, disfruta del fin de semana como un momento idóneo para elaborar nuevas recetas saludables. Es decir, haz cosas que te gustan. Y, además, dedica más tiempo a hacer esas cosas que te encantan. La vida es tiempo. Y los meses pasan rápido como puedes comprobar por tu propia experiencia vital. En ese caso, un principio del cambio en la filosofía de vida personal es invertir más minutos en motivos de satisfacción.

Recuerda que para saber cómo tener autoestima a pesar de los defectos tienes que darle importancia a tus virtudes y saber cómo puedes cultivarlas y alimentarlas.

#3.- Despide el día con un tiempo de gratitud

La rutina de escribir un diario de reflexiones al cerrar cada jornada puede ser terapéutica si te encanta escribir. De hecho, no es necesario anotar nuevas frases cada día. Sin embargo, si consideras que es poco realista asumir el compromiso del autoconocimiento a través de este diario, entonces puedes hacer un repaso mental antes de dormirte poniendo el acento en la belleza de este día que has vivido y que, por tanto, pasa a formar parte de la historia de tu biografía.

Tu autoestima mejora de forma notable cuando creas este anclaje de decir adiós a cada jornada desde la mirada del amor hacia la vida vista como un regalo. ¿Y cómo trabajar la autoestima si no es a través del gesto de dar gracias a la vida cada día?

#4.-No puedes agradar a todo el mundo

Un punto fundamental para acabar con la autoestima baja es no poner tu felicidad en la opinión de los demás. A partir de ahora, prioriza tu propio criterio. No se trata de ser egoísta sino realista. La vida se vive en primera persona. La autenticidad en la toma de decisiones es un beneficio para tu presente y tu futuro.

Imagina la tristeza que tiene que sentir una persona que se encuentra al final de su vida si echa la vista al pasado y observa todas las cosas que quedaron pendientes de realizar por miedo a no recibir la aprobación de los demás. Realmente no hay nada tan trascendental como tu propia opinión.

#5.- Autonomía

¿Cuántas veces dejas de hacer un plan porque nadie tiene su agenda disponible en ese momento? Por ejemplo, si te produce cierta incomodidad la idea de asistir al teatro sin compañía, tu autoestima puede crecer de forma notable si empiezas a generar nuevas experiencias en torno a este asunto. Es decir, realiza más planes de manera individual. De este modo puedes optimizar mejor tu agenda. Por ejemplo, tal vez tengas el martes por la tarde libre para ir al cine pero tus amigos solo tienen libre el fin de semana.

¿Vas a perder la oportunidad de vivir ese momento solo por esta cuestión? Imagina que hoy puedes tener una cita contigo. Diseña un calendario de planes que te encantaría llevar a cabo en esta jornada. En definitiva, ten más citas contigo. Porque tan importante como cultivar tus lazos sociales con los demás es cultivar la autoestima propia.

¿Y cómo trabajar la autoestima más allá de cualquier tipo de dependencia? Los planes más felices no siempre son aquellos que realizas en compañía de un grupo. Los planes contigo misma pueden ser una oportunidad para vivir experiencias diferentes a través de la introspección y el encuentro propio.

#6.- Sonríe

Una sonrisa nunca es un gesto superficial. Cuando camines por la calle, mira a tu alrededor. Observa cuántas personas miran al horizonte con un gesto de seriedad. Las sonrisas son luz y cambian el mundo. En ese caso, intenta ser un ejemplo positivo para ti misma y para los demás. Sonríe más.

No te faltarán motivos para sonreír si valoras el presente y te fijas en las razones que tienes para dar gracias a la vida. Mírate al espejo sonriendo pero no te quedes en ese plano exterior del gesto. Siente cómo en tu ánimo se dibuja una sonrisa interior.

Por tanto, la sonrisa es uno de los ingredientes que puedes añadir a este decálogo sobre cómo subir la autoestima.

#7.- Realiza excursiones

Esta forma de viajar te permite traer a tu rutina la agradable sensación de las vacaciones a partir del estímulo de romper la monotonía. Puedes viajar en autobús a sitios próximos a tu lugar de residencia. De este modo puedes hacer escapadas de este tipo con más frecuencia.

A través de estos viajes breves pones en práctica tu autonomía, rompes la rutina conocida, aprovechas nuevas oportunidades, desconectas de tus preocupaciones y haces turismo en ese destino que, incluso aunque ya lo hayas visitado en anteriores ocasiones, admite nuevos matices. Un lugar siempre es nuevo cuando lo observas con los ojos de la curiosidad. Es decir, cuando te dejas sorprender. Es muy posible que el trabajo ocupe gran parte de tu tiempo. Sin embargo, también necesitas tener tiempo para ti. En ese caso, estas escapadas breves pueden darte esta agradable oportunidad.

Además, por medio de los viajes en carretera también puedes practicar la observación estética de disfrutar del paisaje a partir de las vistas que observas desde la ventana. Realiza algunas fotografías de estos viajes. De hecho, puedes crear un álbum de fotos centrado en esta selección de momentos felices. Vuelve a mirar el álbum siempre que necesites porque cada imagen llevará tu mente a un escenario nuevo de bienestar y superación.

#8.- Haz una interpretación positiva de la realidad

Para saber cómo aumentar la autoestima, incluso en situaciones difíciles, busca un sentido valioso. En realidad, esta actitud personal nace del entrenamiento práctico. Si te marcas el firme propósito de lograrlo, entonces, podrás alcanzar esta meta a través de la constancia de adoptar esta disposición de ánimo ante la realidad. Aplica esta lectura no solo al ámbito personal, sino también al plano profesional.

Para reafirmarte en esta interpretación positiva de la realidad también puedes compartir algunas de tus reflexiones con otras personas. O, también, puedes escribir estas conclusiones en una libreta y volver a releer este mensaje tantas veces como necesites.

#9.- Cuida tu imagen para trabajar la autoestima

A través de la moda y las tendencias vistas de una forma totalmente personal, es decir, adaptadas a tu propio estilo, puedes sentirte mejor contigo misma. La autoestima, a veces, también se manifiesta en sensaciones cotidianas. Por ejemplo, crea un fondo de armario en el que las prendas principales estén especialmente pensadas para el día a día. No tengas mucha ropa esperando para cuando lleguen ocasiones especiales porque, en realidad, tienes esta ocasión cada día.

Utiliza ropa que te guste y que sea cómoda. En relación con la imagen también puedes cuidar otras cuestiones. Por ejemplo, la peluquería. A veces, un cambio de etapa viene precedido por la decisión de un cambio de imagen en la peluquería. Este es un ejemplo visible de la relación constante entre la imagen exterior y el estado de ánimo interno. Por ejemplo, un perfume también puede elevar tu ánimo a través de las emociones que te produce ese aroma tan especial.

#10.- Alimenta la autoestima de los demás

Cuando ayudas a que otras personas se quieran a sí mismas gracias a una inspiración positiva, entonces, esta actitud influye de manera constructiva en ti. Por ejemplo, elogia de forma sincera a tus compañeros de trabajo y a tus amigos por aquellas cuestiones que consideras valiosas.

Por tanto, el cuidado de la autoestima es una decisión personal, un compromiso de amor propio que actualizas cada día por medio de la toma de decisiones efectivas. Estos consejos básicos sobre cómo subir la autoestima pueden ser una referencia práctica para tomar más conciencia de cómo tú puedes hacer que tu vida sea tan bonita como mereces.

Hoy es el mejor día para empezar a quererte de manera incondicional porque el presente te ofrece esta oportunidad de cambiar tu destino para siempre. Si te preguntas cómo subir la autoestima, encuentra tu respuesta en la actitud.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Cómo trabajar la autoestima de una forma sencilla
Scroll hacia arriba