Controlar la ansiedad: 5 trucos para conseguirlo

Controlar la ansiedad

La ansiedad es un sistema de defensa que tiene tu cuerpo para alertarte sobre un peligro. Controlar la ansiedad en los casos en los que la inquietud e inseguridad aparezcan aunque realmente no estés ante ninguna situación peligrosa para ti mejorará tu calidad de vida ya que  la ansiedad se está transformando en algo negativo.

Se trata de un estado mental en el que también tienes una serie de síntomas físicos, por eso muchas veces te puedes asustar. Las sudoraciones, las palpitaciones o las molestias gástricas acompañan con frecuencia a la ansiedad. De manera que al mismo tiempo que el miedo se apodera de ti, crece el episodio ansioso, y por tanto aumenta la sensación de falta de control.

En este post te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a saber cómo controlar la ansiedad para que mejores tu calidad de vida. Lo conseguirás, así que toma nota de todas las técnicas que te explicamos a continuación.

Cinco consejos para controlar la ansiedad

#1.- Ejercicio físico

La práctica deportiva es un excelente ejercicio para tu mente y para tu cuerpo. Así que si no haces nada, es importante que empieces a moverte. El deporte facilita la segregación natural de determinadas hormonas como son la serotonina, la dopamina y las endorfinas. La primera la conocemos como la responsable de la felicidad porque influye directamente en tu estado de ánimo. Te ayuda a sentirte bien, a estar calmada y relajada, con lo que concilias mejor el sueño y eso es bueno para ti.

Por otra parte están la dopamina y las endorfinas. La primera te aporta placer y por eso se asocia muchas veces a las adicciones. El ejercicio físico te ayuda a estar bien y te engancha a una vida saludable. Y, por último, están las endorfinas que funcionan como analgésicos naturales para sentirte alegre y feliz. Cuando las liberas con el ejercicio físico, consigues reducir el estrés y también la ansiedad.

Así que el primer consejo que te damos es que te mantengas activo y realices algo de deporte. Es importante que busques algo que te guste hacer, sola o en compañía. No hace falta que te sometas a sesiones maratonianas en el gimnasio, sino que puedes optar por modalidades más tranquilas como el yoga o el pilates, o disciplinas más divertidas como el baile.

Haz lo que te guste porque de esa manera continuarás en el tiempo y te sentirás mejor físicamente y también psicológicamente. El ejercicio te ayudará a moldear tu silueta, con lo que te sentirás mejor y aumentarás tu propia autoestima.

#2.- Estilo de vida saludable

Seguir un estilo de vida saludable se convierte en toda una filosofía para tu día a día y en un punto fundamental para superar la ansiedad. Así que al ejercicio, tienes que sumarle la alimentación equilibrada. Ten en cuenta que algunos síntomas relacionados con la ansiedad son gástricos, con lo que si cuidas aquello que ingieres te alimentarás mejor y tu cuerpo se sentirá bien.

Para ello, tienes que evitar las sustancias excitantes a determinadas horas del día, prepararte una cena ligera, primar los nutrientes que provienen de las frutas y verduras naturales así como evitar los ultraprocesados.

A la par que tu cuerpo se sienta bien, también descansarás más y conciliarás el sueño con tranquilidad. Evita el móvil o la tableta un tiempo antes de acostarte a dormir, puesto que te excitan más que te relajan. Es mejor que optes por una buena lectura que te permita desconectar de tus preocupaciones y tus problemas al mismo tiempo que te ayude a conciliar un sueño más reparador. Tu cuerpo necesita descansar bien, no lo olvides.

#3.- Relativiza con sentido del humor

Gran parte de los problemas que tienes tienen solución y los puedes relativizar con una perspectiva diferente. Al verlos desde otro punto de vista, evitarás las preocupaciones. Piensa: ¿qué podría pasar? y a partir de esa pregunta, puedes buscar la solución a ese escenario. El tener una solución al problema te aporta tranquilidad, con lo que también mejora tu optimismo o la positividad con la que te enfrentas a una determinada situación.

El sentido del humor no puede faltar en tu vida. Con una sonrisa las cosas se ven de una manera diferente. Opta por ver una película que sea una comedia antes que un drama. Tómate un café con tus amigas para charlar y abstraerte de tus pensamientos negativos, esos que desencadenan los episodios de ansiedad. Cuenta lo que te pasa para que la gente te pueda ayudar.

Otra manera de relativizar y encontrar una solución es preguntándote sobre el consejo que le darías tú misma a otra persona. Por ejemplo, te puedes preguntar ¿y si esto le pasara a una amiga mía, qué le diría? Lo mismo que le dirías a ella, es lo que puedes aplicar tú misma.

#4.- Meditación y «mindfulness»

Una manera de relajar tu cuerpo y tu mente es con ejercicios de meditación o de mindfulness. Gracias a los beneficios que tienen estas técnicas orientales, conseguirás controlar respiración y tu ansiedad porque mejorarás el control de tus pensamientos. Aprenderás a observar los problemas o preocupaciones desde la distancia, a etiquetarlos como lo que son para encontrar una solución que elimine la ansiedad que te causan.

Puedes aprender a meditar por tu cuenta o acudir a un centro especializado. Ten en cuenta que dispones de muchos vídeos y tutoriales en Internet para aprender a hacerlo. Así que no te agobies si no tienes tiempo, porque puedes hacerlo en tu propia casa y será una de las formas en las que aprendas a utilizar tus sentidos y a ser más consciente de tu cuerpo, de tu mente y, en definitiva, de ti misma. Estas técnicas pueden ser un buen complemento en el tratamiento para la ansiedad.

#5.- Aprende a distraerte

Destinamos tanta energía a preocuparnos que nos olvidamos de cosas que son realmente importantes en nuestra vida. Por eso, es importante que aprendas a apartar de tu mente aquello que te causa ansiedad. Como te hemos comentado, sal y disfruta más de tus amigos, practica un deporte, lee un libro, mira una película y distrae tu mente con otro tipo de cosas que no sean tus problemas.

No entres en la autocompasión y no te victimices más de la cuenta. Cada persona tiene sus propias preocupaciones, y para cada una de ellas son primordiales. Lo más importante, al final, es tu actitud, puesto que será la que te permita fortalecer tu resiliencia para poder superar determinadas situaciones y controlar tu mente.

Como puedes ver, todos estos consejos o trucos forman parte de una cadena de hábitos saludables que has de incorporar a tu vida. Si al aplicarlos no consigues controlar tu ansiedad, deberás plantearte la idea de buscar ayuda profesional que te guíe y te enseñe a canalizar todo el proceso.

Ayuda para la ansiedad

En la vida, cada persona libra sus propias batallas, pero eso no significa que no pueda necesitar ayuda en un momento determinado para afrontarlos con éxito, y en este caso, la terapia para la ansiedad es fundamental. Una actitud adecuada va acompañada de un estado mental fuerte, y es en el que tienes que trabajar día a día. No se trata de algo puntual, sino de educar a tu cuerpo y a tu mente.

Controlar la ansiedad te ayudará a mejorar tu calidad de vida, a sentirte bien contigo misma y a dejar de vivir con miedo. Al principio es posible que fuerces la incorporación de todos estos hábitos, que no tengas ganas de hacer ejercicio, que no tengas ganas de leer o busques cualquier otra excusa para no hacer lo que sabes que te ayuda y te beneficia.

Por tanto, es posible que al principio te lo tengas que plantear como un reto. Celebra cada meta que consigas, porque te lo mereces. Te mereces tu propio reconocimiento para superarte cada día. Poco a poco, conseguirás que esos hábitos se conviertan en auténticas costumbres, con lo que habrás conseguido romper el círculo o la rueda en la que estabas sumergida antes.

Como puedes ver, el cambio empieza en una misma. Es fundamental que aprendas a controlar la ansiedad para evitar que desencadene en otro tipo de problema, como puede ser una depresión. En este post, te hemos dado algunas herramientas para que aprendas cómo tratar la ansiedad y poner freno a los pensamientos negativos y a las crisis de ansiedad.

Eso sí, pide ayuda profesional si así lo necesitas. Los psicólogos disponemos de las técnicas adecuadas en función de cada uno de los síntomas y del diagnóstico. Aprende a vivir con plenitud, disfrutando de la vida y sin invertir tu tiempo o energía en preocuparnos más de lo necesario.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Controlar la ansiedad: 5 trucos para conseguirlo
Scroll hacia arriba