Crecimiento personal: 5 herramientas para potenciarlo

Crecimiento personal

Una de las metas que toda persona debe tener es la potenciación de su crecimiento personal. No obstante, aún hay mucho desconocimiento acerca de este concepto, lo que en ocasiones, impide que las personas lo persigan y sepan cómo hacerlo.

Por este motivo, en este artículo vamos a darte toda la información que necesitas para que empieces a trabajar en tu propio crecimiento. Algo que influirá muy positivamente en el desarrollo de tu vida y en tu percepción de ti misma.

¿Qué es el crecimiento personal?

Este crecimiento consiste en aprender de ti mismo, y así, de tus propios errores y experiencias sacar enseñanzas que fomentarán tu desarrollo personal y tu autoestima.

Así pues, si eres capaz de sacar conclusiones de tus actos y conseguir ese aprendizaje tendrás una agradable sensación de estar en continuo desarrollo y progreso. Algo que fomentará que te sientas abierta a nuevas experiencias y retos.

Por el contrario, si no fomentas esto sentirás que no avanzas y puede que sientas más dificultad a la hora de afrontar los diferentes retos que te vaya planteando tu vida. Por tanto, no podrás aplicar las enseñanzas del pasado a las situaciones que te aborden en el presente.

De esta manera, cuando potencias tu crecimiento personal consigues aprender mucho más de todas las situaciones a las que te enfrentes. Por tanto, recibes más recursos que sabrás como aplicar para superar las situaciones adversas que se te presenten.

Descubre qué es lo que quieres

Antes de darte cinco consejos para que mejores tu desarrollo personal, tenemos que hablar de algo que debes tener claro. Lo principal para que comiences a crecer como persona es que tengas muy claro qué es lo que quieres y qué es lo que no.

Pero no solo de manera hipotética en un futuro, sino en tu día a día. Así pues, para que puedas analizar esto más detenidamente vamos a darte un guión para que poco a poco vayas descubriendo de qué has de deshacerte

Hay cosas que quiero cambiar

Debes plantearte si hay aspectos de tu vida que quieras cambiar. Como por ejemplo, tener un trabajo que no te llena, una relación en la que no te sientes feliz del todo, una casa demasiado pequeña, un vehículo que no te convence o una sensación constante de estrés por el ritmo diario. Todo esto tendrás que apuntarlo, todo lo que te gustaría cambiar, independientemente de si lo consideras más o menos importante.

Hay cosas que querría tener y no tengo

Es decir, plantéate todo aquello que no has conseguido aún pero que te gustaría tener en el presente. Por ejemplo, si no tienes pareja pero te gustaría tenerla o si no tienes amistades lo suficientemente cercanas como para establecer una relación fuerte.

Otros factores que puedes valorar son no tener suficiente tiempo libre, no tener éxito en tu trabajo, no disponer de suficiente dinero, no sentirte feliz o no tener relaciones placenteras. Todo ello pueden ser factores que impidan tu desarrollo personal y que deberás analizar.

Hago cosas que no me gusta hacer

Seguro que en tu día a día haces diferentes cosas que no te gusta hacer o que preferirías no realizar. Esto puede deberse a muchos motivos, como que te sientas presionado para hacerlas, pienses que no existe alternativa o que no tienes la fuerza suficiente para cambiarlo.

Así pues, si fumas aunque quieras dejarlo, si no tratas bien a tu pareja, ves mucha televisión, no comes saludablemente o te comportas de forma muy impulsiva deberás apuntarlo como aquellas cosas que quieres dejar de hacer. Cuando identifiques todo esto que quieres dejar de hacer, te será mucho más fácil trabajar sobre ello y deshacerte de estos hábitos.

No soy el tipo de persona que quisiera ser

En este apartado deberás hacer autocrítica y reflexionar sobre todo aquello que piensas sobre ti como persona tanto interna como externamente y la autoimagen que tienes. Así pues, deberás identificar tus frustraciones como por ejemplo no ser lo suficientemente popular o exitosa, no saber priorizar, no tener el físico que te gustaría, tener una autoestima baja…

Todos estos factores son obstáculos que te desviarán de tu objetivo de conseguir crecer como persona. Por ello, es de vital importancia que los identifiques. Este será el primer paso para irlos superando poco a poco.

Herramientas para fomentar tu desarrollo personal

Ahora que sabes todo lo que has de plantearte antes de comenzar a potenciar tu crecimiento como persona, es el momento de saber qué puedes hacer de froma práctica para conseguirlo. De esta manera, a continuación vamos a darte cinco herramientas útiles para que puedas empezar a trabajar en esto.

#1.- Autoconocimiento y autoconciencia

Lo primero que tendrás que hacer para poder transformar tu vida y convertirte en quien quieres ser es conocerte a ti misma. Es decir, tendrás que mirarte a ti misma dejando a un lado lo que los demás piensan de ti y lo que tú misma piensas de ti. Solo así podrás evaluar tus valores, tus actuaciones y quién eres.

Trabajando el autoconocimiento, podrás ser consciente de tus puntos fuertes, tus puntos débiles y saber cuáles son tus motivaciones y deseos. No lo hagas con prisas, tómate el tiempo que necesites para poner tus prioridades en orden y establecer una hoja de ruta de qué es lo que quieres conseguir en tu vida.

Así tendrás una perspectiva más realista de quién eres y de dónde quieres llegar. Además, tu inteligencia emocional también se verá fortalecida.

#2.- Abandona tu zona de confort

Estancarte en tu zona de confort te impedirá crecer como persona. Pero además también te limitará a la hora de sentir satisfacción en cuanto a tu modo de vida.

Cuando decides cambiar, automáticamente vas a sentir una ansiedad que te disuade de hacerlo. Esto, básicamente, consigue que te paralices en el lugar cómodo y que no te lances a conseguir aquello que quieres por el conformismo de que «donde estoy no se está tan mal».

Por tanto, si quieres avanzar y crecer, tendrás que vencer a la incertidumbre, potenciar tu motivación personal y confiar en tus posibilidades. Esto no es fácil, pero es necesario. Así pues, vence tu miedo al fracaso y aquellas creencias que te limiten y ve a por lo que quieres.

#3.- Ábrete al cambio

El principal problema que puedes experimentar a la hora de salir de tu zona de confort es el miedo al cambio. Este temor genera en ti creencias limitadoras que te harán pensar que te va a ir mal y esto acaba por paralizarte.

Por tanto, lo primordial es que sustituyas estas creencias limitadoras por aquellas que te potencien. La mente puede jugar malas pasadas y de forma instintiva siempre busca la estabilidad y tranquilidad. De ahí que trate de disuadirte cuando estás a punto de comenzar un cambio para poder perseguir tus sueños.

No obstante, tu mente también puede ser un aliado fundamental para alcanzar todas tus metas. Si consigues cambiar estas creencias que te frenan por otras que te potencien, sin duda estarás más cerca de alcanzar tus objetivos.

Pero para ello debes estar totalmente abierta al cambio. Preparada para afrontarlo y disfrutarlo y aceptando el miedo o la incertidumbre. Este es un punto fundamental para potenciar también el desarrollo profesional.

#4.- Elabora un plan de acción

Cuando comienzas a autoconocerte puedes definir claramente cuáles son tus objetivos. Pero además lo harás de una forma realista y ordenada según tus prioridades. No obstante, para poder conseguirlos tendrás que planificar cuáles van a ser tus pasos a seguir para así definir la forma en la que procederás para alcanzar tus metas.

Una vez que sepas qué es lo importante para tu felicidad y bienestar, deberás planificar tus metas a corto, medio y largo plazo. De nada sirve transformarse a uno mismo si después no se va a actuar para realizar los cambios pertinentes para dicha transformación.

#5.- Deja a un lado el victimismo

La última herramienta de la que tendrás que hacer uso es la de la eliminación del victimismo. Esta es una actitud muy frecuente en la sociedad. De hecho, muy probablemente tú tengas este tipo de actitud en ciertas ocasiones aunque ni siquiera seas consciente de ello.

Por tanto, es importante que dejes a un lado esa postura de «yo no me equivoco, son los demás quienes fallan» y comiences a responsabilizarte de lo que te ocurre. Debes dejar de echar balones fuera y asumir tu parte para que todo lo que te perjudica cambie. Aunque sea más fácil esperar a que las cosas sean de otra manera, lo único que te permitirá crecer como persona es que actúes.

Ponte manos a la obra

Ahora que te hemos dado las claves principales para que comiences a potenciar tu desarrollo como persona, debes ponerte manos a la obra. Aquí puedes leer consejos para potenciar el liderazgo.

Ciertamente, trabajar el crecimiento personal no es sencillo, no obstante, en cuanto empieces a ver los resultados irás recargando tus pilas y prosperando cada vez más. ¡A por ello!

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Crecimiento personal: 5 herramientas para potenciarlo
Scroll hacia arriba