Crisis de pareja: el desgaste en la relación

desgaste en la relación

Las crisis de pareja también forman parte de las relaciones. Toda historia de amor atraviesa diferentes etapas. Cuando estás en la fase de enamoramiento pleno, todo es de color de rosa. Sin embargo, al implicarte en un amor más estable, la rutina también tiene presencia en la relación. Y en ocasiones, la monotonía, unida a otros factores, puede provocar un desgaste en tu relación.

Este desgaste se produce, en muchos casos, por la propia complejidad del ritmo de vida moderno. En ocasiones resulta complejo conciliar la vida profesional con el plano personal. A esto hay que añadir la dificultad de compatibilizar horarios que pueden tener muchas parejas. Todo esto es un caldo de cultivo ideal para dar lugar a una crisis de pareja o crisis matrimonial.

Día a día, los momentos compartidos son pocos. La incomprensión y las tensiones personales muchas veces están presentes en estos momentos y esto perjudica todavía más la relación, ocasionando una distancia emocional difícil de gestionar y que puede, de manera silenciosa pero potente, convertirse en una crisis de pareja de la que resulte difícil salir.

Crisis de pareja: causas del desgaste

Puede que tu relación se desgaste cuando no estéis en el mismo punto personal. Por ejemplo, uno de los dos desea disfrutar de una convivencia en común, mientras que el otro todavía se muestra indeciso. En una relación es positivo ceder y llegar a acuerdos, sin embargo, cuando uno de los dos siente que tiene que esperar eternamente al otro, se produce un alejamiento.

En el caso de las relaciones a distancia, también se puede ser vulnerable a las crisis de pareja por el deterioro que produce la imposibilidad de tener momentos juntos con la frecuencia que desearíais. Cuando en la distancia no se tiene un proyecto en perspectiva, puede cambiar vuestra implicación.

Otro motivo que puede desgastar las relaciones de pareja es la propia inercia. Por ejemplo, si sois incompatibles y os aferráis a un amor tóxico se repetirá el «ni contigo, ni sin ti». Esta vivencia de continuas rupturas y reconciliaciones produce un inmenso sufrimiento.

El paso del tiempo

Con mucha frecuencia, se produce un desgaste cuando o tú o tu pareja -o incluso ambos-, tenéis la sensación de que no existe la implicación deseada en la relación. Cuando vuestros planes se vuelven más previsibles y no hay margen para la novedad.

Por ejemplo, si soléis quedaros en casa cada fin de semana, en lugar de salir a disfrutar de excursiones, quedar con amigos comunes o hacer actividades interesantes. No importa si es hacer un curso de cocina juntos, preparar una escapada de fin de semana o empezar un deporte, cualquier actividad que  permita romper con la rutina y con las preocupaciones del día a día tendrá beneficios para la relación.

En la convivencia, un aspecto tan cotidiano como las discusiones por las tareas de la casa puede generar tensión. Este es un ejemplo de cómo el amor se nutre de detalles diarios.

Os conocisteis en un momento determinado, sin embargo, eso no significa que ambos evolucionéis de un modo paralelo. ¿Y por qué ocurre todo esto? Por confundir el amor con la comodidad de creer que ya tienes a una persona a tu lado para siempre. Por el error de dar por supuesto, que la relación se alimenta de la nada. El amor no es una meta definitiva, sino un sentimiento que se alimenta continuamente. El amor se alimenta del compromiso y la voluntad diarios. Aquí puedes leer más sobre si desenamorarse implica el fin de una relación. 

Para superar esta situación de desgaste es muy importante escuchar las emociones que pueden estar bajo esta insatisfacción emocional. ¿Tienes sensación de soledad en los espacios compartidos con la pareja? ¿Sientes que tenéis problemas de comunicación? Cuando los temas que tratas con tu pareja son superficiales y repetitivos, este puede ser un síntoma de que existe cierto estancamiento en la relación y la terapia de pareja resultaría eficaz.

Cómo superar el desgaste en la relación

Preferir quedar con otras personas antes que con tu pareja, puede ser un síntoma de que la sintonía entre ambos no atraviesa el mejor momento. Pero, ¿cómo solucionar problemas de pareja? En primer lugar, toma la iniciativa de proponer planes a tu pareja. Una actividad tan sencilla como iros de viaje de fin de semana, puede ser una buena idea para alejaros al espacio cotidiano y hacer que afloren nuevas sensaciones.

Para resolver las discusiones de pareja, recuerda que es muy importante no tener siempre la razón, sino encontrar soluciones que sean beneficiosas para los dos. Por tanto, pon en práctica tu capacidad de negociación para llegar a acuerdos.

Luchar por una historia de amor

El amor en una relación de pareja no es lineal. Se viven ciclos de mayor acercamiento y otros de distanciamiento. Una terapia de pareja es un buen marco de crecimiento personal para ambos. Del mismo modo, una terapia online también puede ayudarte a desarrollar una actitud asertiva en tu vínculo con el asesoramiento de un psicólogo online.

La ayuda de la psicología de pareja es vital para construir los cimientos de un amor sano en el que puedas implicarte como protagonista.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Crisis de pareja: el desgaste en la relación
Scroll hacia arriba