Depresión exógena. ¿Qué es y cómo superarla?

Depresión exógena

Existen dos tipos de depresión, la exógena y la endógena.

La depresión exógena está relacionada con una situación concreta que ha producido un impacto psicológico en la vida del paciente. Esto desemboca en un malestar que afecta al modo de vivir.

La depresión endógena podría definirse como una depresión que no tiene una causa externa, es decir, tiene un componente genético como característica principal. Si quieres saber cómo salir de la depresión, sigue leyendo.

Causas de la depresión exógena

Algunas de las posibles causas de la depresión pueden ser un bloqueo vital, como por ejemplo la muerte de un ser querido, el desempleo de larga duración (debido a la inestabilidad de futuro), un desamor profundo, el abandono inesperado de un ser amado, una infidelidad, una temporada en la que se encadenan factores negativos, un distanciamiento con amigos o familia, etc. Ejemplo de esto es la depresión por viudedad.

En definitiva, este tipo de depresión refleja cómo los hechos externos influyen en el estado de ánimo del paciente. Por tanto, si te estás preguntando cómo salir de la depresión, has de saber que para cuidar tu salud emocional debes escuchar tus sentimientos y sensaciones.

Dentro de todo lo malo, un punto a tu favor a la hora de identificar lo que te pasa y que tus familiares y amigos puedan notarlo y darte la voz de alerta, es que la depresión exógena, al tener un detonante claro y visible para ti y tu círculo más cercano, como norma general es más sencilla de comprender.

Aprovecha esto para confiar en tus seres queridos, intenta abrirte con ellos con frases sencillas como: «desde que murió mi padre no quiero salir de casa» o «estos dos años en el paro me hacen sentir menos que otras personas».

Síntomas de la depresión

Es muy importante no confundir la depresión con la tristeza.  Pero, ¿cuál es la diferencia? Estar triste es un sentimiento natural cuando existe un hecho que provoca desánimo. Sin embargo, la tristeza asociada a la depresión tiene un matiz diferente. Impide al afectado seguir con su ritmo de vida habitual y cumplir con sus compromisos. Por lo general, es más sencillo encontrar una forma para salir de la tristeza que descubrir cómo superar la depresión.

La depresión, como una nube de tristeza que afecta el ánimo del paciente, puede llegar a dañar la capacidad de concentración. Además, este sufrimiento produce incluso un peso físico, para entendernos, sería como hablar de una pesada piedra con la que carga el afectado sobre su espalda. Esta sensación física es la que explica por qué llegas al final del día totalmente agotado, pues a pesar de no ser real, se trata de una sensación muy vívida.

La depresión también produce somnolencia. Una somnolencia que en realidad es un letargo que invita a prolongar el sueño para posponer esas tareas pendientes. Nunca se encuentra el momento de enfrentarse a ellas, por lo que se posponen continuamente. Por ejemplo, un paciente de depresión experimenta un malestar físico y mental generalizado al inicio de la jornada al tener que afrontar una rutina que vive como una carga.

Sin embargo, también puede darse el efecto contrario, el insomnio. Es decir, las preocupaciones afectan al descanso y por lo tanto no se puede dormir normalmente. Las emociones y los sentimientos también tienen su reflejo en el cuerpo. Aquí puedes leer más sobre qué es la depresión.

Cambios físicos, psicológicos y conductuales

El malestar propio de la depresión también puede producir dolor de espalda, por ejemplo. O, también, sensación de tener un nudo en la boca del estómago, ya que existe una conexión directa entre el estado de ánimo y el sistema digestivo. Incluso la falta de energía puede llevar a que la persona dude si sufre depresión o anemia.

Puede que experimentes en un solo día cambios bruscos de humor, pasando de la alegría al llanto sin motivo. Este síntoma puede ser un signo de malestar más evidente si tienes un carácter alegre y positivo. Sin embargo, la depresión no solo puede transformar por completo tu carácter, sino que también puede debilitar tu voluntad. En situaciones de este tipo, puede que te des cuenta de tus cambios de carácter porque tus amigos y familiares te hacen observaciones al respecto.

Con mucha frecuencia, si sufres de depresión te sentirás incomprendido por tu entorno más cercano. Sentirás una añoranza de pasado, y visualizarás el ayer como un refugio al que te gustaría volver. Por otra parte, verás el futuro en un tono gris y es probable que vivas el presente con ansiedad. Por ejemplo, experimentarás mucha incomodidad ante aquellos imprevistos que te hacen salir de tu zona de confort. Incluso puedes dejar de disfrutar con actividades que antes te encantaban.

Generalmente, la depresión también afecta al apetito. Puede producirte apatía hacia la comida o, por el contrario, unas ganas exageradas de comer bajo el efecto de la ansiedad. Y esto produce cambios habituales de peso. Desde el punto de vista físico, si sufres una depresión exógena también puedes descuidar más tu imagen al no dar tanta importancia a tu propia estética. Este síntoma muestra la proyección exterior de ese malestar interno.

Cómo superar la depresión exógena

Si estás en una situación de este tipo y no consigues cómo salir de la depresión, es muy importante que pidas ayuda psicológica. Hacer terapia online puede servirte de ayuda para comprender aquello que te ocurre y desarrollar nuevas estrategias con las que afrontar, en lugar de evitar, esas situaciones que te producen dolor. En el marco de una terapia, puedes expresar cómo te sientes, poner palabras a tus emociones y crear nuevas vías de desarrollo personal.

La depresión es una enfermedad y, por tanto, requiere un tratamiento especializado. Cuanto antes escuches los síntomas de ese malestar, más preparado te sentirás para superar el dolor. Porque ante la falta de diagnóstico, el dolor se agrava y las heridas duelen más. Por tanto, la labor de la psicología es fundamental para comprender cómo salir de la depresión.

Recuerda que no eres culpable de estar viviendo una depresión y que la depresión no es una razón para sentir vergüenza.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Depresión exógena. ¿Qué es y cómo superarla?
Scroll hacia arriba