Desamor. Etapas y consecuencias

desamor

El desamor es quizás una de las experiencias más difíciles de asumir emocionalmente. No es fácil aceptar que tu relación no funciona o que la confianza se ha roto definitivamente. Pueden aparecer sentimientos de incomprensión, rabia e incluso culpa. En este artículo te enseñamos cómo afrontar esa montaña rusa de emociones negativas.

Sabemos que no es sencillo pasar página, cambiar de capítulo y cerrar el libro. Por eso, en este post te explicamos cuáles son las etapas del desamor y también los sentimientos que con más frecuencia aparecen en cada una de ellas. La buena noticia es que se supera y, una vez que eso ocurra, te sentirás más fuerte y preparada para afrontar una situación parecida.

Además, cuando empiezas una relación ya sabes que existe el riesgo de que se rompa. Es duro, pero forma parte de la vida. La experiencia es enriquecedora independientemente del final, y poniendo esfuerzo y paciencia por tu parte, lo superarás. A continuación te explicamos las etapas del desamor y te damos las claves para que entiendas cómo superar una ruptura amorosa.

Las etapas del desamor

#1.- Te sientes confusa

La confusión es una de las primeras sensaciones que tendrás. Cuando comienzas a superar una ruptura de pareja entras en una especie de shock, independientemente de que la ruptura te haya pillado por sorpresa o estuviera anunciada. Ha llegado el momento de decir adiós y es probable que no te sientas preparada.

Es normal que te sientas confusa porque necesitas tiempo para asimilar que ya no estás con esa persona. El escenario ha cambiado y tú aún no lo has asimilado. Te vienen a la mente los recuerdos del día a día, incluso mantienes gestos cotidianos de cuando estabais juntos por pura inercia, sobre todo si vivíais juntos. Es cuestión de tiempo que pases a la siguiente etapa.

#2.- Te enfadas y te sientes triste

El enfado es la emoción que normalmente aparece tras la confusión inicial. Te sientes enfadada con la otra persona, con el mundo y contigo misma. Alternas la rabia con la tristeza, la melancolía o la pena. Eres consciente de la ruptura y le echas de menos. Sientes que ya nada volverá a ser lo mismo y eso te apena.

En esta etapa terminas aceptando que ya no está y la ruptura se ha llevado tus esperanzas, por eso te sientes así. La tristeza que sientes es intensa, pero es la señal de que has dejado de engañarte a ti misma si aún albergabas alguna esperanza o fantaseabas con la idea de volver. Como bien reza la frase, el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional, así que debes evitar caer en un círculo patológico de sufrimiento.

#3.- Te sientes culpable

Una vez que la rabia disminuye, empiezas a analizar una y otra vez lo que ha pasado. Ya tienes una visión más objetiva que te ayuda a ver lo sucedido desde otra perspectiva y es aquí donde nace la culpa. Esa reflexión es necesaria para entender y aceptar lo sucedido.

Esta fase es muy importante porque te ayuda a visualizar tu propia responsabilidad. Por eso es fundamental que la reflexión se de cuando la rabia y el enfado no sea tan intenso. Esto sirve para que te des cuenta de tus propios errores, se trata de un ejercicio muy bueno porque te ayuda a crecer como persona. Si no estáis juntos es porque no era para ti y ahora tienes la oportunidad de empezar de nuevo.

#4.- Aceptación

Cuando se ha analizado la responsabilidad y la culpa de uno mismo en la decisión de acabar con la relación, llega el momento de resignarse y de aceptar la ruptura. Te has enfrentado a la realidad y has tomado consciencia de tus propias responsabilidades. Ahora solo te queda aceptar que ya no hay retorno y prepararte para nuevas ilusiones, porque van a venir y no puedes estar mirando hacia otra parte.

Las sensaciones tras una ruptura, especialmente si ha sido una relación de muchos años, pueden ser extrañas pero es importante que te sientas así para familiarizarte con ellas. No lo evites, no te evadas de la realidad. Sigue afrontándola porque esa es la forma de que cada vez duelan menos. Si lo evitas no resolverás el conflicto.

#5.- Recuperación

Ha llegado el momento de reconstruirte a ti misma en la fase de la recuperación. En esta fase la tristeza y la melancolía ya han quedado atrás porque has superado poco a poco el resto de las etapas del desamor. Empiezas a percibir el futuro de una manera más positiva.

Empiezas a recuperar las riendas y el control de tu vida, tu propia esencia. Vuelves a ser tú, lo que te permite abrirte a nuevas experiencias, a hacer aquello que siempre te habría gustado hacer. Estás lista y más fuerte que nunca para volver a empezar. Sabes que no necesitas estar con alguien pero tienes la herida cerrada por si surge una nueva relación.

Cada una de tus lágrimas, cada una de las emociones vividas y cada uno de tus sentimientos encontrados te han ayudado a conocerte mejor. Ahora sabes darte el lugar que mereces y dispones de una mejor autoestima. Todo ello te permitirá abrirte a nuevas personas o experiencias de otra manera y, por supuesto, a ser más feliz.

¿Cuánto dura cada una de las etapas?

La duración de cada fase depende de diferentes factores. Por una parte, influye el tiempo de la relación que se ha roto, quién haya tomado esa decisión, cuánto te esperabas que eso ocurriera, el motivo que ha derivado en la separación, así como la intensidad de las experiencias y de los sentimientos.

Es por eso que no se puede hablar de tiempos concretos por cada una de las fases del duelo amoroso, pues unido a estos factores se encuentran las estrategias de afrontamiento de la persona.

Cómo superar estas fases

La mejor manera de superar las etapas del desamor es afrontar los sentimientos de cada una de ellas y tener paciencia para continuar el proceso de mejora. Necesitas darte tiempo para analizar y para asimilar lo que ha pasado. La respuesta a cómo superar una ruptura de pareja no está en evitar el dolor o en refugiarse en otras personas, sino en darte tiempo a ti misma y sentir cada una de las fases con su correspondiente intensidad para que puedas superarlas poco a poco.

Con el tiempo empezarás a quedarte con lo bueno que vivisteis y enterrarás los malos recuerdos. Esa capacidad que tenemos las personas para, poco a poco, olvidar o enterrar los malos momentos nos ayuda a sobrevivir. Has hecho tu propio aprendizaje y eso es lo más importante.

En el momento en que hayas asumido tu parte de responsabilidad en la ruptura y reconozcas tus propios errores, empezarás a pensar más en singular y menos en plural. Estarás lista para empezar de nuevo.

Eso sí, que estés preparada y reconstruida no impide que puedas volver a tener sentimientos encontrados más adelante. Si la otra persona rehace su vida antes, es posible que aparezca de nuevo alguno de los sentimientos anteriores. Esto no significa que retrocedas en el afrontamiento de la nueva situación, simplemente que ser consciente de su avance personal y emocional te duele.

Es muy común que pensemos por qué la otra persona no lo está pasando tan mal como nosotras o por qué está feliz y tú no lo estás. Es algo normal; sin embargo, ahí tienes que esforzarte por hacer un ejercicio de empatía hacia él y otro hacia ti y hacia tu futuro. De esta manera conseguirás centrarte más en ti misma.

Ayuda del psicólogo

Apóyate en tus amigos y habla de lo que te pasa, evitando que el único tema de conversación cada vez que os veáis sea la ruptura o el divorcio. Muestra tus sentimientos. Ábrete con tu familia. Y si eso no te resulta suficiente, recurre al apoyo de profesionales que te orienten en el camino de tu recuperación. Actualmente tienes a tu disposición la psicología online para que puedas hacer terapia sin moverte de tu casa. Los profesionales de la psicología te guiarán y te ayudarán a afrontar cada una de las fases y recuperar tu bienestar.

Llevar a cabo una terapia psicológica te lleva a profundizar en el conocimiento de ti misma, potencias tu seguridad y mejoras tu autoestima. Al sentir esa confianza en ti, es posible que te resulte más sencillo abrirte a los demás y hablar de tus sentimientos sin importarte el juicio externo.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Desamor. Etapas y consecuencias
Scroll hacia arriba