TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Autoestima

Dinámicas de autoestima para sentirse mejor

Uno de los problemas emocionales más comunes a los que se enfrenta una gran parte de la población es la baja autoestima. Se ha observado que existe una elevada cifra de personas que muestran un desequilibrio en este aspecto, lo cual puede resultar preocupante.

Por este motivo, en este texto vamos a profundizar en diferentes dinámicas de autoestima. De esta manera vamos a determinar y diferenciar las dinámicas efectivas y exitosas de aquellas que no lo son. Así podrás aprender a reconducir tu camino y a inspirarte para adoptar aquellos hábitos que mejorarán tu día a día.

¿Qué es la autoestima?

Lo primero que hay que tener claro para saber cómo subir la autoestima es saber qué es. Seguro que has escuchado hablar de esto muchas veces pero nunca de una forma clara y concisa. Pues bien, nosotros te diríamos que la autoestima no es más que la que consideras que es tu propia imagen.

Esta imagen se conforma a partir de la manera en la que te juzgas y evalúas cada día y en cada momento. Así pues, dependiendo de esta imagen y forma de actuar, te sentirás mejor o peor con respecto a tu persona. De este modo esta imagen está formada por  una serie de creencias, valoraciones y pensamientos que te has ido creando a partir de tus experiencias vitales.

¿Para qué sirve la autoestima?

La autoestima tiene diversas funciones que debes conocer para entender la importancia de cuidarla y mantenerla elevada. Entre ellas se encuentran las siguientes: 

-  Satisfacer tu propia necesidad de sentirte bien

-  Hacer que los rechazos te parezcan menos dolorosos a lo largo de tu vida

-  Protegerte de las inseguridades, miedos e incertidumbre

-  Motivarte para lograr y proponerte nuevos retos

Una creencia muy errónea es pensar que dependiendo de cómo seas o de lo que tengas dependerá tu autoestima. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Tu consideración sobre ti dependerá de cómo te aceptas.

¿Cómo te afecta la autoestima baja?

Recapitulemos: ya sabes qué es la autoestima y cuáles son algunas de sus funciones. Pues bien, ahora vamos a explicarte qué te puede pasar si tu amor propio decae para que entiendas la importancia de conocer dinámicas de autoestima que subsanen este problema.

Pues bien, el primer efecto será el cambio en tu conducta. Si por ejemplo sientes que no tienes valor, finalmente acabarás comportándote de manera que esta creencia se convierta en realidad. Y esto puede crear un círculo vicioso del que te costará bastante escapar.

Por otro lado, puede que dejes de acudir a encuentros sociales o que te niegues a probar cosas nuevas ya que te asustará todo aquello que no conoces. Por último, dejarás a un lado todos los retos que te propusiste en algún momento ya que pensarás que no podrás superarlos.

Todo ello acabará por hacerte perder grandes oportunidades de mejorar y enriquecer tu vida. De ahí radica la importancia de aprender cómo sentirse mejor.

Dinámicas de autoestima que NO funcionan

Alrededor de la mejora del amor propio hay una amplia variedad de mitos que las personas aplican y que no tienen gran utilidad. Seguro que en este apartado encuentras algunos de los consejos que has leído en otras webs o incluso que te han dado algunos de  tus amigos y/o conocidos.

No obstante, es importante que entiendas la inutilidad de estas acciones para mejorar tu valoración personal y la frustración añadida que te generará invertir esfuerzos en algo que no te está funcionando. Así pues, veamos cuáles son estas acciones infructuosas.

#1.- Buscar el lado positivo de todo

Esto es inútil porque los humanos no estamos programados para pensar de esta forma. El doctor Cacioppo demostró que nuestra mente valora más lo negativo que lo positivo. En psicología, esto tiene el nombre de sesgo de negatividad, que con frecuencia sufren aquellas personas con ansiedad o depresión.

Por tanto, la negatividad no es una elección consciente y tratar de pensar únicamente en lo positivo no te será de gran ayuda.

#2.- Luchar por ser feliz

Aunque pueda sonar paradójico, esta afirmación es real. Es necesario que intentemos buscar la felicidad pero siempre siendo lo más realistas posible. Es decir, debemos intentar sentirnos felices y alegres pero siendo conscientes de que la felicidad es un estado efímero en el que no nos podemos encontrar las 24 horas del día durante todos los días del año.  

Por ello, si le das una importancia muy elevada a la felicidad, podrás sentir frustración al ver que no te sientes tan feliz como crees que deberías. Además, esto puede afectar a tu vida social ya que actuarás de una manera forzada lo cual te hará sentir aún en un estado de soledad mayor  y apartar a quienes te rodean aunque sea de forma inconsciente.

#3.- Marcarte metas demasiado grandes

Seguro que has escuchado que para mejorar tu autoestima lo que necesitas es proponerte nuevos retos. No obstante, si te impones metas demasiado ambiciosas te obsesionarás y acabarás sacrificándote tanto que será contraproducente para tu vida.

#4.- Reprogramar la mente con autoafirmaciones positivas

Esto no solo lo habrás leído sino que lo habrás visto en diferentes series. Te pongo en contexto: un personaje que parece muy seguro y confiado de sí mismo pero que realmente no tiene amor propio se pone cada mañana delante del espejo y se repite que es genial y que merece ser tratado bien y amado.

¿Te suena, verdad? Pues bien, esto no vale para nada. En 2009 Psychological Science publicó un estudio donde se demostró que quienes hacían eso no solo no se sentían mejor sino que empeoraban. Tu cerebro no es ingenuo, por lo que si le dices eso rápidamente te lanzará un "¿por qué?" y si tu amor propio no está en buenas condiciones no tendrás porqués que decirle.

Por ende, te sentirás mal por no tener razones y querer imponerte un pensamiento que a tu parecer es mentira.

Dinámicas de autoestima que SÍ funcionan

Pues bien, ahora que sabes que esos hábitos o truquillos no valen para nada, no tienes de qué preocuparte porque te vamos a dar varios consejos que sí te servirán para saber cómo trabajar la autoestima.

#1.- Encuentra el origen de tu baja autoestima

Esto es lo más importante para poder trabajar la autoestima baja. ¿Cómo vas a solucionar un problema que no sabes de dónde procede?

Así pues, tienes que centrarte en buscar el origen de tu baja autoestima y esforzarte por mejorar este aspecto en concreto. A partir de ahí, todo lo demás te será más sencillo.

Una forma eficaz de localizar la raíz del problema es que te preguntes continuamente "¿por qué?". Sí, sí, como lo lees. La mayoría de estos problemas se desarrollan durante la infancia por lo que es importante que descubras el cimiento de tu problema.

Para que lo entiendas mejor vamos a exponerte un ejemplo.

  • ¿Por qué no quiero conocer gente nueva? Porque se van a reír de mí.

  • ¿Por qué pienso que se van a reír de mí? Porque soy poco atractivo.

  • ¿Por qué pienso que soy poco atractivo? Porque de pequeño los demás niños me decían feo.

Pues bien, en la última respuesta tienes el origen de tu problema. A partir de este conocimiento podrás trabajar sobre él.

#2.- Intenta lo que te propones aunque sepas que vas a fracasar

El enemigo principal de tu amor propio es que no hagas nada. Cuando evitas algo porque te hace sentir mal, sientes una sensación de alivio inmediata y esto te hace creer que estás bien. Pero cuando estas huidas y evasiones se convierten en un hábito acabarás sintiéndote mal.

De esta manera, debes quitarte el miedo a fracasar porque tu autoestima no dependerá de ello, sino de que hayas actuado. Cuando te enfrentas a las circunstancias aumentará aunque no lo hagas de la mejor forma posible.

#3.- Deja a un lado los objetivos y céntrate en los valores

En los objetivos hay un alto riesgo de fracaso y de que te sientas peor aún. Sin embargo, esto no ocurre con tus valores. Tus valores te definen y son tu mapa de vida, por lo que centrarte en ellos será la mejor opción.

Por ejemplo, tienes un examen complicado que quieres aprobar. El objetivo sería aprobar pero hay una alta probabilidad de que esto no ocurra.

Pues bien, los valores que aplicarías serían el esfuerzo, la perseverancia y el sacrificio. Si te centras en estos valores, no importará que apruebes o suspendas porque los habrás seguido y te sentirás bien por ello.

#4.- Identifica tus puntos fuertes

Absolutamente todos tenemos puntos fuertes y que tengas esto claro es primordial para que tu autoestima se vea gratificada. Pero claro, si tienes una autoestima baja te será complicado encontrarlos así que te vamos a dar unas pautas para que lo consigas.

1. Céntrate en cinco logros que hayas conseguido en toda tu vida. Si no eres capaz de identificarlo como logro, piensa en cómo lo considerarías si lo hubiera hecho un amigo.

2. Pregúntate qué características positivas has necesitado para conseguir estos logros ya que estas serán todas tuyas.

3. Convierte tus pensamientos negativos en respuestas racionales

Los pensamientos negativos están ahí erre que erre minando tu autoestima. Pero si los racionalizas te darás cuenta de que no tienen demasiado sentido.

Obsérvate y aísla tus pensamientos negativos, después pregúntate cosas en relación y verás que no tienen por qué ser verdad.

Acude a un profesional

Por último y ya que conoces las dinámicas de autoestima que te ayudarán a mejorarla, solo podemos hacer hincapié en que si crees que no puedes mejorar, valores la posibilidad de acudir a un profesional experto.

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Autoestima