TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Duelo

Duelo. ¿Cómo afrontarlo?

Una de las situaciones más difíciles por las que ha de atravesar toda persona es por la muerte de un ser querido. Desgraciadamente, el duelo es una situación a la que hay que enfrentarse y en muchas ocasiones es necesaria la ayuda en el duelo. 

Por este motivo, en este artículo vamos a hablar del duelo y de qué podemos hacer para superarlo. Aunque pueda parecer difícil, hay estrategias y prácticas muy eficaces que te ayudarán a seguir adelante con tu vida. No obstante, tampoco queremos engañarte: deberás poner de tu parte y esforzarte.

¿Qué es el duelo?

Todo el mundo habla del duelo cuando alguien se muere. Las expresiones "ahora viene el duelo", "a ver cómo pasamos el duelo" o "tenemos que superar el duelo" no faltan tras ningún fallecimiento. Pero ¿sabes realmente qué es el duelo?

Pues bien, lo que se conoce como duelo no es más que una transición vital y emocional. Es un proceso en el que la persona que ha perdido a un ser querido debe adaptarse emocionalmente a la nueva situación.

Aunque en esta ocasión nos centraremos en el duelo que acompaña al fallecimiento de un ser querido, existen otras situaciones que nos generan un duelo. A fin de cuentas, debes pararte a pensar que solo es una etapa de adaptación emocional. Por tanto, puede producirse en multitud de situaciones de nuestra vida.

Existe un duelo por aborto, puesto que esta pérdida implica sentimientos muy intensos que es necesario controlar. En este caso además, a esos cambios psicológicos le acompañan importantes cambios físicos. También podemos hablar del duelo por una mascota ya que la sensación de vacío que genera la muerte de un animal de compañía es un dolor que hay que asumir. 

Incluso, cuando una relación amorosa llega a su fin también hay un duelo. Al igual que cuando perdemos un empleo o cualquier otro tipo de oportunidad o hábito de nuestro día a día.

Hay muchos factores que influyen en la manera de asimilar una muerte, uno de ellos es la relación que existe entre muerte y religión. La idea de que la pérdida no es definitiva puesto que la persona pasa a un lugar diferente, genera en muchas ocasiones una buena adaptación a la situación nueva. Es cierto por tanto, que las creencias personales afectan a los sentimientos que aparecen en el duelo y a la intensidad de los mismos. 

Otra situación especial en el duelo es el hecho de encontrarse lejos de los familiares cuando se produce el fallecimiento. Superar el duelo en la distancia añade dificultad puesto que no contar con el apoyo de los seres queridos en los momentos duros hace que percibamos más tristeza y sensación de vacío. Una parte fundamental del proceso es hablar sobre lo que sientes para liberar la presión emocional que tienes, y en este caso, estando lejos, esto genera una dificultad. 

Tipos de duelo

No podemos obviar las diferentes tipologías de duelo que existen. Realmente, existe una lista muy extensa donde se recogen los duelos crónicos, congelados, exagerados, reprimidos... Pero nosotros vamos a centrarnos en los tres más comunes ya que para poder diagnosticar otros tipos habrá que acudir a ayuda profesional.

- Duelo bloqueado: en el que se da una negación de la pérdida y por tanto se evita el paso por el duelo. Se da un bloqueo emocional-cognitivo que se manifiesta mediante conductas como percepciones ilusorias, síntomas somáticos o mentales.

- Duelo complicado: cuando se produce la pérdida la persona comienza a manifestar conductas de riesgo a lo largo del tiempo con una gran intensidad. En muchas ocasiones estas conductas ponen en riesgo la salud de la persona afectada.

- Duelo patológico: un duelo que persiste a lo largo del tiempo y cuyos síntomas llevan a la detención de la vida laboral, académica, social u orgánica.

Como ya hemos mencionado existen muchos más tipos de duelo pero son menos comunes.

Etapas del duelo

Algo que debe reconocerse con claridad son las diferentes etapas del duelo. Tú mismo debes ser capaz de diferenciar en qué etapa estás. Sin embargo, este tipo de conocimiento no está demasiado expandido en la sociedad.

Por esta razón vamos a enumerar las diferentes fases que reconoció la doctora Elisabeth Küler-Ross. Ella reconoció cinco fases diferenciadas que son las siguientes:

Fase de negación

En este momento, uno se niega a sí mismo que ha ocurrido el fallecimiento y que se ha producido una pérdida. Esta es la primera fase y normalmente la más efímera.

Fase de enfado, indiferencia o ira

Es muy posible que una vez que superes esa fase de negación te sientas enfadado o irascible. Esto es muy común ya que el ser humano, a pesar de ser el único animal que conoce el concepto de muerte, no lo tiene del todo asimilado.

Por ello, es probable que te pongas a buscar razones de la pérdida o culpables de la misma. No obstante, debes serenarte y pensar que no te llevará a nada.

Fase de negociación

En esta fase intentarás buscar una solución a la pérdida aunque sepas de sobra que es imposible. Adoptarás una actitud de negociación tanto contigo mismo como con tu entorno en la que valorarás los pros y contras de la pérdida.

Fase de dolor emocional o depresión

Se da una sensación de tristeza por la pérdida. Esto suele ser confuso ya que cuando esto ocurre hace ya tiempo que la persona ha muerto pero es algo totalmente normal y de lo que no debes preocuparte en absoluto. De hecho, es probable que incluso padezcas episodios depresivos pero estos deben cesar con el tiempo.

Fase de aceptación

Esta sería la fase final del duelo, cuando se asume que la pérdida es inevitable. Se da un cambio de punto de vista con respecto a la misma. Pero no se trata de olvidar a la persona o el dolor que te produce que no esté. Por el contrario, se trata de tener en cuenta que hay que aceptarlo, ya que nunca podremos olvidarlo.

Algo que debes tener muy en cuenta es que el duelo durará entre 6 meses y un año dependiendo de la relación y cercanía con la persona fallecida. Este es el tiempo normal de un duelo, si por lo que sea observas que te está durando más no dudes en buscar ayuda de profesionales que te asesoren para superar tu situación.

¿Cómo superar el duelo?

Es cierto que muchas veces en la teoría todo parece muy sencillo. Sin embargo, a la hora de enfrentarte a un problema y vivirlo en primera persona, aparecen dificultades nuevas.

Por este motivo, insistimos en que tienes que mentalizarte de que no va a ser fácil. Una pérdida nunca es fácil para ninguna persona. Por ello, si quieres que el hecho de estar leyendo este artículo te sea útil has de reflexionar y ponerte en marcha para ir superando poco a poco tu dolor.

Ante todo, no debes presionarte a ti mismo. Cada persona tiene sus propios tiempos y puede que alguien supere el duelo en tres meses mientras que a otra persona le lleve todo un año. En cualquier caso, no debes agobiarte en exceso sino centrarte en tu bienestar y recuperación.

Así pues, pasemos a exponer los diferentes consejos que hemos recopilado para que sepas cómo superar el duelo:

#1.- Acepta el proceso de duelo

Es fundamental que aceptes que has de pasar por este mal trago. Es algo necesario y en ningún momento te perjudicará. Por el contrario, te servirá para recomponerte. Ante todo, no debes sentirte culpable por estar triste o decaído. El ánimo volverá con el tiempo.

#2.- Acepta tus sentimientos

No hay una pauta cerrada que nos diga cómo debemos sentirnos tras una pérdida. Puede que no te sientas triste, o al menos no tan triste como otros. Pero esto estará en ti y eso no significa que no estés actuando correctamente. Debes aceptar los sentimientos que tengas en cada ocasión y no juzgarte a ti mismo.

#3.- Comunícate

Uno de los principales errores que podemos llegar a cometer es el de encerrarnos en nosotros mismos. Compartir la pena es algo positivo ya que podrás desahogarte y echar fuera todo aquello que te ronde la mente. Debes hablar y expresar cómo te sientes. Siempre debes buscar a una persona que te dé confianza y que sea capaz de escucharte y apoyarte.

Además, si tienes hijos, es muy positivo que desde pequeños vean que se pueden expresar los sentimientos sin ningún pudor o vergüenza. En este sentido, es posible que ellos también tengan que gestionar esa pérdida y tú necesites saber cómo ayudar a superar un duelo

#4.- No tengas miedo a llorar

El llanto es muy importante para superar cualquier problema. Tiene un efecto analgésico que te hará sentirte liberado y tranquilo.

No debes tener miedo a llorar ni impedirlo. Por el contrario, debes dejarlo fluir ya que al contenerlo pueden generarse problemas de ansiedad, irritabilidad y, cómo no, una mayor sensación de tristeza y vacío.

#5.- No estés solo siempre

Es normal que si estás mal te apetezca estar solo de vez en cuando. Sin embargo esto no es una actitud del todo recomendable.

Debes hacer un esfuerzo y verte con gente para no aislarte. A lo mejor no es lo que más te apetece en este momento, pero siempre es bueno distraerse y socializar cuando se está decaído.

#6.- No te satures a ti mismo

En muchas ocasiones las personas intentan superar el duelo saturándose de tareas y no dejándose tiempo para pensar. Esto, aunque en un primer momento pueda dar buenos resultados, no es una buena solución. Si no se afronta el problema sino que se ignora el proceso se atascará y durará mucho más.

#7.- No te deshagas de los enseres

Algo muy habitual es que las personas decidan o bien donar o bien tirar los objetos de sus familiares o allegados fallecidos. Esto no siempre es una buena idea ya que a fin de cuentas lo que estás haciendo es quitarte los recordatorios de tu duelo.

Y no, esto no es algo bueno. Lo único que denota es la huida del problema en lugar del enfrentamiento y superación del mismo.

#8.- Cuídate

No dejes que tu tristeza haga mella en tu aspecto, higiene o actividad física. Sigue llevando a cabo tus rituales de cuidados sean cuáles sean. A fin de cuentas, si te ves bien te sentirás bien.

#9.- Tómate tu tiempo

No te presiones, no te metas prisa a ti mismo. Debes darte cancha para poder enfrentar el problema y comenzar a superarlo. No es una carrera, tómatelo con calma.

Ahora que conoces todos estos consejos para superar el duelo solo tendrás que llevarlos a cabo. Recuerda que no hay una norma exacta acerca de cómo superar el duelo pero seguro que estos consejos te ayudan a que te recuperes lo antes posible.

Si quieres saber en qué momento de tu duelo te encuentras o cómo estás avanzando en el proceso de asimilación de la pérdida, este test de duelo te puede ser de gran ayuda. Si sientes que no eres capaz de gestionar los sentimientos que te ha producido la pérdida y seguir con tu rutina habitual, confía en los psicólogos expertos de TherapyChat para comenzar el cambio y recuperar el bienestar anterior. 

Duelo