El deporte en la depresión ¿Qué poder tiene sobre el estado de ánimo?

deporte en la depresión

¿Es posible mejorar en una depresión con ayuda del deporte? Lo primero es comprender que padecer una depresión es algo mucho más común de lo que solemos pensar y puede llegar a ser verdaderamente duro y desesperante para quien la sufre.

Es muy positivo que el paciente o su entorno se pregunten cómo curar una depresión en cuanto se reconocen sus síntomas. Tomar medidas para tratarla lo antes posible es fundamental para evitar que pueda derivar en otras enfermedades. En este sentido, el deporte en la depresión, es una poderosa herramienta que puede actuar como terapia complementaria, tanto para prevenir la depresión como para combatirla.

Cómo superar una depresión poniéndote en marcha

La depresión puede tener distintas formas e intensidades en cada persona y puede estar motivada por diferentes causas. Sin embargo, en todos los casos será determinante la voluntad del paciente para querer mejorar.

No hay una manera exacta de saber cómo salir de una depresión o cuál es exactamente el rol del deporte. Lo que sí está claro es que activarnos combate la depresión y nos encamina para vencerla, siempre que no hagamos del deporte un detonante de estrés.

No permitir que la depresión se alargue en el tiempo y abordar los síntomas cuanto antes es lo primero que hay que tener en cuenta.

Existen diversos recursos que suponen una gran ayuda y nos muestran cómo curar una depresión. En primer lugar, la terapia psicológica ofrece la posibilidad de que un profesional nos muestre lo que debemos empezar a hacer para ordenar nuestros pensamientos y gestionar nuestras emociones en la dirección más adecuada.

Al mismo tiempo, disponemos de otras técnicas específicas que favorecen la recuperación, y muchas veces solo necesitamos que nos las muestren para descubrir por nosotros mismos la forma de enfrentarse a una depresión.

Si te has decidido a poner de tu parte para mejorar la situación en la que te encuentras y quieres empezar a hacer ejercicio, pero no sabes cómo dar el paso, te contamos algunas claves para que vayas paso a paso.

Deporte y nutrición

No imaginas lo importante que puede llegar a ser la práctica de deporte junto con la atención a la alimentación y al descanso para curar una depresión, así como el hecho de experimentar la sensación de haber alcanzado ciertos objetivos.

Para controlar los síntomas de la depresión es necesario modificar el comportamiento y adquirir nuevas pautas, como hacer ejercicio físico y comer mejor, ya que se trata de una manera muy eficaz de tratar este trastorno.

Cansancio para dormir mejor

Multitud de estudios han demostrado la estrecha relación entre el deporte y la prevención o mejora de los síntomas propios de la depresión, entre los que suelen formar parte la apatía y los trastornos del sueño y del apetito que acompañan a la ansiedad.

Hay que tener en cuenta que, cuando se busca saber cómo afrontar una depresión, el mismo hecho de dar el primer paso para combatirla es un logro. Si estás padeciendo una depresión y estás leyendo este artículo, ya has hecho algo muy importante, ya que demuestra que deseas mejorar.

Evitar pensar mucho

Sabemos que no es fácil encontrar la fuerza y la motivación para empezar a hacer ejercicio cuando se está deprimida, pero en muchas ocasiones causa más cansancio el hecho de imaginar algo, que hacerlo. En este sentido, puede que lo más difícil sea dar el primer paso, por eso es recomendable que intentes no pensarlo demasiado. Sencillamente, hazlo.

El deporte está en todas partes

Para empezar a hacer deporte no hay que complicarse. Si llevas mucho tiempo sin ejercitarte, bastará con que empieces poniéndote unas zapatillas y saliendo a andar rápido durante al menos 30 minutos. Dependiendo de tu condición física, puedes marcarte una rutina más o menos intensa y con mayor o menor frecuencia. Intenta en todo caso dedicarle al menos tres días a la semana para empezar.

A partir de ahí, puedes ir aumentando tiempo o intensidad, siempre de forma paulatina y sin prisas, pues la clave está en introducir el nuevo hábito en tu vida. Si durante los primeros días decides subir en exceso la intensidad de la actividad, corres el riesgo de agotarte y abandonar. Recuerda: poco a poco, lo importante es que te mantengas y lo realices con regularidad, hasta que empieces a necesitar cada vez más esa motivación deportiva que te conducirá a descubrir cómo curar una depresión.

¿Qué deporte elegir?

Una vez que hayas cogido un poco de forma al caminar, puede que te intereses por algún deporte en concreto. Hay muchas opciones y la elección dependerá de tus preferencias.

#1.- Motivación individual

Si prefieres hacer ejercicio en soledad bastará con que salgas a correr y realices en casa alguna tabla de ejercicios sencilla. Por supuesto, también tienes la opción de apuntarte a un gimnasio y de buscar la ayuda de un entrenador personal para que te oriente.

#2.- Dinámica de grupo

Si por lo contrario prefieres algún deporte en compañía, considera el tenis o el pádel. También puede interesarte montar en bici. Una manera de motivarte es quedar con alguien para salir a correr o andar, de forma que tengas más complicaciones a la hora de poner excusas y quedarte en casa.

Piensa que aunque en principio no te apetezca demasiado, una actividad en grupo puede ser muy beneficiosa para ti en estos momentos. Si has intentado anteriormente hacer ejercicio sola y has terminado por dejarlo, entonces es el momento de que pruebes a apuntarte a alguna clase grupal.

#3.- Ejercicio lúdico

El baile es otra alternativa muy interesante, ya que es una manera divertida de ejercitarte y si te apuntas a clases puedes conocer gente nueva y animarte. Bailar contribuye a elevar el ánimo y es una forma de hacer ejercicio casi sin darte cuenta.

Utilizar música para hacer deporte es otra forma de aumentar la motivación, ya que tiene a su vez el poder de cambiar nuestro estado de ánimo.

#4.- Búsqueda del bienestar

También debes tener en cuenta que la práctica de yoga o pilates ayuda a tomar conciencia de nuestro propio cuerpo y a ejercitarlo con suavidad, al mismo tiempo que se realiza un trabajo de relajación mental que puede llegar a tener enormes beneficios.

Considera las distintas opciones y elige la que más se adapte a tus características y preferencias. Lo único que importa es que empieces a moverte: pronto comenzarás a disfrutar de todos los efectos positivos que tiene el ejercicio físico.

Factores en el deporte contra la depresión

El deporte en la depresión, fomenta el esfuerzo y la superación personal, pero además tiene importantes efectos sobre el organismo, que se traducen en un mayor sentimiento de bienestar. Gracias al deporte se puede combatir la ansiedad con una gran eficacia mientras se aumenta la confianza en uno mismo.

Endorfinas para dormir mejor

Cuando practicamos algún deporte liberamos endorfinas, un potente antidepresivo natural que además tiene un efecto analgésico y sedante. Gracias a esto, se siente un mayor bienestar y una relajación que favorecen el descanso por las noches.

Esto es algo fundamental, ya que dormir bien es una de las principales claves para elevar nuestro estado de ánimo y sentirnos con energía. Del mismo modo, es importante que empieces a cuidar tu alimentación, creándote una rutina de horarios en la que no debes saltarte las comidas, y eligiendo alimentos naturales y saludables.

Mejor por dentro y por fuera

Piensa que adoptar nuevos hábitos en cuanto a actividad física, alimentación y descanso no es tan complicado como puedes pensar, y los beneficios que recibirás a cambio son muy importantes. En poco tiempo te vas a sentir mejor, tu salud se reforzará y tu aspecto físico va a mejorar, algo que a su vez te hará sentir más animada.

No olvides tampoco hidratarte en todo momento, bebiendo antes, durante y después del ejercicio, y si tienes la posibilidad de practicar deporte estando en contacto con la naturaleza, mucho mejor.

Un subidón de autoestima

Puedes notar las ventajas del ejercicio desde el primer día, ya que habrás superado el paso más difícil, el de empezar. Esto ayudará a que tu autoestima se refuerce cada vez que cumplas con tus objetivos. Recuerda que debes ponerte pequeñas metas, de forma que conseguirlas sea realista. Se trata de utilizar el ejercicio como herramienta para mejorar, y en ningún caso debe convertirse en una frustración.

Si un día no cumples con tu rutina, no tires por tierra tu esfuerzo, simplemente hazla al día siguiente. Este es un trabajo de fondo y a largo plazo, ¡no te agobies y reconócete a ti misma el esfuerzo que estás haciendo! La recompensa llegará pronto.

Entrenar cuerpo y mente, la combinación perfecta

El deporte en la depresión también es bueno porque nos ayuda a liberar tensión, a cuidar nuestro estado físico y a sentirnos mejor, pero es importante prestar mucha atención también a nuestra mente. La ayuda psicológica es siempre interesante, pero cuando se está padeciendo una depresión, es un factor que puede marcar la diferencia en cuanto a nuestra pronta recuperación.

Del mismo modo en que un entrenador personal nos orienta para conseguir con mayor facilidad nuestros objetivos y nos marca las pautas y los ritmos que debemos seguir, un psicólogo nos proporciona las herramientas necesarias para gestionar nuestras emociones y nuestros pensamientos.

De esta forma, es posible encontrar el equilibrio necesario entre el cuerpo y la mente, sin descuidar ni sobrecargar ninguno de los dos.

Sabemos que, cuando se padece una depresión, el síntoma más característico es el desinterés generalizado. Sin embargo, tenemos a nuestro alcance los medios para afrontar este trastorno y, una vez superada la barrera inicial, el proceso de curación se vuelve cada vez más sencillo.

Asimismo, debes tener en cuenta que muchas personas que han superado una depresión salen reforzadas y con una autoestima mayor que si no hubiera padecido nunca este trastorno. La depresión puede ser la causa que nos impulse a mejorar, a adoptar hábitos más saludables y a cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente como es debido.

Transformar los sentimientos de tristeza y apatía en motivación y bienestar está en tus manos, solo debes dar el primer paso y pedir ayuda siempre que la necesites.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

El deporte en la depresión ¿Qué poder tiene sobre el estado de ánimo?
Scroll hacia arriba