¿En qué nos puede beneficiar la cuarentena?

beneficios de la cuarentena

La preocupación por los familiares, las cifras alarmantes, la necesidad de salir y compartir momentos o la incertidumbre económica son consecuencias del estado de alarma en nuestro país. Lo que aparentemente es una gran lista de consecuencias y sentimientos negativos también puede completarse con ciertos efectos positivos del confinamiento.

Como en una situación de crisis y amenaza resulta difícil ser consciente de los aspectos favorables, en este artículo queremos hacer un repaso sobre algunos de ellos.

#1. Oportunidad para crear nuevos hábitos

Es posible que tengas una lista de hábitos saludables pendientes que por la inercia con la que funcionamos en el día a día no haya podido empezar a poner en práctica. El aislamiento puede ser la oportunidad perfecta para intentarlo al contar con ese tiempo libre. Un ejemplo de estos  hábitos  puede  ser  cuidar  los  horarios  de  sueño,  intentar regularlos ahora hará más fácil su mantenimiento una vez que se retome la vida anterior.

Tan importante como el sueño es la alimentación. Podemos aprovechar a tener una dieta saludable ahora que se cuenta con algo más de tiempo para cocinar, así como programar una hora adecuada para las comidas. Por último, uno de los propósitos más frecuente y también más costoso es practicar ejercicio de forma continua y el confinamiento facilita el poder afrontarlo de forma progresiva en intensidad con la comodidad de hacerlo desde casa.

#2. Nuevas ideas de negocio

El aislamiento puede ofrecerte los momentos de reflexión y concentración que necesitas para bajar a detalle ideas, tanto para emprender como para mejorar o ampliar tu actividad laboral.

Son muchas las empresas que en esta situación están abriendo nuevas formas de comercio. Por ejemplo, tiendas de alimentación en mercados tradicionales están aceptando pedidos online o telefónicos y creando formas de distribución de estos. Puede ser una buena ocasión tanto para alternativas de tu negocio actual como para emprender nuevas ideas.

#3. Reflexionar sobre la acción del hombre en la naturaleza

La parada de la actividad laboral implica una disminución radical de los desplazamientos y de la producción en nuestro país. La melancolía que producen las imágenes de las calles y autopistas vacías se puede convertir en una reflexión necesaria sobre el efecto del hombre en el medio ambiente.

Nos encontramos ante niveles nunca vistos en los últimos años de contaminación. La claridad del cielo, la limpieza de las aguas y la reducción significativa de dióxido de nitrógeno es una de las caras positivas del coronavirus. Especialmente curiosa ha sido la imagen de los canales de Venecia, no solo por el agua cristalina sino por la aparición de bancos de peces.

#4. Más tiempo de calidad con seres queridos o con uno mismo

beneficios de la cuarentena

En caso de que se viva con niños, el ritmo entre trabajo, colegio, extraescolares, baños y cenas no permite disfrutar momentos especiales con frecuencia. El tiempo de ocio y calidad suele darse en el fin de semana junto con la organización de la nueva semana, limpieza, compra y deberes. El hecho de que la mayoría de los padres se encuentren trabajando desde casa facilita que la jornada laboral libere huecos del día para compartir con los pequeños de la casa.

Tanto si se vive en pareja como solo, unas horas extra al día dan margen a cuidar más la relación, con el otro y con uno mismo. También se trata de una ocasión de mejorar la comunicación con familiares y amigos realizando videollamadas con más frecuencia.

#5. Aprender cosas nuevas

Tocar un instrumento que tenías abandonado, reforzar idiomas, aprender programas nuevos o aprovechar la gran cantidad de cursos online que se están ofreciendo de forma gratuita son ideas para hacer del aislamiento un tiempo útil.

Comenzar algún hobbie nuevo genera un efecto motivador importante que reporta beneficios a nivel de autoestima y ayuda a desconectar de la gran cantidad de información negativa que se recibe cada día. Si no sabes por dónde empezar, la repostería, pintura, fotografía o lectura pueden ser buenas opciones.

#6. Conseguir reducir el estrés

Madrugar, correr, transporte colapsado, atascos interminables o comida en descansos rápidos…el ritmo acelerado de la semana puede terminar generando síntomas de estrés o ansiedad tanto a nivel cognitivo con preocupaciones frecuentes e intrusivas, como a nivel físico o emocional con taquicardia, falta de aire, irritabilidad o frustración.

El confinamiento supone una parada en seco a nuestra vida laboral, social y familiar tal y como estamos acostumbrados, dando la oportunidad de valorar lo que realmente es importante y en la vorágine del día a día pasa desapercibido.

¿En qué nos puede beneficiar la cuarentena?
Scroll hacia arriba