Eyaculación precoz: Consejos prácticos

eyaculación precoz

La eyaculación precoz es un problema muy común entre hombres. Al menos un 60 por ciento lo ha sufrido una vez en la vida, y en torno al 20-40 por ciento lo padece constantemente.

Pero no hay que confundirlo con la disfunción eréctil o impotencia sexual. Mientras que en la eyaculación precoz se produce una sobreexcitación, que hace que se eyacule involuntariamente no más de un minuto después de comenzar la relación sexual; la disfunción eréctil es un indicativo de problemas de erección.

Por lo general, la eyaculación involuntaria se produce entre el primer minuto o minuto y medio durante la penetración. Muchos hombres dejan pasar el tiempo sin acudir a una ayuda profesional que les podría solucionar esto.

La inseguridad y la vergüenza suelen aparecer a renglón seguido como consecuencia de la eyaculación temprana. No permitir que la pareja llegue a la satisfacción plena puede deteriorar la autoestima, provocando que muchos afectados rehúsen la opinión de un profesional, sin poner medios para mejorar esta circunstancia. Aquí puedes leer más sobre la terapia sexual.

Si te está pasando a ti y sientes que no hay solución para conseguir la estabilidad en el sexo en la pareja, es el momento de vencer tu miedo a la vergüenza solicitando ayuda a un psicólogo online. Él puede ofrecerte los consejos que necesitas para mejorar esta situación.

Puede que hayas recurrido ya a muchos de los consejos que se dan en Internet, como pensar en algo que no te gusta, para lograr retardar la eyaculación. Y comprobando que no cualquier idea de las que puedas leer es tan efectiva como dicen, seguramente has llegado hasta aquí.

La facilidad de las nuevas tecnologías te brinda la oportunidad de poder contar con la ayuda que necesitas sin moverte de casa; solo requieres un ordenador o un móvil. La consulta con un psicólogo online no solo te facilitará la exposición de tu problema con más naturalidad, sino que podrás comenzar a afrontarlo eficientemente gracias a la ayuda profesional.

Consejos contra la eyaculación precoz que pueden servirte

Lo primero que te preguntarás es por qué te pasa a ti. Esto se puede dar por varios factores. La ansiedad, el estrés que pueden producir los momentos de intimidad o el temperamento de la propia persona pueden ser causa de problemas sexuales como la eyaculación precoz o la anorgasmia.

Otras veces es posible que haya una causa orgánica, por ejemplo una infección de las vías urinarias o un trastorno hormonal. En estos casos, puede solucionarse con un tratamiento adecuado pero la ayuda de un psicólogo puede complementar el proceso.

Se recomienda que este problema sea afrontado en pareja. Esto servirá para sentir que ambos estáis involucrados y hacer que la confianza sea un punto clave para mejorar vuestra sexualidad.

Comienza cuidando diariamente tu alimentación

En el equilibrio de tu día a día puedes encontrar la solución para mantener tu organismo saludable.

La buena alimentación, recurriendo a nuestra famosa dieta mediterránea, tiene numerosos beneficios. Además de facilitar el buen flujo del torrente sanguíneo y bajar los niveles de colesterol malo, hará que mantengas una presión arterial nivelada.

El tabaco y el alcohol pueden ser tus peores enemigos. Sustituye esas sustancias nocivas por avena o ginseng, pues ambos motivan el buen funcionamiento del organismo.

Haz ejercicios musculares y de respiración

Conocer tu cuerpo es el mejor inicio para poder controlar la temprana eyaculación. Puedes comenzar con el ejercicio, ya que es el remedio contra la ansiedad y el estrés acumulados.

Los ejercicios musculares son esenciales, sobre todo si aprendes a controlar los músculos que van a intervenir en la eyaculación. La técnica Kegel se basa en este propósito, tratándose de retener la orina en el momento en que estés en el baño, para poder tener mayor control sobre los músculos pubococcígeos.

También puedes practicar la masturbación, poniendo énfasis en el ritmo respiratorio. Una adecuada práctica conseguirá que la eyaculación precoz se vaya corrigiendo. El error que se comete muchas veces es haberse centrado en conseguir el orgasmo sin disfrutar el momento en sí.

En el momento del acto sexual

Ante todo, no dejes que el momento se arruine por la negatividad de tu pensamiento, este es uno de los consejos más importantes de la psicología sexual. Siéntete seguro y positivo, olvida cualquier escena de aviones o cosas que no te gusten, porque eso no deja volar tu imaginación durante el sexo.

Ir a orinar previamente facilitará que el orgasmo se retrase, ya que la orina puede ejercer cierta presión en los genitales. También es conveniente intentar estar relajado durante el acto sexual. Para ello es básico tener preliminares con tu pareja, pues bajan la ansiedad sexual.

Ayuda mucho mantener una respiración pausada, algo que en la masturbación puedes practicar. Controlar el momento del clímax es posible si mediante la misma, antes de llegar al orgasmo, te detienes. Será una forma de decirle a tu cuerpo que tú lo controlas.

Ya ves que no debes preocuparte si tienes eyaculación precoz. Lo primero que debes hacer es tratarlo con la mayor naturalidad posible, para que los especialistas te puedan ayudar.

Recuerda que no hay nada más sencillo que recurrir a un psicólogo online para hacer frente lo antes posible este problema y tener una vida sexual satisfactoria.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Eyaculación precoz: Consejos prácticos
Scroll hacia arriba