Fan de Juego de Tronos: ¿Por qué tanto subidón?

Juego de Tronos

“Winter is coming”, es lo que has estado escuchando desde el capítulo uno de Juego de Tronos y ahora, que el invierno por fin está aquí, tienes claro que vas a devorar sus siete episodios en medio de una emoción casi sin precedentes.

Tus amigos hablan de ello, tu pareja habla de ello, tú hablas de ello sin parar e, incluso aquellos que no son seguidores de la serie inspirada en Canción de hielo y fuego (¿en qué planeta viven esos que no son seguidores?) comentan lo impactante que se dice que va a ser cada capítulo.

Pero, ¿sabías que tanto subidón por la nueva temporada dice mucho de ti (y de tu entorno)?

Los fenómenos culturales como este tienen una base científica analizada, entre otras disciplinas, por la psicología. Hoy vamos a contarte aspectos curiosos de ese hype que te hace engancharte a una serie y seguirla como si te fuera la vida en ello.

Nos encanta evadirnos

El mundo en el que nos ha tocado vivir exige demasiado de nosotros: hay que trabajar, hay que estudiar, hay que cuidar al perro, “hay que”… siempre “hay que” algo y por eso las distracciones simples, económicas y socialmente relevantes tienen un valor increíble en el día a día de las personas.

No quiere decir que quieras huir de tus responsabilidades sino que, precisamente, para encararlas mejor, necesitas desconectar un momento de ellas y poner tu cerebro en modo avión.

Una serie como Juego de Tronos funciona de maravilla en este sentido, porque te obliga a sumergirte en un universo fantástico y permanentemente sorprendente, que te hará escapar por instantes de tu ajetreada realidad.

Esta capacidad de pactar con la ficción te ayuda a elevar tu autoestima al generar un orgullo de pertenencia muy especial: tú formas parte de un fenómeno mundial y, cada vez que aciertas prediciendo algo de la trama, te echas una pequeña gran victoria a la espalda.

Juego de Tronos es un disparador social

Lo comentábamos en el apartado anterior: el orgullo de pertenencia que se genera en torno a una serie como esta construye directamente sobre la necesidad de los seres humanos de conectarse, de sentir que son parte de algo que no sólo importa a cada uno, sino que importa colectivamente.

El “espíritu de equipo” es divertido, y además te ayuda a mejorar tu relación con los demás en entornos como la familia y el trabajo: en la medida en la que te embarcas en la aventura de no hacer spoilers, comentar y respetar las opiniones de los demás sobre cada episodio, estarás entrenando para ser cada vez más empático y mejor comunicador, afianzando así tus habilidades sociales.

Las series, además, son un tema recurrente en entornos tan grandes que trascienden el espacio físico. Por ejemplo, en foros o redes sociales, en donde poco a poco aumentarás tu confianza al aprender a participar, debatir y defender tus puntos de vista sobre una temática común ante desconocidos, personas de diferentes lugares del mundo e, incluso, con algún famoso.

Nos sentimos inspirados

Si bien el autoconocimiento es clave en el desarrollo personal, también es cierto que el ser humano aprende muchas cosas de manera vicaria: ves una situación desde fuera y, de algún modo, te inspira sobre cómo actuar cuando te encuentras en una posición similar.

Aunque en la vida real no nos vamos a hacer con ningún trono de hierro y tomando como base que la violencia no representa un ejemplo para nosotros, muchos aspectos de los personajes de Juego de Tronos nos pueden hacer sentir identificados y motivados: una mujer que nace para reinar, un heredero que lucha por ganar su propio lugar o una familia que, pase lo que pase, siempre paga sus deudas, son casos claramente extrapolables al día a día de muchas personas.

Ahora que sabes que el subidón que genera el inicio de la séptima temporada de Juego de Tronos tiene mucho que ver con tu vida real, seguro que querrás poner más atención a cada capítulo, ¿verdad?

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Fan de Juego de Tronos: ¿Por qué tanto subidón?
Scroll hacia arriba