Felicidad. Consejos para alcanzarla

felicidad

Cada persona es única y especial. Sin embargo, más allá de las particularidades que describen el modo de ser y la historia de un ser humano, existe una característica común: el deseo de ser feliz. No importa la edad que tengas o el momento en el que te encuentres, la meta de la felicidad es universal. El matiz reside en que esta experiencia adquiere una forma distinta a partir de los objetivos y expectativas de cada momento.

10 consejos para alcanzar la felicidad

#1.- Reflexiona sobre la felicidad desde tu posición

Cada persona realiza su propia valoración sobre aquello que le hace feliz. Por tanto, si quieres encontrar tus propias respuestas en torno a esta cuestión, tienes que encontrar tiempo. Es decir, tienes que dedicar una parte de tu vida a este asunto. Por muy ocupada que estés con cuestiones profesionales, proyectos de futuro, recados cotidianos o planes sociales, recuerda que tienes un compromiso real con tu propia felicidad. No puedes delegar esta implicación en nadie más puesto que se trata de tu historia vital. Este es uno de los puntos fundamentales de la educación emocional.

#2.- Disfruta de tu zona de confort

Ese lugar en el que te sientes cómoda y segura a través de la realización de rutinas que conoces muy bien. Cuando una persona sufre una situación que altera por completo su monotonía desea recuperar cuanto antes esa zona de seguridad que le aporta cierta estabilidad. Eso no significa que debas estar eternamente quieta y estancada en esta zona de comodidad.

#3.- Amplía tu mapa del mundo

En tu vida hay tiempo para todo. Tiempo para permanecer en esa zona de confort y tiempo para descubrir qué hay más allá de esa sensación de seguridad por encontrarte en el ambiente que estás acostumbrado a controlar. De este modo, tu zona de confort es cada vez mayor puesto que integras en ella nuevas experiencias. Implícate en tu vida de verdad.

#4.- No conviertas en un fin aquello que es un medio

Por ejemplo, el dinero es un recurso necesario para tener una óptima calidad de vida. Sin embargo, lo económico es un instrumento cuyo valor depende del fin. No cometas el error de hacer de este aspecto un valor absoluto.

#5.- Busca un empleo que conecte con tu vocación

También puedes buscar un trabajo en una empresa cuyo proyecto admiras o llevar a la práctica tu propia idea de negocio. Por tanto, continúa tu búsqueda en el mercado laboral hasta encontrar una propuesta que realmente te guste tanto como para asumir un compromiso de futuro con ese puesto.

Intenta observar esta evolución profesional en su perspectiva positiva. La buena suerte no es un concepto que pueda explicarse únicamente desde el punto de vista de las circunstancias externas o del azar. Tú puedes influir en tu buena fortuna a través de tu implicación o recurriendo al coaching empresarial. Si quieres lograr un objetivo profesional, identifica cuál es el punto al que te gustaría llegar en un periodo de tiempo determinado.

Después, dibuja un esquema de los pasos a seguir para llegar hasta ese punto desde el lugar en el que te encuentras. No te obsesiones con la meta puesto que el aprendizaje no solo se encuentra allí. La evolución reside en la magia del ahora. Todo esto potenciará tu nivel de superación personal.

#6.- Utiliza el agradecimiento como actitud ante la vida

Este agradecimiento aplicado al pasado significa poner atención en aquellos recuerdos inolvidables que conservas del ayer. En relación con el presente, puedes abrir tu corazón a la oportunidad de convertir esta jornada en una experiencia de aprendizaje.

Desde el punto de vista del futuro, puedes visualizarte a ti misma sintiéndote felizmente agradecida por el porvenir. Sin embargo, no solo es positivo que sientas este agradecimiento, también es saludable que lo demuestres.

Tu gratitud puede ser más consciente incluso cuando algo no va tan bien como te gustaría, si en lugar de enfocarte en la carencia que te lleva al plano de la preocupación, conectas con el presente a través de tu respiración para dar gracias a la vida por estar viva. No te recrees en lo negativo y no des por hecho las cosas buenas. Siente el poder de la gratitud e imagina cómo en ese momento se dibuja una sonrisa interior en tu corazón. Aquí puedes leer más sobre el mindfulness y ejercicios para centrar tu atención en el aquí y ahora.

#7.- Reflexiona sobre tus sueños

No tiene por qué ser un reto ambicioso, las metas más sencillas pueden ser la luz de la rutina. De hecho, la base de la felicidad verdadera reside en el poder extraordinario de los detalles más sencillos.

Detalles que, a veces, no se aprecian a simple vista y, sin embargo, se echan de menos cuando se pierden por un suceso inesperado. Por tanto, aprecia lo que tienes sin esperar a echarlo de menos en otro momento.

Anota por escrito esta lista de sueños que te gustaría hacer realidad en algún momento de tu vida. Puede ser un ejercicio de inspiración para conectar con esa parte de tu propia vida que tiene tanto valor. Después, recuerda que un sueño no se hace realidad por el simple hecho de creer en él, sin embargo, este sí es un paso importante. Tienes que trabajar en el plano de la acción para lograr metas realistas y que te importan lo suficiente como para implicarte en ellas de forma sincera. Evita cualquier tipo de autoengaño puesto que la verdad es la base de la vida.

#8.- Convierte la amabilidad en un principio universal 

Puedes practicar la amabilidad contigo misma, con tu familia, con tus amigos, con tus vecinos, con tus compañeros de trabajo, con la vida y con el planeta.

Por muy difíciles que sean las circunstancias, la amabilidad aporta un color agradable a la existencia. Pero, además, a través de esta actitud te conviertes en un ejemplo para aquellos que te rodean. Por ejemplo, el refuerzo de la sostenibilidad ambiental a través de una actitud ecológica con la que haces un uso responsable de los recursos alimenta tu bienestar puesto que tu alegría también está en relación con el entorno del que formas parte.

Y el placer que te produce disfrutar de un paisaje espectacular es un bien que no puede describirse con palabras. Sin duda, para ser más feliz también puedes poner en práctica el valor de la contemplación, como un ejercicio necesario que es cada vez menos frecuente en la sociedad actual marcada por el efecto de la inmediatez.

#9.- Piensa en ti, pero también en los demás

No eres más feliz cuando solo te dejas llevar por el ego. De hecho, te sientes mejor cuando tu vida fluye en la dirección de la generosidad emocional. Así como otras personas dejan una huella positiva en tu propia vida, tú también puedes generar este efecto positivo en la vida de los demás. La búsqueda del bien común es una constante en muchos ámbitos de la vida. Por ejemplo, si formas parte de un equipo en la empresa en la que trabajas, entonces, es recomendable que observes el efecto positivo que el ejercicio de tus funciones profesionales produce en la dinámica del grupo. Del mismo modo, puedes pensar en el bien común en relación con la amistad, la pareja, la familia y la propia sociedad.

#10.- Analiza el momento actual 

¿Cuáles son las excusas que te pones a ti misma para ser feliz? ¿Qué frenos son aquellos que te bloquean de manera recurrente?

Una vez que has realizado un diagnóstico de la situación puedes generar cambios significativos en tu gestión de las emociones puesto que, en lugar de cerrarte puertas de felicidad, decides abrirlas con sabiduría.

Encuentra inspiración en aquellas personas de tu entorno a las que observas radiantes de felicidad ante la ilusión del momento. Sin embargo, aprecia esta misma inspiración en la actitud de aquellas personas que a pesar de afrontar un momento de dificultad, ponen de su parte para superar esos obstáculos. Aprende qué es la inteligencia emocional y cómo ponerla en práctica para mejorar tu día a día.

Planes de ocio para ser feliz

Las actividades de ocio trascienden al momento mismo en el que se producen. Su recuerdo perdura en tu memoria. Además, puedes practicar planes de ocio de manera individual o en compañía. ¿Qué actividades pueden hacerte muy feliz?

Por ejemplo, visita bibliotecas y librerías con más frecuencia para disfrutar de la lectura. Descubre qué genero te encanta y selecciona títulos de esa temática.

También puedes programar actividades al aire libre a través de la práctica de deporte, la realización de excursiones, el turismo, el cuidado de las plantas o la realización de agradables paseos.

Una sesión de fotografía puede alimentar tu mente a través de esta expresión visual. Prioriza la calidad de las imágenes frente al número de fotos. Los momentos más felices de la vida son aquellos que vives y sientes con el corazón.

Estas son solo algunas ideas de ocio y tiempo libre que puedes añadir a tu agenda.

¿Cuáles son tus planes preferidos? Entonces, dedica más tiempo de tu agenda a disfrutar de esos momentos que son importantes de verdad.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Felicidad. Consejos para alcanzarla
Scroll hacia arriba