TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Ansiedad

Fobia a la gente. ¿Qué me pasa?

La fobia a la gente supone un verdadero problema para vivir en sociedad. Algunas personas confunden este trastorno psicológico y social con otro tipo de enfermedades.

Aunque no se manifieste las 24 horas del día, la mayoría de las personas ha tenido miedo en alguna ocasión. ¿Pero qué pasa cuando se tiene verdadero pavor a la gente en muchos momentos y lugares del día? ¿Cómo entender de qué manera nos afecta este miedo? ¿Cómo dejar de sufrirlo?

¿Cómo saber si es una fobia?

Cuando sudas, tiemblas y la simple idea de estar entre una multitud de gente, que todo el mundo te mire o que puedas llegar a ser el centro de atención te provoca un miedo incontrolable, estaríamos hablando de una fobia.

Muchas veces, sobre todo en las primeras apariciones, es posible que alguien haya querido animarte a que pierdas el miedo, a que te deshagas de tu timidez. Probablemente las personas que te rodean no son conscientes de que no se trata de un estado personal. No es que tengas vergüenza, sino que estás sintiendo un miedo incontrolable.

¿Qué tipo de trastorno es la fobia a la gente?

La fobia a las personas es un tipo de fobia específica que provoca ansiedad. Se genera conforme vas  adquiriendo experiencias a lo largo de tu vida. Este tipo de miedo a la gente responde a patrones sociales y es precisamente en la sociedad donde se manifiestan sus consecuencias. Por suerte, también en ella es donde se llega a superar.

¿Cuándo aparece?

En general, el desarrollo y manifestación de los problemas sociales suele aparecer desde la adolescencia. Es en este momento cuando el miedo va creciendo poco a poco, hasta ser patente y llegar a un grado de total falta de control. Este punto máximo se suele alcanzar entre los 20 y los 30 años.

La razón de que se empiecen a manifestar este tipo de problemas en la adolescencia también responde, en gran medida, a motivos sociales. Es en esta época cuando tienes que gustar para encajar en un grupo social (grupos de amigos, grupos de trabajos, grupos de aficiones). Hay que tener en cuenta que es también en esta época cuando comienzan las revelaciones en contra de las normas impuestas o aprendidas en la familia y empiezas a crear tus propias normas.

¿Cómo se puede explicar la fobia a la gente?

Es posible que si a pesar de tus esfuerzos no encuentras la aceptación dentro de un grupo social (ya sea un grupo familiar, dentro del colegio, con los amigos...), esto te produzca sufrimiento. La inseguridad causada por el rechazo puede llevarte a cerrar oportunidades de tener la aprobación de otros grupos diferentes.

Los trastornos relacionados con la fobia social pueden estar muy ligados con procesos semejantes a este tipo de rechazo en la formación de grupos de la etapa adolescente. En estos casos, los adolescentes interpretan el rechazo (puntual o continuado) como modo de prevención de un grupo temible. Es entonces cuando el miedo a las personas empieza a aflorar y a manifestar sus primeros síntomas.

¿El único factor es el social?

Aunque muchos de los trastornos de fobia social que se experimentan desde la adolescencia vienen provocados por la formación fallida de grupos sociales, la socialización no es el único factor que interviene. Entre muchas otras causas que pueden contribuir al desarrollo de este problema, existen también justificaciones bioquímicas. Si en nuestro cuerpo los niveles de serotonina y de noradrenalina no están correctamente nivelados, nuestro cerebro puede manifestar dificultades.

Estos dos componentes son neurotransmisores que ayudan a que el sistema central funcione de manera equilibrada. Funcionan especialmente en la zona de la corteza del lóbulo frontal y en la amígdala. Es decir, en la parte delantera y central del cerebro. Curiosamente, son estas mismas partes del cerebro las que se encuentran en un estado de descontrol cuando se sufre un ataque de pánico. Esto quiere decir que si estás experimentando un trastorno de este tipo, puede que sientas en tu organismo un temor continuo cada vez que piensas en formar parte de la sociedad.

¿Se puede llevar una vida normal?

La mayoría de los tipos de fobias provocan molestias en el día a día de quien los padece. En este caso, si sufres un miedo incontrolable a la sociedad, tendrás dificultades para lograr vivir en ella. Tu pavor te puede impedir respetar una agenda o acudir a lugares donde sabes que te vas a encontrar a más personas. Por esta razón, puedes tener inconvenientes a la hora de lograr superar un curso académico con éxito o incluso tener un puesto de trabajo estable.

Es precisamente por ello por lo que es de vital importancia que en cuanto se manifiesten los primeros síntomas, acudas a un especialista. Muchas veces ganar tiempo antes de que los picos más altos de ansiedad se manifiesten, también ahorra tiempo y acorta el proceso de superación.

¿Cómo actuar ante personas con miedo a la gente?

Puede que no seas tú quien sufre miedo a la gente, sino que sea alguien de tu entorno y no sepas cómo actuar.

Debes saber que lo más importante es que estas personas no se sientan atacadas. Aunque tu intención no sea hacerles daño de ninguna manera, estas personas pueden sentirse atacadas continuamente. Por eso, nunca se debe menospreciar el estado en que se encuentren ni debes valorar sus actuaciones como malas. Es decir, no hay que recriminarles por el hecho de observar que suden, tiemblen o incluso porque parezca que su corazón se vaya a salir del pecho.

Algunas de las conductas y manifestaciones que estas personas realizan son las siguientes: 

  • Se cierran a conocer a gente nueva o incluso a hablar con las personas con las que antes sí lo hacían.
  • Es muy posible que los primeros síntomas sean el hecho de negarse a algo tan sencillo como usar unos baños públicos porque saben que habrá más gente.
  • Algo muy repetido es el negarse a comer, beber o simplemente escribir en público, dado que se sienten juzgadas por si lo hacen mal.
  • Pueden ponerse rojas debido al rubor que les causa ser observadas.
  • Pueden llegar a tensar sus músculos, sufrir tartamudez o experimentar cualquier tipo de dificultad del habla.
  • Hay que tener en cuenta que se sienten realmente mal por dentro, lo que les puede conducir a sentir náuseas o incluso a llegar a vomitar, tener diarreas, sudar o temblar.

¿Cómo llegar a empatizar con personas que sufren trastornos sociales?

El punto principal consiste en entender qué es el miedo. Sería conveniente intentar hacer memoria para revivir un momento en el que hayas tenido mucho miedo: una presentación oral delante de mucho público, un examen de conducir,... ¡Lo que sea! Es importante recordar el miedo sufrido. ¡Así es como se sienten las personas con fobia a la sociedad todo el tiempo!

¿Cómo se puede curar?

Gracias a los avances, a las investigaciones científicas y a la tecnología médica, cada vez se estudian más los casos de fobia a la gente. Por esta razón, si eres una de las personas que manifiestan síntomas de la fobia social lo más recomendable es que busques la ayuda de un profesional especializado.

La ayuda psicológica y/o psiquiátrica puede ayudarte a llevar una vida totalmente normal y a superar tu problema sin secuelas. Descubre cómo superar la fobia social.

¿Cómo saber si el trastorno está controlado?

Ante cualquier duda, siempre conviene que un especialista pueda llevar a cabo un seguimiento tras el diagnóstico. Este seguimiento es fundamental para evaluar las mejoras y las capacidades que se van adquiriendo a lo largo de la terapia o del tratamiento indicado.

Los tratamientos médicos se recetan para nivelar la segregación de neurotransmisores. Si estos están desequilibrados, se estarán provocando desajustes cerebrales que pueden ser causantes de los trastornos. Una vez esos niveles se controlen (siempre bajo prescripción médica), la dosis puede reducirse e incluso llegar a eliminarse si tu cuerpo funciona ya bien por sí solo. En otras ocasiones puede ocurrir que para que tu organismo no sufra, la medicación se mantenga.

En definitiva, para poder disfrutar de una vida plena y satisfactoria, lo más recomendable es que busques la ayuda de un profesional especializado. 

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

¡Empieza ahora!

Ansiedad