La ansiedad de los padres. 1: La vuelta al cole

vuelta al cole

Está claro que el final de las vacaciones y la llegada de la vuelta al cole generan una montaña rusa emocional en los niños. Pero no solo los protagonistas de este momento del año sufren los estragos del estrés: la ansiedad de los padres también se someten a mucha presión que puede derivar en picos de ansiedad.

Ansiedad por la primera vez

Si hay algo que genere más expectación y nerviosismo en los padres que la vuelta al cole de su hijo es la primera vez de su pequeño en la escuela.

La incertidumbre se cierne sobre la mente de los padres y les lleva a engancharse con pensamientos de todo tipo: ¿Qué va a pasar si mi peque no se adapta? ¿Qué ocurrirá si otro niño le pega? ¿Y si no deja de llorar en todo el día?

Como todo en la vida, la sensación de novedad genera un aluvión de emociones positivas: el primogénito se está haciendo mayor, los padres están cosechando el triunfo de haber elegido un buen cole para su peque, estrenar mochilas, uniformes, materiales, genera euforia… Pero, claro, ¿qué va a pasar en realidad ese día? ¿Y si no sale como se espera?

Los pensamientos son la clave

Este estado de ansiedad se puede controlar sustituyendo los pensamientos negativos por otros más alegres como: “Mi hijo va a construir su primer grupo de amigos”, “vamos a recuperar parte de nuestra independencia dejando a nuestro peque en buenas manos”, “ampliaremos nuestro círculo social al conocer a otros padres”. Aquí puedes leer más sobre la ansiedad por separación.

Vuelta al cole, vuelta a los problemas

Para los padres cuyos hijos ya llevan un tiempo yendo al colegio, la situación es bastante distinta pero no por ello menos agobiante.

La vuelta al cole es, para la mayoría de los padres, sinónimo de volver a la lucha por conseguir que sus hijos se vayan pronto a la cama, que se despierten a tiempo, que estén listos cuando haya que salir de casa y esto, por rutinario y normal que parezca, genera estrés y ansiedad y posibles fricciones entre los miembros de la unidad familiar.

A esto se suman los problemas que habitualmente pueda tener el niño en el colegio: dificultad con algunas asignaturas, tensiones en la relación con algún compañero, imposibilidad de administrar su tiempo y sus actividades y otros derivados del día a día que acabarán por poner a los padres en un rol solucionador que viene a sumarse a todos los frentes que tienen abiertos como individuos en sus relaciones, trabajo, actividades y demás.

¿Cómo controlar este tipo de ansiedad?

Separando conceptos para que los problemas no se conviertan en un auténtico apocalipsis: cuando eres capaz de enumerar los conflictos, analizarlos de manera independiente y buscar soluciones específicas para cada uno de ellos, no sólo empiezas a arreglarlos más deprisa, sino que con cada paso que das te vas sintiendo más capaz.

Si la situación te puede y lo único que ves es una gran avalancha de problemas rodando hacia ti, pide ayuda a alguien de la familia o de tu círculo de amigos. Cuéntales todo lo que sientes, expresa tus preocupaciones y eso hará que seas más capaz de asumir cada problema por separado, para trabajar en la búsqueda de soluciones de manera estructurada: ante el caos, el orden será tu mejor amigo.

Vuelta al cole, el desembolso

Aunque está dado por sentado que el inicio del año escolar conlleva gastos, no podemos subestimar la ansiedad que produce el importante escape de dinero vinculado a la vuelta al cole: material escolar, vestimenta, libros, matrículas, transporte, actividades extraescolares… la suma de todo esto muchas veces parece superar las posibilidades de la unidad familiar, considerando que no es el único gasto sino uno que se suma a los desembolsos habituales y las posibles fugas de dinero adicionales como cumpleaños, reparaciones en el hogar o urgencias médicas.

¿Cómo gestionar la ansiedad por este motivo?

Si bien es imposible comprarle a tu hijo menos cosas de las necesarias para la vuelta al cole, siempre hay alternativas que pueden aliviar la situación: adquirir algunos libros y materiales en tiendas de segunda mano, ahorrar un poco mes a mes para que cuando llegue el momento no tengas que hacer todo el gasto del tirón o apoyarte en los planes de financiación que ofrecen algunas cadenas de tiendas, puede ser clave para que sientas tu bolsillo más desahogado.

Desde el punto de vista psicológico, la creación de un presupuesto fragmentado que puedas ir viendo para saber que has ido cubriendo todo poco a poco, puede aportar, además de la tranquilidad del deber cumplido, la satisfacción de haber conseguido un objetivo.

Vuelta al cole, los niños en sí

Hasta ahora hemos abordado la ansiedad por la vuelta al cole desde la perspectiva de los adultos, es decir, qué sucede cuando tú como madre o padre eres quien sufre ansiedad en primer lugar, pero no podemos dejar de lado a los verdaderos protagonistas de la historia: los niños.

Tus hijos pueden convertirse en una fuente de ansiedad al transmitirte el nerviosismo que sienten por el inicio del nuevo curso: encontrarse con sus compañeros, evitar al “malo” de la clase, superar que alguno de su pandilla ya no vaya a ese cole, intentar ser el más popular, retomar el ritmo en medio del bajón post vacacional, son solo algunos de los disparadores de ansiedad que afectarán a tus pequeños y en los que tú te verás inevitablemente involucrado.

¿Qué puedes hacer?

Empieza el cole en casa antes de la vuelta al cole oficial: comienza a recuperar la rutina de completar cuadernos de ejercicios, limitar las horas de juego, comer a la hora correcta e irse pronto a la cama. Esto ayudará a que los niños se adapten con mayor facilidad a la vuelta.

Además, pregúntales cosas que te permitan ayudarles y detectar los síntomas de ansiedad, si los hubiera: ¿Cómo te imaginas el primer día? ¿Qué asignatura crees que te va a gustar más? ¿Qué quieres llevar para la merienda? Esto hará que ocupen su mente con pensamientos positivos en torno a la vuelta al cole.

Como ves, sentir agobio, emoción, nervios y estrés en los días previos al inicio del nuevo año escolar es muy normal y puede gestionarse desde el cariño y la confianza dentro del grupo familiar.

Si para ti es especialmente difícil este proceso o se te está juntando con ansiedad en el  trabajo, por tu relación de pareja o por cualquier otro motivo, quizá pueda ser positivo el apoyo de un profesional para que este nuevo curso sea más llevadero y feliz.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

La ansiedad de los padres. 1: La vuelta al cole
Scroll hacia arriba