TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Ansiedad

¿La ansiedad se cura?

Sí, la ansiedad se cura, pero no es una respuesta tan sencilla como parece. Para entender cómo se puede lograr la completa recuperación de este problema debemos profundizar un poco más.

Lo primero es saber qué es la ansiedad, cómo afecta a la vida de las personas que la sufren y qué tipo de problemas de salud se derivan de ella.

Saber qué es la ansiedad

Como tal es un estado psicológico, una alteración que hace que nuestro ánimo se vea desbordado por sensaciones como la inquietud física o el miedo. Dependiendo de la amplitud y gravedad de los síntomas la ansiedad puede afectar más o menos a nuestras vidas.

Sentir ansiedad en algún momento es algo normal, pero no lo es si esta se convierte en una sensación tan intensa que distorsiona la forma de ver la realidad. Y, sobre todo, cuando afecta de manera negativa a nuestra vida cotidiana.

Los síntomas más habituales

La forma en que se manifiesta es muy diversa porque afecta causando tanto síntomas físicos como psicológicos. Vamos a presentarte los más comunes o habituales para que puedas detectar si sufres ansiedad en tu caso. Si es así, no desesperes porque, como te hemos comentado al inicio, tiene tratamiento.

- Sensación de malestar interno.
- Miedo intenso injustificado.
- Sobresaltos ante cualquier estímulo.
- Insomnio o dificultades para descansar de manera reparadora.
- Inquietud psicomotriz.
- Sudoración excesiva.
- Temblor fino de manos y piernas.
- Palpitaciones y taquicardia.
- Ahogo o sensación de que te falta el aire.
- Dolor precordial como si fuera el de la angina de pecho.
- Subida de la tensión arterial.
-Síntomas digestivos e intestinales.
- Fatiga extrema.

Algunas características de la ansiedad

Todos y cada uno de los síntomas que te hemos enumerado pueden variar en intensidad de una persona a otra. Lo importante es cómo los afrontas.

Hay personas que perciben estos síntomas como algo realmente negativo y su vulnerabilidad hace que se vayan agravando por el temor que les produce.

Otras, sin embargo, solamente sufren estados pasajeros de ansiedad cuando les ocurre algo que les inquieta.

Si el estado de ansiedad se agrava, se puede sufrir una crisis de angustia, en la que los síntomas se acentúan, llegando incluso a pensar que se va a morir.

Saber cómo se produce puede ayudar a curarla

Conocer las causas sirve para poder tratar los mecanismos que las producen. No es solamente eliminar la ansiedad en un momento dado, sino trabajar la causa que la origina. 

Los rasgos de personalidad

Es muy probable que los rasgos de personalidad afecten en la manera en la que vivimos la ansiedad. Mientras que hay personas de temperamento ansioso, otras parecen no sentir niveles altos de ansiedad casi nunca. Por supuesto en esto tiene que ver la herencia o genética pero, sobre también, los aprendizajes y la interpretación de los síntomas.

Si tu vida está sometida a mucho estrés (en casa o en el trabajo) es más probable que puedas sufrir ansiedad. Sobre todo si, el sueño se ve afectado y aparecen consumo de tabaco o alcohol. 

Los factores que producen la ansiedad

Hemos hablado de los síntomas y las causas de la ansiedad pero ¿cuál es el mecanismo por el que se llega a producir en nuestro organismo?

Para que haya ansiedad debe haber una unión tanto de los factores del temperamento biológico, las situaciones que la activan en el entorno, y cuando aparece, también afectan factores que hacen que se mantenga en el tiempo.

Para calmar la ansiedad se han de conocer estos factores que la desencadenan y la mantienen. Porque si actuamos sobre los síntomas pero no sobre los factores, al aparecer los factores aparecerán de nuevo los síntomas de ansiedad. Sencillo, ¿no?

Lo parece pero no lo es tanto, porque identificar en una persona concreta esos factores es la clave y el trabajo de los terapeutas y médicos. Ellos deben trabajar en un mismo sentido para lograr actuar sobre los factores que la desencadenan y la mantienen en el tiempo, y no solamente aliviarla temporalmente. 

Por otro lado, como ya supondrás, cada persona es diferente y cada trastorno de ansiedad también. La terapia siempre es individual, con objetivos bien estructurados y con unas sesiones determinadas para alcanzarlos. Aquí puedes leer más sobre cómo eliminar la ansiedad

Los tratamientos para la ansiedad

Hablaremos de todas las intervenciones necesarias. Es decir, los tratamientos que nos brindan los profesionales y los apoyos necesarios del entorno.

#1.- El apoyo familiar

La familia de la persona que sufre ansiedad es importante para dar apoyo a la persona en tratamiento. Esto es fundamental ya que sentir el apoyo de las personas cercanas mejora la adherencia al tratamiento.

A la familia se le debe ayudar a comprender lo que ocurre y cómo puede dar apoyo manteniendo un ambiente estable y de apoyo emocional.

#2.- Aprender a cambiar la actitud

El trabajo y las malas relaciones son una gran causa de ansiedad. Aprender a mantener una actitud positiva y tomar las decisiones oportunas en caso de que la situación se agrave es necesario para evitar caer en la ansiedad.

#3.- Establecer hábitos saludables de vida

Se debe restablecer un descanso adecuado ya que esta es una gran causa de afectación por ansiedad y estrés.

No consumir alcohol ni tabaco, alimentarse de manera equilibrada y hacer ejercicio a diario, aunque sea salir a caminar, son formas muy efectivas de combatir la ansiedad.

#4.- Aprender técnicas de relajación

Parte de la terapia psicológica consiste en aprender a disminuir los niveles de ansiedad. Algunas de las más efectivas son:

1. Ejercicios para la relajación muscular.

2. Ejercicios de respiración profunda.

3. La meditación como forma de reducir y controlar la sensación de ansiedad porque se controlan los pensamientos y emociones.

#5.- Los tratamientos farmacológicos

En ocasiones es necesario el tratamiento farmacológico para recuperar las actividades diarias y afrontar el malestar que produce la ansiedad. Sin embargo, es más efectivo combinar el tratamiento farmacológico con terapia psicológica para controlar y disminuir la ansiedad. De esta forma, combinando ambos tratamientos, se puede lograr una mejora significativa.

Los tratamientos psicológicos para la ansiedad

Existen diversas terapias que pueden ser efectivas para la ansiedad. A continuación te damos una breve explicación de cada uno de ellos.

La terapia cognitiva y conductual

Además de informar a la persona sobre lo que es la ansiedad y analizar los factores que la provocan en su caso, este tratamiento se basa en técnicas que mejoran la actitud y la percepción de los síntomas, la forma en que se interpretan y cómo se responde ante ellos.

Tanto aprender a responder de una forma sana y diferente a los síntomas como a reinterpretarlos como algo menos nocivo ayuda al paciente a normalizar y reducir la ansiedad.

Conocer los mecanismos de la ansiedad, cómo aparece y cómo se mantiene también hace tomar conciencia a la persona que lo padece de la forma en que se mantiene en el tiempo. Aquí puedes leer más sobre cómo controlar la ansiedad.

Cuánto dura la terapia para la ansiedad

Has de tener en cuenta que la gran mayoría de los problemas de ansiedad se pueden reducir e incluso superar de forma definitiva pudiendo volver a tu vida normal al cabo de unos meses de terapia.

Los síntomas se van eliminando progresivamente y con el tiempo se suele recuperar un buen nivel de funcionamiento personal. Pero atención, no hacen efecto al instante ni sin esfuerzo.

Las terapias implican un esfuerzo por parte de la persona ya que ha de realizar cambios muy importantes en su forma de entender y afrontar los síntomas que padece.

Al ser una terapia donde se requiere la participación activa de la persona debes buscar un terapeuta con el que conectes, es decir: necesitas acudir a alguien que te inspire confianza y tranquilidad así como profesionalidad. Aquí puedes leer más sobre la terapia para la ansiedad

Una de las formas más efectivas de tratar la ansiedad son combinar las terapias cognitivo conductuales con la relajación progresiva. De esta forma se logran mejores resultados porque aprendes estrategias para combatir las emociones y los pensamientos ansiógenos y para cambiar tu comportamiento ante ellos, sabiendo conseguir un estado de relajación.

Y, por último, existen grupos de ayuda para controlar, manejar y reducir la ansiedad brindándote apoyo emocional. Sobre todo si te sientes incomprendido y solo frente a tu problema. Con ellos te irás dando cuenta de que la ansiedad es un problema que afecta a muchas personas como tú.

En definitiva, se puede tratar, se puede mejorar e incluso la ansiedad se cura si se recurre a la ayuda necesaria y se siguen las recomendaciones. Adopta una actitud de colaboración con el terapeuta y pon en marcha las nuevas estrategias de afrontamiento. ¡Todo un reto para mejorar tu calidad de vida!

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Ansiedad