La infidelidad. ¿Por qué algunas personas son infieles?

infidelidad

La infidelidad es un problema que afecta a un gran número de parejas. De hecho, un estudio reciente del instituto IPSOS ha concluido que el 30 % de la población le es o le ha sido infiel a su pareja. Sin lugar a dudas, este es un problema grave sobre todo si el acuerdo de relación incluye la exclusividad.

A fin de cuentas, el engaño y las mentiras son el primer detonante de una relación de pareja. Pero entonces surge la pregunta: ¿Por qué somos infieles? Pues bien, en este artículo vamos a darte algunas de las razones.

¿Qué es realmente la infidelidad?

La infidelidad es un concepto que no todas las parejas consideran de la misma manera. Puede que para ti ser infiel sea el simple hecho de pensar en tener algo con otra persona. Sin embargo hay gente que puede creer que solamente entablar una relación emocional con alguien pasando por alto las relaciones sexuales es otra manera de ser infiel. No obstante, hay una consideración generalista que es en la que nos vamos a basar.

Ser infiel es romper la confianza de la pareja manteniendo secretos alejados de la intimidad de la unión. Es decir, que si mientes a tu pareja a sabiendas de que tu comportamiento no es el adecuado, le estás siendo infiel.

Esto, como puedes observar, no está directamente ligado al hecho de mantener una relación sentimental con otra persona, sino que puede aplicarse a cualquier ámbito. En cualquier caso, vamos a tomar la interpretación centrada en el engaño en el ámbito amoroso.

¿Por qué algunas personas son infieles?

Ahora que sabes a qué nos referimos cuando hablamos de infidelidad vamos a ver algunos de los motivos por los cuales ciertas personas son infieles en sus relaciones. Ante todo, debes tener claro que muchas veces esto no tendrá una explicación concreta. No obstante, este acto puede deberse a algunas de estas razones.

#1.- No aceptar la monogamia

Algo muy importante para mantener una relación sana es llegar a un acuerdo de lo que se espera de ella. Es decir, si quieres que tu pareja no mantenga relaciones amorosas con nadie más, hay que hablarlo, debatirlo y llegar a un acuerdo.

Si esto se ha hecho y se ha llegado a un punto en común, todo estará claro desde el comienzo. Sin embargo muchas veces hay personas que no quieren aceptar la monogamia. Puede que a pesar de haberse casado o de haber formalizado una relación nunca pensasen en mantener relaciones sexuales con una única persona.

En este caso, la infidelidad se reiterará en el tiempo, ya que sus deseos van en contra de lo acordado con su pareja.

#2.- Sentir que no tenemos lo suficiente

Otro de los trasfondos ligado a la infidelidad es sentir que tu pareja no te da lo que necesitas. Bien sea en el plano emocional o sexual. Si bien es cierto que muchas parejas se descuidan cuando hay problemas económicos o cuando se tienen hijos, esto no es razón para engañar a la persona que supuestamente quieres.

No obstante, muchos optan por engañar para suplir sus necesidades en lugar de exponer lo que sienten a su pareja. En muchos casos, estas personas no son conscientes de sus necesidades emocionales por lo que ellos mismos sentirán que no saben por qué han cometido el engaño.

#3.- Pensar que el amor ha desaparecido

Cuando una pareja se estabiliza, la intensidad de los sentimientos tanto sexuales como románticos desciende. Cuando se atraviesa este momento no quiere decir que vuestro amor se haya acabado, sino que está madurando.

Tras este vaivén de exaltación de sentimientos se llega a una etapa de compromiso, intimidad y confianza. Pero claro, hay personas que no buscan esto. Cuando afianzan una relación y estos sentimientos se calman deciden buscar una tercera persona que sí les aporte esta excitación del principio.

#4.- Hay un vacío emocional

Si tu relación no es del todo satisfactoria, lo ideal sería darla por finalizada y que ambas partes continuaseis vuestras vidas de forma separada. Sin embargo, muchas veces no sabemos ver esto y seguimos con la persona en cuestión hasta que cometemos una infidelidad.

Sobre todo suele darse en aquellas relaciones en las que una de las partes ha tenido que alejarse de sus familiares o amigos creando esto un vacío emocional que trata de llenar con un amante. Así pues, deberás entender la importancia de mantener cierta individualidad y relaciones de amistad y familiares para tener una relación amorosa sana y satisfactoria.

#5.- Inseguridad

Si te sientes inferior en tu relación puede que tiendas a pensar que tus condiciones son diferentes a las de tu pareja. Es decir, si sientes que tu pareja es más guapa, más joven y más atractiva que tú, el hecho de sentir atracción por alguien más puede aumentarte la autoestima. Por ello, en muchos casos, las personas infieles lo son para reafirmar su amor propio.

#6.- Pensar que no será descubierto

Debes saber que el pensar que nunca se va a descubrir la infidelidad es algo que va ligado a otros motivos. El «ojos que no ven, corazón que no siente» es muy común en las personas infieles. No obstante, tarde o temprano este tipo de engaños acaban saliendo a la luz.

#7.- Aburrimiento

Aunque el aburrimiento pueda parecer anecdótico en un principio, es una de las razones más comunes en los casos de infidelidad. Todas las parejas tienen altibajos y esto puede hacer que una de las partes trate de paliar la monotonía o la rutina comenzando una relación paralela.

Esto no significa que consideres que tu pareja es mala o que vuestra relación no te llena. Simplemente es que no sabes afrontar la monotonía e intentas buscar un nuevo entretenimiento con la adrenalina que supone tener una pareja secreta.

#8.- Tomar represalias

Muchas veces, como consecuencia de una pelea o disputa, algunas personas deciden que engañar sexualmente a su pareja es una forma de vengarse. En cualquier caso, los engaños nunca están justificados.

#9.- Expectativas demasiado altas

Otro factor influyente en el hecho de cometer infidelidades es pensar que nuestra pareja debe darnos todo lo que queremos. Esto hace que una de las partes piense que la otra persona ha de ser perfecta en todo y no fallarle nunca.

Si crees que tu pareja ha de estar siempre pendiente de ti y complacerte en todo, lo más probable es que sufras una decepción y esto te lleve a buscar otras relaciones paralelas. El enfado y desilusión ante tus propias expectativas te hará, en cierto modo, justificar tu engaño.

Parte de esto tiene mucho que ver con la educación recibida. Aquellas personas que desde pequeñas han sido muy mimadas no han aprendido a aceptar que sus deseos no son la prioridad de todo el mundo. Por este motivo, es más probable es que acaben siendo infieles.

#10.- Traumas no resueltos

Hay multitud de estudios que demuestran que quienes han tenido algún trauma infantil como abandono emocional o maltrato físico o psicológico suelen ser más propensos al engaño sentimental. Si este tipo de comportamientos se ha visto en el entorno familiar, en cierto modo, estas personas optan por normalizarlos a pesar de saber que dañarán a su pareja.

#11.- Tener a alguien «de repuesto»

Hay quienes, por dependencia, no quieren estar solos. Es decir, que mantienen una relación amorosa aunque sepan que esta va a acabar. No obstante antes de finalizarla se buscan a otra persona para suplir ese vacío que se experimenta al romper una relación.

Esto es algo que no siempre se hace conscientemente a pesar de que se produce con frecuencia. Supone una ruptura dolorosa, sobre todo para la otra parte.

¿Se puede superar una infidelidad?

En una pareja todo se puede superar. No obstante si te preguntas cómo perdonar una infidelidad, en primer lugar, debes tener presente que hacerlo no es una obligación. Esta decisión dependerá de que ambas partes están dispuestas a ello.

Pero, ¿cómo superar una infidelidad? No es aceptable que la persona engañada perdone el engaño si los hechos van a repetirse. Ni tampoco que la víctima del engaño saque a relucir lo ocurrido para reprochar o coartar a la otra persona. Por tanto, lo ideal es que ambas personas reflexionen acerca de lo que quieren y sobre si verdaderamente están dispuestas a aceptar la monogamia.

Asesoramiento experto: la mejor solución

En definitiva, cuando se rompe la confianza a causa del engaño sentimental, lo mejor es que, si verdaderamente se quiere continuar con la relación y perdonar una infidelidad, se busque la ayuda de expertos. Los psicólogos de pareja pueden dar unas pautas muy útiles para aprender a sobrellevar lo ocurrido.

Además, como has podido observar, este tipo de acciones tienen un trasfondo que deberá solucionarse para evitar que la situación se repita. Por mucho que conozcas a tu pareja, puede que no seas capaz de encontrar la razón y ponerle remedio.

Así pues, si el engaño ha llamado a vuestra puerta y a pesar de querer arreglar la situación no sabes exactamente cómo actuar, lo mejor es que busques ayuda de un profesional. Un especialista os puede orientar para saber cómo seguir juntos tras una infidelidad dándoos pautas tanto de manera individual como en pareja. A fin de cuentas, habrá que volver a confiar y esto no es tarea fácil.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

La infidelidad. ¿Por qué algunas personas son infieles?
Scroll hacia arriba