Los celos: Causa de las rupturas de pareja

Causa de las rupturas de pareja

Existen diferentes causas que pueden provocar una ruptura de pareja. Por ejemplo los celos, la rutina y monotonía, la falta de cariño,…  Cada historia de amor es única. No obstante, hay algunas variables que pueden observarse dependiendo de las circunstancias de cada pareja. Sentir celos de manera frecuente y sin que existan motivos aparentes es algo que puede dañar una relación. En este artículo vamos a ver por qué los celos son los causantes de múltiples rupturas de pareja.

El amor sano no tiene nada que ver con los celos

Al igual que ocurre con el estrés, los celos pueden llegar a normalizarse e interpretarse como un componente más de nuestro estilo de vida. Por el contrario, al igual que no deberías convivir con el estrés como si fuese tu amigo, tampoco deberías hacerlo con los celos.

¿Siento celos porque quiero mucho a mi pareja?

Pero, ¿qué son los celos? Puedes sentir celos no solo en tu relación de pareja, sino que también pueden aparecer ante tus amistades, familiares, compañeros de trabajo,… Surgen cuando sientes que otra persona te eclipsa y crees que tú pasas a un segundo plano.

Existen muchos tópicos en torno a sentir celos. Uno de ellos tiene que ver con la idea errónea de que son una manifestación de amor. Puede que pienses: «Sí, tengo celos. Pero los siento porque adoro a mi pareja y quiero que esté todo el tiempo conmigo». Esta afirmación no es cierta ya que no representa la  expresión de un amor sano y libre.

En el caso de las relaciones amorosas, cada pareja afronta dificultades y sentir celos puede ser un claro ejemplo de ello. Es decir, si esta situación afecta a tu relación es muy importante que no la normalices. No creas que este hecho se solucionará con el paso del tiempo ya que si no se tratan, puede ocurrir que aumenten. Tal vez no se incrementen de manera inmediata, pero puede que sí sean mayores en un futuro.

Cómo afianzar la comunicación

¿Cómo convertir esta situación en una oportunidad para potenciar el conocimiento mutuo? Si estás pasando por esta circunstancia es importante que mires a los ojos a tu pareja sabiendo que puede ser uno de tus principales apoyos. Es positivo que alimentes la confianza mutua por medio de la expresión emocional de los miedos, las inseguridades y los sentimientos. No temas mostrarte vulnerable ante tu pareja ya que esta fragilidad es una manifestación del ser humano.

La comunicación es uno de los pilares fundamentales del amor. Este fantasma produce sufrimiento a quien lo vive en primera persona, pero también a quien siente que debe justificarse constantemente por sus acciones. Es por ello que los celos dañan la relación de pareja siendo una de las causas habituales de discusiones.

El primer paso es reconocerlo

Y es que en tu mano tienes la oportunidad de empezar de nuevo para aprender a amar de forma libre lejos de los celos. Para ello, el primer para saber cómo no ser celoso, es reconocer abiertamente aquello que sientes. Ponle nombre, en lugar de justificar tus reacciones emocionales a partir de supuestos comportamientos de tu pareja. Esto no solo puede ayudarte a  alimentar la confianza sino que de esta manera también podrás ser capaz de mantener una comunicación asertiva.

Tiempo para ti

Puedes buscar la ayuda de esa amiga cercana que siempre te orienta con sus buenos consejos. Tener un punto de vista externo a la situación puede darte un feedback distinto.

Además es muy saludable alimentar la necesidad de pasar tiempo con tu pareja, de ahí la importancia de que cada miembro tenga su propio espacio. Es decir, en la receta de la felicidad de tu historia de amor añade el equilibrio de tener instantes compartidos y momentos privados.

De lo contrario, sobre la base de la dependencia, crece la idea de un amor con una visión errónea de la confianza . Es la confianza de quien es testigo de la vida del otro durante la mayor parte del tiempo. Sin embargo, la verdadera confianza es aquella en la que las dudas en torno a dónde está, con quién o qué hace tu pareja en cada momento no interfieren en la relación.

Introspección y autoconocimiento

Y aunque los celos afectan a la relación y a cada miembro de la pareja desde su rol, conviene mirar más allá para potenciar la introspección. Es decir, si sientes celos, intenta buscar respuestas en torno a aquello que sientes en tu mundo interno. Escucha la información emocional sobre qué tiene que decirte esto que sientes.

No mires hacia otra parte, no intentes tapar la incomodidad que te producen los celos. Es importante que afrontes lo que sientes para influir positivamente en tu realidad. ¿Qué quiere decir esto? Por ejemplo, puede ocurrir que los celos que sientes no estén provocados por acciones objetivas de tu pareja. Puede que los manifiestes como una forma de inseguridad fruto de tu baja autoestima.

Para ello, es positivo que revises tus propias creencias en torno a los celos. Es decir, recuerda que se pueden superar ya que sentir celos no es amar de verdad. Sin embargo, a partir de esta introspección puede que llegues a la conclusión de que deseas cambiar algunas de estas creencias limitantes por otros nuevos mensajes potenciadores que te reafirmen en la idea de un amor feliz, sano y libre.

Inteligencia emocional

La importancia de quererte y de alimentar el vínculo que tienes con tu propia persona es esencial. Esta experiencia emocional conecta con distintos tipos de temores. Por ejemplo, el miedo a la ruptura, el miedo al sufrimiento o el temor al abandono. La incertidumbre hacia el futuro es un ingrediente no solo observable en el amor, sino en todas las esferas de tu vida. Y sentir celos, lejos de ayudarte a mantener el control de la situación, produce el efecto contrario.

Esto te hace perder el control cuando sientes que su fuerza te desborda. Entonces, notas que dejas de ser protagonista de tu vida ante la amenaza de que otra persona ocupe tu papel. Sin embargo, nadie puede robarte el protagonismo de tu historia vital porque te corresponde por méritos propios.

No te preocupes, ocúpate

No por preocuparte antes de algo que hipotéticamente puede ocurrir consigues ocuparte antes de esa situación. Cuando actúas de ese modo, estás dejando que ese temor te robe la oportunidad de disfrutar plenamente de tu vida y de tu relación. Los celos alteran tu visión de la realidad, te producen sufrimiento y te alejan de tu pareja. Por tanto, el hecho de darte cuenta de lo improductivos que son, puede ser un motivo más para que si te encuentras en esta situación, intentes hacer algo al respecto.

Esta visión no solo influye en cómo te sientes en tu relación de pareja, sino que también puede contaminar tus relaciones sociales. Por ejemplo, cuando estás experimentando este malestar, no estás disfrutando del presente de forma plena en un plan con amigos. Por tanto, intenta observar tu existencia desde una realidad integral para ver el alcance de esta vivencia en los distintos ámbitos de tu vida. Toma una decisión que marque un punto de inflexión respecto a esta cuestión. Una decisión que manifieste tu compromiso de abrir nuevas puertas en lugar de convertir esta situación en tu zona de confort habitual.

Rupturas de pareja

Sentir celos de manera habitual puede ser la causa de una ruptura de pareja. Es decir, este factor puede hacer que pierdas a una persona valiosa que te quiere de verdad pero que termina agotada por convivir con un amor sometido a un juicio constante. Este hecho pone a prueba la paciencia de quien se siente víctima de los reproches injustos de la persona celosa. Y esta paciencia en algún momento llega a su fin. Descubre cómo afecta la celopatía a tu relación de pareja.

Sentir celos no significa querer más a otra persona sino tener una visión distorsionada del amor. Un amor que entendido de esta forma tiene que ver más con el apego y la dependencia y no tanto con la libertad.

Sin embargo, sentir celos no te deja ser libre y te hace sufrir constantemente ante la posibilidad y los supuestos e imágenes de aquello que puede o no ocurrir. Sentir celos, además, es la posibilidad de llevarte a convertir una verdad en algo que no es una certeza real. Se trataría de una mera interpretación que parte de tu  estado de ánimo y de tu desconfianza.

Cambia tú para que tu vida cambie

El universo emocional de cada persona está lleno de matices. Además, la experiencia emocional también adquiere un significado propio en cada ser humano. Cada persona vive la realidad desde su propia mirada y desde su propia historia. Sin embargo, los celos habituales nunca son positivos. Por esta razón, si sufres por esta situación, puedes tomar la decisión de hacer algo al respecto no solo pensando en tu relación de pareja, sino también, en ti y en tu propia vida.

De lo contrario, puede que esta relación finalice. Incluso corres el riesgo de volver a repetir el mismo patrón de comportamiento en el futuro cuando vuelvas a sentir algo especial por otra persona. Y, entonces, al no haber alimentado nuevas herramientas frente a los celos, te descubras sufriendo por algo que te recuerda tanto al pasado.

Para que tu historia de amor cambie, en primer lugar, debes ser tú quien inicie ese cambio.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Los celos: Causa de las rupturas de pareja
Scroll hacia arriba