TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Depresión

Los signos de la depresión

Sentirse triste y con un estado de ánimo bajo es algo completamente normal en determinados momentos de la vida, ante causas concretas como puede ser la pérdida de un ser querido, una ruptura amorosa o situaciones que no sabemos enfrentar.

No obstante, conviene prestar atención a la duración y a la intensidad de esa tristeza para poder identificar los posibles signos de la depresión y de esta manera evitar que se prolonguen a lo largo del tiempo.

Te explicamos a continuación qué es exactamente la depresión, cuáles son sus síntomas y qué debes hacer si crees que tú o alguien de tu entorno más cercano la padece.

¿Qué es la depresión?

La depresión se diferencia de la tristeza común, en que se alarga en el tiempo y la persona no es capaz de recuperar su nivel de actividad anterior debido a la apatía y los sentimientos de desesperanza que sufre. En ocasiones estos síntomas de depresión aparecen tras un acontecimiento negativo que a la persona le cuesta afrontar, sin embargo otras veces no es sencillo buscar el origen de esa desgana.

Cuando aparece tras algo doloroso, no todas las personas tardan el mismo tiempo en superarlo. Por ello conviene prestar atención a la interferencia que crean esos sentimientos en el día a día y buscar ayuda en caso de que no se sepan gestionar.

La depresión puede producirse por una mala gestión de dichas emociones que se mantiene durante demasiado tiempo. Por otra parte, se puede dar tanto en adultos como en adolescentes y a pesar de que la prevalencia sea mayor en mujeres, puede padecerla cualquier persona a lo largo de su vida.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que afecta al cuerpo y a la mente del paciente, generando dificultades tanto a nivel personal, como laboral o social. Se puede decir que la depresión implica cambios en la expresión interna y externa de las emociones.

Aunque se suele hablar de la depresión como dificultad general, existen diferentes tipos en función de su duración y evolución. A pesar de que cada tipo de de depresión tiene sus peculiaridades, existe un conjunto de signos de la depresión que con frecuencia aparecen en todos ellos.

Los signos de la depresión

Aunque pueden variar en cada persona, como norma general hay una serie síntomas característicos de la depresión, como son los siguientes:

- Estado de ánimo bajo y persistente

- Sentimientos de tristeza y desesperanza

- Irritabilidad y en ocasiones agresividad

- Cambios en el comportamiento

- Ansiedad

- Cambios en el sueño, ya sea por dormir demasiado o por padecer insomnio

- Cambios en el apetito, por comer en exceso o por defecto. Esto puede dar lugar a cambios en el peso corporal

- Dificultad para mantener la concentración

- Pérdida de memoria

- Apatía y desmotivación. Pérdida del interés en cuestiones que antes era importantes para la persona

- Cansancio y pérdida de energía vital (abulia)

- Sentimientos de culpabilidad o poca valoración de uno mismo

- Inactividad y deseo de aislarse

- Abandono de uno mismo y falta de interés en el propio cuidado, higiene e imagen

Los síntomas de la depresión a nivel físico

Todos estos síntomas psicológicos de la depresión provocan también síntomas a nivel físico, como por ejemplo dolores que persisten y que no responden al tratamiento. Pueden ser múltiples como la dificultad para respirar, mareos, problemas de corazón, dolores de cabeza, de estómago o el dolor crónico generalizado.

Asimismo, se puede producir la pérdida del deseo sexual y aparecer la anhedonia o lo que es lo mismo, la pérdida de interés o placer en algo que antes causaba motivación.

Las personas que están sufriendo signos de la depresión muestran niveles muy altos en sangre de la hormona cortisol y de otras sustancias químicas que explican las alteraciones del cerebro. Por este motivo, en diversos casos es necesario el uso de fármacos para equilibrar de manera química el cerebro.

La terapia farmacológica suele ser especialmente necesaria al inicio del tratamiento, y puede suponer un alivio importante para la persona que lo sufre ya que reduce de manera significativa el sufrimiento que está padeciendo. Al mismo tiempo, permite que el estado de ánimo se vea incrementado para llevar a cabo una recuperación más rápida.  

Como ves, el cuadro clínico de la depresión va más allá del sufrimiento común a causa de un suceso doloroso como puede ser por ejemplo un divorcio o la muerte de alguien muy cercano.

Con el fin de superar esta enfermedad, lo primero que debemos hacer es identificarla para tratarla lo antes posible. De este modo, estaremos evitando que se convierta en una enfermedad crónica.

¿Cuáles son las causas de la depresión?

Dentro de las causas de la depresión se pueden encontrar factores genéticos, personales, ambientales o fisiológicos.

El factor genético

Los antecedentes de depresión clínica en la historia familiar de la persona que presenta signos de la depresión incrementa la probabilidad de que ésta la padezca en torno a un 30 %. No obstante, no se trata de un factor que determine el padecimiento de la enfermedad.

El factor personal

Aquí nos encontramos cómo diversos estudios muestran que las mujeres son más propensas a padecer depresión, sobre todo cuando se encuentran en edades comprendidas entre los 35 y los 45 años. Debido a las alteraciones hormonales que se sufren durante el embarazo, la depresión posparto es algo frecuente.

Del mismo modo, la menopausia y el uso de anticonceptivos son causas muy comunes de la aparición de la depresión en las mujeres.

Finalmente, la incapacidad para superar ciertos hechos traumáticos como las pérdidas de seres queridos u otros traumas vividos, suelen conducir a un estado depresivo crónico cuando no se aplica el tratamiento necesario.

El factor fisiológico

Algunas enfermedades endocrinas como el hipertiroidismo, la diabetes o la migraña están estrechamente relacionadas con la aparición de signos de la depresión.

Del mismo modo, se encuentra un desequilibrio químico en el cerebro de quien padece depresión que hace necesario, en todos estos casos, el uso de fármacos que equilibren la cantidad de dichas sustancias como la serotonina.

El factor ambiental

La ansiedad, el estrés, los problemas del ámbito laboral o familiar, así como las adicciones a las que dicho estrés no tratado pueden llevar, son factores que conducen a la depresión a muchos pacientes. En este sentido, es fundamental vigilar el uso de alcohol, drogas o fármacos sin supervisión médica que se utilizan en muchos casos para mitigar el dolor.

Tratamiento para la depresión clínica

Tal y como hemos explicado, resulta fundamental identificar esta situación lo antes posible y comenzar su tratamiento con la ayuda de un profesional especializado.

En función de las características de cada persona , el psicólogo empleará la terapia que sea más adecuada a cada caso. La psicoterapia es el método que se emplea con una mayor frecuencia. También debemos tener en cuenta que puede ir acompañada de la terapia con fármacos.

Al mismo tiempo, el psicólogo sugerirá ciertos cambios en los hábitos de vida de la persona que sufre depresión con el fin de mejorar su estado de salud general y propiciar una recuperación más rápida.

Dentro de estos hábitos saludables encontraremos el de realizar actividad física diaria, yoga o meditación, mejorar la calidad del sueño y cuidar la alimentación.

Cómo evitar las recaídas

Una vez que has dado el paso de pedir ayuda a un profesional especializado, han seguido de manera constante y no sin esfuerzo sus pautas y por fin parece que ya no encuentras dentro de ti los signos de la depresión, entra dentro de la normalidad que presentes miedo a recaer.

Recaer no es lo peor que te puede ocurrir. De esta manera podrás aprender lo que puedes o lo que no puedes hacer en cada situación.

Lo más recomendable en estos casos es seguir acudiendo a terapia hasta que tu psicólogo lo estime oportuno.  De esta manera podrá llevar a cabo un seguimiento de los avances que poco a poco vas consiguiendo y te podrá dar pautas si llegado el caso, sientes un momento de debilidad.  

Tratar la depresión con ayuda de un psicólogo online

La posibilidad de recibir tratamiento para la depresión desde la comodidad del hogar puede resultar de gran ayuda en muchos casos. El mero hecho de acudir a una consulta de manera presencial puede resultar una tarea realmente complicada para alguien a quien le cuesta incluso levantarse del sofá.

Realizar psicoterapia desde casa con un psicólogo especializado puede, de esta forma, significar un apoyo muy eficaz para la curación de la enfermedad.

Tanto si padeces depresión como si te preocupa el estado de salud de alguien de tu entorno más próximo, no dudes en dar el paso o animar a quien lo sufre a solucionar el problema.

El sufrimiento que provoca una depresión se puede evitar y por tanto superar, tan solo es necesario el apoyo del entorno más próximo y la ayuda de un profesional.

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Depresión