Love is Love: ¡Vence el miedo al rechazo!

Miedo al rechazo

El miedo al rechazo en la comunidad LGBTI es muy frecuente en nuestro país, a pesar de que España es el país con mejor aceptación de la homosexualidad, con un 88% de la población (“The Global Divide on Homosexuality”, Pew Research Center, EEUU), muchas personas sufren por no poder llevar de forma natural su inclinación sexual.

Por eso, nos gustaría analizar desde un punto de vista psicológico los problemas que con mayor frecuencia afectan a las personas homosexuales. En la base de estas dificultades se encuentra la falta de autoaceptación y el miedo al rechazo. También hemos conversado con Roberto Pérez Toledo, director de «Seis puntos sobre Emma», «Al final todos mueren», «Los amigos raros», sobre la libertad de experimentar las propias emociones y vivir la vida en plenitud, mensajes que destacan en su más reciente filme, «Como la espuma».

No decidimos de quien nos enamoramos

Muchas personas tienden a sentirse culpables por abrir su corazón a una relación con alguien de su mismo género. Esta falta de autoaceptación impide que la persona se acepte a sí misma de forma plena y sin condiciones, tanto si los demás le conceden o no su aprobación, el respeto y su amor.

Tratarse bien a uno mismo, reconocer que somos personas valiosas y que debemos ser respetados con nuestras virtudes y nuestros defectos, es uno de los pilares básicos del bienestar emocional y nos hará comprender cómo funcionan nuestros sentimientos: ¿Acaso merece la pena perdernos vivir nuestra vida en plenitud sólo porque algunos puedan pensar que no es lo más tradicional?

No aceptarnos y no permitirnos amar y ser amados, supone un alejamiento respecto a nuestra mejor versión, nos puede convertir en nuestro particular contrincante e impedir la tranquilidad y la calma mental.

Sobre ese temor al rechazo y aceptarnos a nosotros mismos, Roberto Pérez Toledo nos comenta:

No soy nada fan de decirle a la gente lo que tiene que hacer, pero le diría lo obvio: que vivimos en un país en el que puede expresar su sexualidad sin miedos, con plenitud de derechos y libertades. Luego están los contextos de cada uno, las situaciones particulares, los motivos de cada persona para querer hacerlo antes o después. Y eso lo respeto mucho.

Cada uno debe encontrar su momento, siempre desde la certeza de que no pasa nada y todo va a ir bien… Así me gusta verlo y tratarlo como director y guionista.

La diversidad sexual es la vida misma, y con esa naturalidad aparece siempre en mis guiones. Y en “Como la espuma” con más razón aún. Habría sido muy irreal plantear una premisa como la que cuento en la película sin salirme del espectro heterosexual. Y muy aburrido también.

Es importante cambiar la actitud de rechazo hacia ciertas partes de la personalidad por una actitud de valentía. Existe una fuerte relación entre autoaceptación y autoestima. Una autoestima alta para ser feliz es fundamental para nuestro desarrollo emocional. Si un nivel bajo de autoaceptación merma la autoestima, incluso podrían aparecer alteraciones significativas en el estado de ánimo.

Acéptalo: Love Wins!

  • No boicotees tu vida por no tener confianza en ti. Trabaja por aceptarte, de esta forma acabarás con muchas limitaciones que ahora tienes. Dar este paso te acercará al éxito emocional.
  • No sientas compasión por ti ni te victimices. Intenta avanzar para tomar las decisiones oportunas en aquellos terrenos que te resultan dolorosos. Responsabilízate de intentar cambiar esos aspectos negativos por otros más adaptativos.

El miedo al rechazo se puede vencer

Muy relacionado con la autoestima se encuentra el miedo al rechazo. Es lógico que se dé importancia a lo que el entorno piensa de uno mismo y todo el mundo ha sentido ese temor en algún momento de su vida, pero la situación empieza a complicarse cuando ese temor supone un cambio en el comportamiento con el fin de sentir que “encajamos”.

El posible rechazo tiene tanta fuerza que a menudo hace que optemos por una actuación solo por el hecho de sentirnos protegidos. Si te encuentras en este caso, seguramente lo mejor sea mirar al miedo y enfrentarse a él, una premisa que Pérez Toledo aborda en su más reciente película:

“Como la espuma” va de un grupo de personajes que aprenden más sobre sí mismos a lo largo de un día, del amanecer al atardecer. Alguno de los conflictos de estos personajes tiene que ver con explorar nuevas orientaciones sexuales, pero yo no quise hacer una peli sobre orientaciones sexuales.

Es una historia de sentimientos, y de cómo estos sentimientos se gestionan para intentar ser lo más felices posible.

Y esto tiene que ver con nosotros como seres humanos por encima de la orientación sexual que tengamos. Y me gusta pensar que esto es con lo que se queda el espectador: al final, a la hora de sentir, somos todos iguales.

Ese temor a ser rechazados viene del miedo a mostrarnos a los demás tal cual somos. Exponerse de una forma completa da lugar a que aparezca la angustia por perder la aprobación y eso genera inseguridad pero, si dejamos a un lado el objetivo de agradar a los demás a toda costa, nuestro miedo al rechazo disminuirá y podremos empezar a vernos como personas más valiosas.

No somos raros, somos “limited edition”

  • Conócete y valórate: Aprende a conocerte y a quererte, analiza tus virtudes y tus defectos. Dedica tiempo a pensar quién eres, qué cosas han pasado en tu vida y qué emociones sueles sentir. El paso siguiente es valorarse: no todas nuestras cualidades nos van a gustar, pero es más eficaz emocionalmente aceptarlas y potenciarlas que empeñarnos en obtener una aprobación global. En muchas ocasiones, necesitar el reconocimiento de los demás viene de no ser capaces de aceptarnos nosotros mismos.
  • Evalúa las consecuencias reales y pregunta por qué: piensa qué podría pasar si haces lo que te da miedo, qué perderías y qué ganarías… pero básate en consecuencias reales y no en lo catastrófico que te puedes estar imaginando sin base que lo justifique. Si ese rechazo se produce pregunta por qué, de una forma asertiva, puedes encontrar que no hay una respuesta lógica y si la hay a lo mejor no es algo personal contigo. Trabaja estos consejos si te encuentras en esta situación.

Por último, Roberto Pérez Toledo, nuestro entrevistado en esta ocasión, apunta:

La necesidad de vivir el momento, de disfrutar el ahora sin pensar en lo que vendrá después. Hay un personaje que dice, resumiendo, algo como “lo que sentimos ahora es lo único que tenemos, lo único que es verdad”, y es cierto.

Yo, que soy muy cerebral y muy de ponerme en lo peor, he querido hacer esta vez una peli donde los sentimientos sean llevaderos y prometedores, más que tormentosos y catastrofistas.

Me gusta que estos personajes venzan sus bloqueos y se dejen llevar… hacia no sé dónde. Esta peli ocurre un sábado o un domingo cualesquiera, y probablemente el lunes de estos personajes sea muy distinto o decepcionante, pero «Como la espuma» va de lo genial que puede ser el domingo si de verdad decides que lo sea.

Y tú, ¿cómo quieres que sean tus domingos y toda tu vida?

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Love is Love: ¡Vence el miedo al rechazo!
Scroll hacia arriba