Maltrato emocional: ¿cómo saber si existe en una pareja?

Maltrato emocional

«Y fueron felices y comieron perdices». Así acaban muchos cuentos, pero en ellos no se habla de qué pasa después. La vida sigue, y lo cierto es que no todas las parejas mantienen una relación sana. El maltrato emocional es más frecuente de lo que te imaginas.

El abuso en la pareja no siempre es físico, ni mucho menos, puede tomar varias formas, pero siempre suele tener el mismo resultado: una de las partes ejerce poder sobre la otra, que se ve emocionalmente disminuida e incapaz. ¿Conoces a alguien que pase por ello?

El maltrato emocional

Os conocéis, os enamoráis, dais el paso, convivís unos años… pero algo no cuadra. Tu pareja siempre está cuestionándote, desprecia tus opiniones, ignora tus necesidades y pone las suyas siempre por delante. Te descubres defendiendo su postura, justificas su comportamiento. Sientes que es necesario para mantener la relación. Necesitas el amor y crees que eso significa soportar cualquier cosa. Además, tu pareja no está tan mal, ¿verdad? Tiene muchas virtudes. Esos defectos no son para tanto.

Si te identificas con esto quizá estés en una situación de amor tóxico. Es mucho más común de lo que crees. De hecho, en psicología conocemos muy bien estas situaciones y por eso podemos dibujar el ejemplo de arriba: está tomado de la experiencia de muchas personas que han pasado por ello. ¿Te animas a leer sus características?

Amenazar

La conducta del tipo «hazlo como quiero o vete» supone una amenaza velada contra tus intereses y necesidades sentimentales. Presta atención si tu pareja utiliza ese tipo de recursos para mantenerte a su lado. Podrían ser insinuaciones de acabar la relación o irse de casa si de verdad estás tan a disgusto («si tan mal estás, ¿por qué no te vas?»). O sugerencias veladas para que dejes de hacer algo que le disgusta, molesta o aburre («mira, como sigas así cojo la puerta y me voy»).

Sostener una relación con la amenaza de la ruptura es un claro ejemplo de chantaje emocional.

Usar las inseguridades del otro

Tus debilidades son algo íntimo y potencialmente doloroso. Quizá haya algo de ti que no te gusta o te avergüenza, algo que eres (o crees ser). Quizá hicieras algo mal en el pasado y ese error te persigue. También podría ser un simple rasgo particular de tu carácter. Puede ser una característica que, sin ser un defecto, podría ser convertida en tal si se habla de ella de determinada manera. Seguro que ya se te ha ocurrido una.

Una pareja que practica el maltrato emocional usará tus debilidades para controlarte, amenazarte e intimidarte. Este tipo de comentarios que atacan donde más te duele suelen aparecer cuando la persona abusadora intenta «escurrir el bulto» o disimular conductas que te molestan. Se trata de darle la vuelta a la discusión: si tratas de hablar con esa persona de algo importante que quiere evitar, te responderá con alusiones hirientes, disimuladas o no, para distraer la atención del problema. En ocasiones se mantiene esta situación por el miedo al abandono.

Culpabilizar

El abusador parece sentirse víctima de todo lo que pasa, aunque sean nimiedades. Y todo lo que le pasa, incluso fuera de vuestra relación, es culpa tuya. Te hace sentir mal y, para evitar discusiones, empiezas a comportarte con miedo y cuidado para no ser «culpable» de nada que moleste.

Omitir y dejar de lado la comunicación

Es abuso emocional si te ignora cuando quieres hablar o discutir de algún tema, si no se molesta ni en dar su opinión, si levanta barreras comunicativas o si evade el tema. Se trata de dejarte con la palabra en la boca y anular tus opiniones haciendo el vacío. Es decir: tus opiniones, peticiones o necesidades no se merecen ni un comentario porque no valen nada, son infantiles o ridículas. Es un método de control y manipulación emocional, que utiliza el desprecio para infravalorarte y hacerte sentir poca cosa. Al final, la persona abusadora no se ha pronunciado sobre el asunto en cuestión, pero es su postura la que prevalece.

También puede ignorar directamente tu opinión tomando el control de todas las decisiones de vuestra vida sin considerar tus necesidades, intereses o gustos. Muchas veces, sin ni siquiera preguntar, sin comunicación. Pierdes el control de tu propia vida y te conviertes en un apéndice de tu pareja. 

Puedes salir del maltrato emocional

Humillar, insultar, controlar tu vida, corregirte, infantilizarte, acusarte, aislarte socialmente, usar el chantaje, etc. son otros comportamientos comunes en casos de abuso emocional. Este tipo de maltrato es muy dañino, pero puede combatirse con ayuda.

El primer paso, por supuesto, es reconocer que estás viviendo síntomas claros de las relaciones tóxicas y que necesitas salir de la situación de abuso emocional. La terapia de pareja con un psicólogo online es una buena manera de tomar conciencia de la situación y de tratar de corregirla. No tengas miedo y da el paso a tu libertad. ¡Puedes salir de esa jaula!

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Maltrato emocional: ¿cómo saber si existe en una pareja?
Scroll hacia arriba