Mi pareja me era infiel, y esto es lo que sentí todo ese tiempo

Mi pareja me era infiel

Cuando una persona cree que su pareja le está siendo infiel experimenta un intenso nivel de estrés ante la incertidumbre de no saber si sus sospechas son ciertas. Tiene la duda constante de la posible infidelidad en su mente. Y esa duda desgasta a nivel psicológico porque se convierte en un ladrón de energía emocional en la rutina cotidiana.

Cuida tu autoestima

La infidelidad afecta de forma directa a la autoestima. Es decir, si estás pasando por una situación de este tipo, es muy posible que te afecte a nivel personal en el modo en el que te percibes a ti mismo.

Sin embargo, es muy importante que recuerdes que tú no eres responsable de las decisiones que toma tu pareja. Y además, su forma de actuar no tiene nada que ver con tu valor como persona. Por tanto, quiérete todavía más a ti mismo en este momento personal.

La infidelidad afecta a la autoestima porque en estas circunstancias, no te sientes deseado por tu pareja. Y a nivel inconsciente, no puedes evitar la inercia de preguntarte en algún momento cómo será esa tercera persona. Y si ya le conoces, entonces, no puedes evitar compararte y preguntarte qué tiene de especial ese alguien.

La mayoría de las personas viven la infidelidad como una traición que rompe con la esencia del compromiso amoroso libremente asumido. La duda de una infidelidad produce una tormenta emocional en la mente y el corazón de quien se siente estafado. Y este enfado interior produce frustración y sentimientos contradictorios hacia la otra persona. Incluso aunque estés enamorado, es posible que experimentes sensaciones opuestas de amor y odio.

Y son estos sentimientos contradictorios los que hacen que resulte más difícil tomar una decisión en este tipo de circunstancia. Aquella persona que tiene la duda sobre una posible infidelidad, adopta una actitud vigilante ante su pareja. Es decir, se pone a la defensiva porque desconfía de cualquier detalle.

Sin embargo, observa con especial interés los comportamientos de su pareja con el deseo de encontrar la respuesta. ¿Cómo puedes actuar si estás en una situación de este tipo?

Consejos para saber si eres víctima de una infidelidad

Aunque ninguna persona es igual a otra y no hay dos casos de infidelidad exactamente iguales, te dejaremos algunos tips para orientar tus sospechas. En cualquier caso, antes de dar por hecha cualquier teoría, lo mejor es conversar abiertamente con tu pareja sobre esas dudas que te aquejan.

#1.- Cambios visibles

¿Observas que tu pareja cuida más su imagen estética? ¿Ha cambiado muchos de sus horarios y rutinas?¿Cada vez que le llaman por teléfono adopta distancia para hablar y que no puedas escuchar sus palabras?¿Cuando hace los viajes de negocios, en raras ocasiones puedes contactarle para hablar y muestra que no está disponible? Estos posibles síntomas de infidelidad no deben analizarse de una forma aislada sino en conexión con el punto más importante.

Es decir, si además de alguno de estos comportamientos también sientes que tu pareja está distante contigo y la comunicación entre ambos se ha deteriorado, entonces, los síntomas anteriormente descritos adquieren más valor.

#2.- Mensajes sospechosos: falsa alarma

Es posible que tengas la tentación de mirar el teléfono móvil de tu pareja para saber la verdad. Sin embargo, no lo hagas ya que se trata de una invasión en la privacidad ajena. Pero además, puede ocurrir que te obsesiones con el menor detalle al sacar de contexto un mensaje de WhatsApp.

#3.- Malas lenguas

Si vives en un pueblo pequeño es posible que alguien del entorno más cercano te haya comentado algo. Es decir, es difícil mantener una doble vida en una población pequeña en donde todos los vecinos se conocen y es más fácil despertar cualquier sospecha.

#4.- Cabos sueltos

¿Has descubierto a tu pareja en mentiras y contradicciones que te hacen sospechar de que algo oculta? Entonces, confróntale con estos datos objetivos.

#5.- La versión de tu pareja

La comunicación es importante en esta situación. No pospongas durante más tiempo un malestar. Observa cómo reacciona. Si mantiene la calma y busca el contacto visual, entonces, transmite sinceridad en su respuesta. Por el contrario, si quiere cambiar de tema de forma rápida, le notas un tanto tenso y no te mantiene la mirada, entonces, tal vez oculte algo.

#6.- Tu intuición

En ocasiones, tu voz interior te dice que hay algo que está pasando aunque no sepas expresarlo con palabras. Sin embargo, tienes tus sospechas a partir de detalles que has observado y cuya información apunta a la misma dirección.

Qué hacer si decides perdonar la infidelidad

Antes de tomar una decisión definitiva es recomendable que te tomes un tiempo para asimilar lo sucedido. Evita tomar una decisión drástica bajo el impacto de la emoción de la ira ya que tal vez te arrepientas después. Si decides perdonar la infidelidad, entonces, hazlo asumiendo que eso significa que no puedes volver a nombrar este hecho en cada discusión.

Si perdonas, lo haces de corazón. Por tanto, es importante que seas honesto contigo mismo para reflexionar sobre si realmente has perdonado el daño. Por otra parte, también es importante que observes un compromiso de cambio en tu pareja. Es decir, un arrepentimiento por lo ocurrido y una voluntad para luchar por esta historia de amor a través de acciones concretas.

De lo contrario, si tu pareja pretende que le perdones con un simple «lo siento«, tal vez no se esté haciendo cargo del dolor que te ha producido. Aquí puedes leer más sobre cómo perdonar una infidelidad.

Qué hacer si decides no perdonar

Sé coherente con la decisión que has tomado y pasa página cuanto antes . No des más vueltas al pasado y piensa que ahora comienzas una nueva vida. Busca el apoyo de tus amigos y familiares para afrontar la ruptura sintiendo el apoyo emocional de las personas que te quieren.

Aunque decidas no perdonar una infidelidad, cuida tu intimidad. Es decir, no cuentes lo que ha pasado a todas las personas. Es posible que con el paso del tiempo te apetezca mantener una buena relación con tu ex y te arrepientas de haber hablado de más con personas que realmente no son dignas de tu confianza plena. Desahógate con alguien que realmente sea un gran amigo para ti.

Cómo tomar una decisión

Muchas personas dudan si perdonar o no lo ocurrido. ¿Cómo tomar la mejor decisión?

#1.- Tómate un tiempo para pensar

Tómate el tiempo que necesites para reflexionar. Pero no tomes una decisión precipitada.

#2.- Haz un viaje en soledad

Te ayudará a descansar y observar la realidad con mayor distancia y objetividad.

#3.- Realiza el ejercicio mental de visualizarte dentro de cinco años

¿Cómo te gustaría que fuese tu vida en ese momento? ¿Observas a tu pareja en esa escena de felicidad futura? Escucha tus sentimientos durante este ejercicio de visualización.

#4.- Busca orientación

Si conoces a alguien de tu entorno que ha pasado por una situación similar, entonces, pídele consejo. La experiencia de alguien que ha pasado por lo mismo puede darte una mayor empatía y una nueva perspectiva de la infidelidad.

#5.- Pide ayuda profesional

El hecho de que te sean infiel, puede producir un desbordamiento emocional porque el afectado se siente víctima de las circunstancias externas, y cree que no puede controlar la situación. Pedir la ayuda profesional de un psicólogo online puede ayudarte a cuidar tu autoestima en esta etapa, poniendo en orden tus ideas y estableciendo tus prioridades.

#6.- Escucha a tu corazón

Pero escucha también tu razón. Intenta poner en equilibrio ambos planos porque así te será más fácil encontrar la respuesta en tu interior. Nadie puede tomar esta decisión por ti.

Terapia de pareja, una posible alternativa

Tal vez no tienes claro qué quieres hacer al respecto y te plantees si es buena idea seguir juntos tras una infidelidad. Puedes proponerle hacer una terapia de pareja. Sin embargo, para que la terapia sea realmente efectiva es fundamental que las dos personas estén realmente implicadas y convencidas en la posible eficacia de esta experiencia.

Un profesional de la psicología os puede ayudar a saber cómo superar una infidelidad en la relación y seguir adelante, a analizar aquellos puntos que deben mejorar entre vosotros y a mejorar la confianza y la complicidad inicial.

De lo contrario, si uno acude a la terapia de pareja no por una decisión propia, sino por presión del otro, entonces, esto no crea una buena disposición para el diálogo. Iniciar una terapia de pareja no significa encontrar una solución mágica a las heridas de la infidelidad.

De hecho, puede ocurrir que te des cuenta durante el proceso de que, más allá de tu deseo de luchar por esa relación, realmente no es posible reavivar la confianza.

Aunque tu pareja te haya sido infiel, es fundamental que no te posiciones como víctima. De lo contrario, esto da lugar a un vínculo de desigualdad donde uno suplica el perdón del otro. Y este perdón se convierte en un símbolo de poder mal entendido.

Recuerda que tú eres protagonista para tomar tus decisiones y luchar por tu felicidad. Y la felicidad puede estar presente en la meta de luchar por esa historia, o por el contrario, en la elección de elegir la ruptura de pareja de forma inevitable.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Mi pareja me era infiel, y esto es lo que sentí todo ese tiempo
Scroll hacia arriba