TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Ansiedad

¿Miedo al amor? Aprende a superarlo

El amor es uno de los sentimientos universales. Es un tema que ha inspirado películas, obras de teatro y libros. Sin embargo, a pesar de ser algo que en general resulta agradable y satisfactorio, algunas personas generan un miedo irracional. Existen muchos temores posibles en la vida. Y uno de ellos es el miedo al amor.

Se podría definir como un sentimiento que conduce a la huida en lugar de a la cercanía ante la posibilidad del nacimiento de una historia de amor. La causa es el miedo a la intimidad, a la posibilidad de crear un vínculo que demanda una implicación afectiva y una responsabilidad en el cuidado de ese lazo. Esto condiciona las relaciones personales de quien experimenta este tipo de fobia que recibe el nombre de filofobia.

Características del miedo al amor

Para algunas personas el enamoramiento es un estado de idealización que recuerdan con añoranza cuando estas sensaciones quedan atrás. Sin embargo el estrés y las sensaciones de incomodidad definen la experiencia de quien sufre esta fobia específica. Un temor que, además, puede tener el efecto añadido de la incomprensión por parte del entorno que no entiende el comportamiento de la persona afectada por ese miedo.

Vivir el presente es una de las claves de la felicidad en cualquier etapa vital y en cualquier circunstancia, por tanto, allí donde estés practica el carpe diem. Esta experiencia de presencia consciente también puede verse interrumpida por la tendencia hacia la anticipación de aquello que puede ocurrir. Recuerda que esta anticipación es una manera de traer al presente aquello que no ha pasado todavía, pero desde la perspectiva de una hipótesis. Una hipótesis que está condicionada por la situación personal del momento. Si sufres miedo al amor, es posible que visualices la idea de tener una relación de pareja desde la carencia.

Visión negativa del amor

Desde esta visión, el amor parece que quita más de lo que aporta. Nadie decide cuándo y de quién se enamora. Por esta razón, si tienes miedo de enamorarte es probable que intentes mantener un control en tus relaciones personales. Por ejemplo, marcar una distancia con los demás. Esta forma de mantener el control es en realidad un autoengaño, puesto que es una manera de vivir condicionada por el miedo.

Este miedo también conecta con otras variables que son inherentes al propio sentimiento. Por ejemplo, miedo a la decepción o temor al sufrimiento amoroso. A veces, esta situación es la consecuencia de una vivencia previa que te ha condicionado de manera negativa. Por ejemplo, si sufriste un desamor intenso que marcó un punto de inflexión en tu biografía, en tu visión del amor y en tu forma de relacionarte con los demás.

Dolor por un desamor no superado

Sin embargo, no es este desamor en sí mismo el que produce esta experiencia de malestar en el futuro, sino su falta de superación. Esto hace que ese hecho esté determinando tu presente. Si te encuentras en este punto, eso significa que todavía necesitas sanar esa herida para hacer el proceso de duelo que acompaña al adiós. No te despides de una persona únicamente por haberte alejado de ella. La despedida también se debe producir desde el interior.

Que una historia no haya cumplido tus expectativas en un momento de tu vida no habla de tu futuro sentimental de manera determinista a partir de ahora. Es decir, la vida se actualiza constantemente desde el presente. Si tu actitud parte de creencias limitantes en torno al amor, estas creencias se manifiestan también en el plano de la acción.

Los riesgos de no entender el amor

Al igual que ocurre en otras fobias como por ejemplo la fobia social, los límites que te impones no determinan la realidad que estás viviendo. Tus límites se basan en la percepción que tienes sobre lo que has vivido en ocasiones anteriores. En este caso en concreto, es posible que tengas una visión distorsionada sobre el amor en una relación estable. Por ejemplo, puedes visualizar la idea de compartir tu vida con alguien como una limitación de tu propia libertad.

El amor no implica una falta de libertad

Cuando estableces una relación con otra persona asumes un compromiso del que también eres responsable, es decir, debe existir un equilibrio entre dar y recibir. La libertad es la base del amor sano. Este temor también puede estar relacionado con el miedo al cambio y la necesidad de tomar decisiones ante el nacimiento de una historia de amor.

Es probable que si vives una circunstancia así llegues a posicionarte como víctima de las circunstancias en lugar de como protagonista de tu vida. Que vivas un desamor no significa que debas adoptar un papel secundario en tu historia. Actúas de ese modo cuando justificas constantemente tus acciones haciendo referencia a los factores externos y perdiendo poco a poco tu libertad.

La evitación no es la respuesta

Uno de los mecanismos de respuesta que se puede adoptar cuando se viven la mayoría de las fobias es la evitación. En ese momento, tu vida queda condicionada por una circunstancia en concreto. Puedes no tener pareja porque libremente lo hayas decidido así y te sientas bien de este modo. Sin embargo, puede que sientas miedo a enamorarte si crees que el miedo asociado a esta vivencia te desborda. Esta es una de las razones por las que este hecho produce tanto sufrimiento y tanto dolor a quien lo padece.

Mientras que la atracción entre dos personas es una manifestación de enamoramiento entre quienes sienten algo especial, la evitación es la respuesta que adopta quien tiene miedo al amor en sus relaciones personales. Es una evitación que, por tanto, también produce consecuencias observables en las relaciones sociales.

Por ejemplo, puede que evites mostrar tu vulnerabilidad ante los demás. ¿Marcas una barrera y una distancia? Esto puede hacer que algunos de esos vínculos que podrían crecer más de manera potencial, queden en el plano de la superficialidad ya que no te muestras verdaderamente tal y como eres.

La evitación como respuesta que parte del miedo a este sentimiento no solo puede manifestarse de manera literal, sino también por medio del autoboicot. Esto ocurre cuando te fijas únicamente en relaciones imposibles en las que los obstáculos y las dificultades son una norma constante. Este hecho puede observarse con más claridad si pensamos en alguien que haya enlazado varias relaciones que sigan un esquema similar. A pesar de tratarse de diferentes vínculos con distintas personas, este hilo conductor de un amor imposible está presente en todas las historias.

El miedo al amor nos frena

El miedo al amor puede ser una de las fobias más comunes. No obstante este temor puede darse en distintos grados, por tanto, el tratamiento de ayuda siempre debe ser específico para cada caso. Cuanto más numerosos e intensos sean los síntomas asociados a este temor, mayor será el freno que experimentes en tu desarrollo personal.

Ten presente que la relación que mantienes con los demás está muy vinculada con el tipo de lazo que tienes con tu propia persona. Es decir, en este proceso de vinculación con una pareja pueden aflorar carencias internas. Por ejemplo, una autoestima baja que está en la base de esta inseguridad. La persona que más tiempo te va a acompañar a lo largo de la vida eres tú. Por esta razón, el cultivo de la autoestima es vital para sentirte bien contigo y para establecer lazos responsables con los demás.

Cómo superar el miedo al amor

¿Significa eso que una persona que padece este temor está condicionada para siempre por esta circunstancia? Si algo define al ser humano es su capacidad de resiliencia y de transformación personal. En lugar de observar este temor como un límite inamovible, puedes observar este factor como una oportunidad para el aprendizaje.

Pero, ¿cómo superar este temor?

Ponle nombre a tu miedo

Si te encuentras en esta situación, un primer paso es reconocer aquello que te ocurre. Para ganar poder sobre el miedo, es fundamental identificarlo como tal. De vital importancia es que aprendas a utilizar otros mecanismos de defensa. Por ejemplo, puedes depositar la responsabilidad del desarrollo de los acontecimientos en las circunstancias externas. De este modo, concedes protagonismo a factores ajenos a tu propia persona.

Interpreta tus emociones y sentimientos

Una vez que has identificado tu temor puedes reflexionar sobre aquello que quieres hacer a partir de ahora. La vida es un aprendizaje constante cuando partes de la propia inquietud por abrir nuevas puertas. Si no profundizas en este miedo, puede que este temor te siga condicionando en el futuro. Si escuchas tus emociones y observas la función positiva de tus sentimientos, puedes implementar cambios al tener una comprensión mayor sobre lo que te ocurre. Tus propias emociones y sentimientos te están enviando constantemente una información realmente valiosa. Solo tienes que saber interpretarlos.

Tiempo y ayuda profesional

Considera la posibilidad de solicitar ayuda profesional para realizar este proceso de superación del miedo al amor. En definitiva, puedes darte la importancia que mereces en tu propia vida para vivir tu propio proceso. Ten paciencia porque este temor no se supera en un día. El miedo y el amor son dos conceptos que en ocasiones aparecen unidos. Por ejemplo, el miedo al rechazo hace que alguien pueda tardar mucho tiempo en declarar sus sentimientos si teme no ser correspondido.

Vive el amor desde la generosidad emocional sin que el miedo esté condicionando constantemente tu libertad y bienestar. Y, por supuesto, refuerza tu propia valoración interna. El amor se crea a través del compás de dar y recibir.

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Hablar ahora con un asesor

Ansiedad