TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Ansiedad

Migraña y ansiedad. ¿Cómo se relacionan?

Migraña y ansiedad son conceptos que pueden estar relacionados. Una de las características de este tipo de dolor de cabeza es que se trata de una dolencia constante y continua. ¡Parece como si una taladradora te estuviera perforando! Este dolor suele estar acompañado de otros síntomas como las náuseas o los mareos. Todo ello elevado a su máxima expresión puede generar un cuadro complicado de sobrellevar.

Lo que tienen claro los expertos es que la migraña más que tratarse de una alerta de que algo va mal podría ser una hipersensibilidad cerebral. Es decir, la migraña sería una especie de fallo en los mecanismos encargados de generar el dolor. O también, un fallo relacionado con el estrés.

La migraña y el estrés: un matrimonio estable

Si algo tienen en común las personas que sufren migrañas es que tienden a sufrir estrés. Esto es un hecho que pone sobre la mesa la relación entre ese estrés y el dolor tortuoso que protagoniza este artículo.

Ahora bien, en este escenario entra en juego la eterna pregunta: ¿Quién llega primero a tu vida el estrés y ansiedad o este gran dolor de cabeza?

Parece ser que es como un pez que se muerde la cola. Una cosa que te produce la otra en una especie de espiral que no tiene fin. En términos médicos esto se explica por la generación de hormonas como el cortisol o la adrenalina, que agravan las crisis de la dolencia.

Un dolor común

Este problema es bastante común en una sociedad que cada vez presenta un mayor grado de ansiedad. La migraña afecta aproximadamente a casi el 10 % de la población masculina y a casi un 25 % de la población femenina.

Se estima que la duración media de cada crisis oscila entre las 4 y las 72 horas. Es importante tener constancia del tiempo y las características para determinar si la dolencia es un simple dolor de cabeza o se trata de algo más.

¿Cómo diferenciar la migraña de un dolor de cabeza?

Se trata de un aspecto importante a la hora de determinar si tu dolencia es un dolor común o el padecimiento de algo más intenso y relacionado con la ansiedad y el estrés. Tener constancia de ello para después ponerle remedio es esencial.

No será lo mismo tratar esa ansiedad como mecanismo efectivo contra la migraña, que simplemente tomar un fármaco que aminore el dolor de cabeza.

Los síntomas

Puede que en alguna ocasión hayas sufrido un intenso dolor de cabeza. No obstante existen una serie de síntomas que debes padecer para determinar si el dolor que sufres está relacionado con la ansiedad y el estrés. Toma nota:

1. Un dolor agudo que suele presentarse en un solo hemisferio o en un solo lado de la cabeza.
2. Hormigueo en el mismo lado donde se presenta el dolor. Es decir, si te duele el lado derecho de la cabeza ese hormigueo lo notarás en el mismo lado.
3. Irritación o malestar en el ánimo. Un síntoma que no suele aparecer en el dolor de cabeza común. En este caso el malestar en el ánimo es un síntoma inequívoco.
4. La fatiga y las náuseas son muy comunes en esta dolencia.
5. Dolores musculares.
6. Hipersensibilidad a los estímulos como por ejemplo a la luz.
7. Imposibilidad o complicación a la hora de mantener la atención en una tarea o recordar algo. 
8. Dolor que se prolonga en el tiempo.
 

Si cuentas con algunos de estos síntomas sería recomendable que te pusieras en manos de algún profesional especializado. Tus episodios puede que no sean simples dolores de cabeza. Si sufres ansiedad y la tratas con un especialista, reducirías tanto el número de dolencias como la intensidad de las mismas. Pero, ¿cómo saber si tengo ansiedad? Si presentas algunos de los signos relacionados como rigidez muscular, molestias físicas, exceso de preocupaciones, inseguridades, etc. De ser así, no te quedes de brazos cruzados y busca ayuda. 

Aquí puedes descubrir cuáles son los síntomas de la ansiedad generalizada.

El aura

El 25% de las personas que padecen migraña presentan una serie de síntomas previos a la aparición del dolor en su máxima expresión. Estos síntomas se conocen como aura y se manifiestan a través de dificultades en la visión, hormigueos en las extremidades, la cara o la boca, problemas musculares o incluso dificultades en el habla.

Estos síntomas se producen de manera previa a la aparición de la crisis y suelen tener una duración de una hora aproximadamente. Por lo tanto saber identificarlos es importante a la hora de determinar si tus dolores son de una u otra tipología. 

Las causas de la migraña

Existen numerosas teorías acerca de las causas físicas de la migraña. Por ejemplo, alteraciones en los procesos sanguíneos, perturbaciones en el riego o en sus componentes genéticos.

Al igual que ansiedad y depresión van de la mano, no cabe duda de la relación que existe entre ansiedad y estrés. De ahí la importancia de establecer unas posibles causas psicológicas.

Las causas psicológicas

Las causas psicológicas de la migraña están íntimamente relacionadas con la dolencia, desempeñando incluso un papel protagonista. Las emociones alteradas son la causa y la consecuencia de este tipo de dolores.

Entonces te puedes hacer la pregunta: "¿Tengo ansiedad?" Es decir, si tienes migraña el dolor puede provocarte ansiedad y esta agravar el episodio. Lo mismo ocurre con el estrés;  si tienes estrés, este puede ocasionarte migraña. Una situación que se te puede ir agravando en caso de no ser tratada.

La mente es una poderosa herramienta que hay que mantener a raya ya que puede ser muy potente tanto para los beneficios como para los perjuicios.

Tratar la migraña atacando a la mente

Existen tratamientos farmacológicos prescritos por los neurólogos que son habituales para tratar la migraña. No obstante y debido a la importancia de las causas psicológicas, es fundamental saber cómo atacarlas. Nuestros puntos débiles generan el escenario perfecto para que se dé una disfunción en los mecanismos del dolor: el estrés y la ansiedad.

Como es natural y con todos los antecedentes que hemos puesto sobre la mesa no te sorprenderá que muchas de las formas de paliar el número de crisis y la intensidad de las mismas estén dirigidas a disminuir el estrés. Se trata de romper en todo caso ese círculo vicioso del que hemos estado hablando a lo largo de este post.

#1.- Masajes

Atrévete con los masajes para aliviar la migraña. Existen numerosas tipologías de masajes destinados a aliviar el estrés, incluso los que pasan por el automasaje. Disponte a masajear o a dejar que te masajeen las sienes, las cuencas de los ojos, la parte alta de la nariz, las cervicales e incluso las manos y los pies. Dejarse querer y dedicarse algo de tiempo en forma de un masaje es una manera muy efectiva de luchar contra la ansiedad.

#2.- Meditación

Prueba a respirar y tratar de meditar cuando sientas un momento de tranquilidad. Tómate tu tiempo, ayúdate de música relajante e intenta poner la mente en blanco. Si te cuesta trabajo y crees que no puedes conseguirlo, puedes buscar la ayuda de alguien que te enseñe diferentes técnicas hasta que consigas la que más se adapta a tus necesidades y preferencias. ¡No te arrepentirás!

#3.- Reír

La risoterapia es una de las mejores maneras de liberar tensiones. Si tienes estrés, date un capricho. Ve a una comedia que sepas que te hará reír o queda con ese amigo que siempre te saca una sonrisa. No te puedes imaginar cómo reír ayuda a liberar tensiones y a paliar los síntomas de ansiedad.

#4.- Música

Seguro que conoces alguna plataforma en la que con solo escribir "música relajante" te propone una lista llena de melodías que ponen calma en tu mente. Prueba a ponerte esa música y a combinarla con la meditación o con una buena ducha. ¿Por qué no? Se trata de ir introduciendo en tu vida diaria pautas que te ayuden a desconectar.

#5.- Caminatas diarias

Está demostrado que caminar diariamente ayuda a mantener un buen estado de ánimo. Si esa caminata puede hacerse al aire libre más allá de la cinta del gimnasio, mejor que mejor. Si por el contrario es un pequeño lujo que no te puedes permitir, adelante con la cinta. Cualquier ejercicio físico por pequeño que sea, produce beneficios en la salud tanto física como psicológica.

#6.- Remedios naturales

No son mano de santo, pero en algunas ocasiones pueden servir de ayuda. En este caso, se trata de una medida inocua y una alternativa a los fármacos que merece la pena probar. No obstante es importante siempre acudir a especialistas en este sector ya que serán las personas que nos recomendarán aquellas cosas que nos podrían resultar beneficiosas.

#7.- Alimentación

No por ser la última propuesta es la menos importante, sino todo lo contrario. Evita los excitantes, bebe agua con frecuencia y apuesta por una alimentación sana. Tomar cafeína o teína para paliar los dolores de cabeza no te va a ayudar, sino todo lo contrario, esto te generará más nervios pudiendo agravar el episodio.

La migraña es una dura dolencia. Lo sabemos. Pero una dolencia que tiene una causa, el estrés y la ansiedad. Tiene una causa pero también un talón de Aquiles.

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Hablar ahora con un asesor

Ansiedad