Motivación. 10 consejos para potenciarla

motivación personal

Uno de los ingredientes más importantes de la felicidad es la motivación, es decir, esa fuerza interior que te conecta con el deseo de luchar por tus metas y de vivir el presente desde la perspectiva de la generación de nuevas oportunidades.

Más allá del concepto de buena suerte entendido como algo externo que trasciende a tu propia voluntad, por medio de esta actitud proactiva, tú puedes centrar tu atención en aquellos pensamientos, actitudes y hechos que solo dependen de ti. Y, por medio de esta disposición de ánimo, tienes la capacidad de transformar los acontecimientos externos.

¿Qué es lo que más te motiva ahora mismo? Como ser humano, evolucionas constantemente. Por esta razón, es recomendable que con cierta frecuencia reflexiones sobre aquello que es significativo para ti en el presente. Por ejemplo, puedes potenciar este diálogo en Navidad, en tu cumpleaños y al inicio de cada estación. No se trata de vivir obsesionada con el tiempo, sino de invertirlo. De lo contrario, los meses pasan de una forma totalmente improductiva.

Sin embargo, es natural que observes cómo tus niveles de motivación también varían con el efecto de la rutina, las preocupaciones, el cansancio y las ocupaciones del día a día. Este ingrediente no es invariable a lo largo de la vida. Sin embargo, tú puedes hacer algo para cultivar esta fuerza emocional con los consejos que puedes leer a continuación. Además aquí puedes leer más sobre dinámicas de autoestima.

10 consejos de motivación para tu vida

#1.- Escribe aquellos proyectos que sean significativos para ti

Cuando pones algo por escrito, le das la importancia que tiene en tu vida. Evitas olvidarlo y le das un espacio en tu presente. La escritura es un buen recurso para poner tus ideas en orden, algo muy importante cuando se trata de estructurar la existencia a partir de las propias motivaciones internas.

#2.- Da valor a la satisfacción

El mejor premio ante el deber cumplido es la satisfacción por el trabajo realizado. No es una buena idea la de creer que motivarse significa hacer en cada momento aquello que dispone el apetecer. La realidad es que una persona que actúa con este criterio, no cosecha frutos significativos. Existe una relación continua en la línea del tiempo definida por el ayer, el hoy y el mañana.

Aquello que te motiva no solo tiene significado en el presente, sino también, en tu futuro. Por ejemplo, la mejor acción es aquella que te acerca un poco más hacia ese propósito. A través del compromiso con aquellos objetivos que tú misma te has marcado, puedes reforzar la motivación en torno al deber como una realidad libremente asumida.

#3.- Utiliza el recurso del premio

No solo puedes premiarte cuando has dado un paso importante en tu vida personal y profesional. También puedes utilizar esta fórmula de motivación cuando te has esforzado y no has obtenido aquello que deseabas. No midas tu esfuerzo solo en términos de productividad, sino también de intencionalidad.

¿Y cuáles son las mejores recompensas? Aquellas que son sencillas y fáciles de aplicar en la rutina cotidiana. Por ejemplo, elabora una lista con aquellos instantes de felicidad que forman parte de tus opciones preferidas. Cualquiera de esos instantes puede convertirse en un buen premio si lo refuerzas y lo vives con mayor conciencia. Este consejo es fundamental a la hora de saber cómo subir la autoestima.

#4.- Potencia el poder de las relaciones personales

En el ámbito profesional, el networking se convierte en una filosofía de vida para todos aquellos que son conscientes de que pueden llegar más lejos cuando caminan en compañía de otras personas motivadas y con talento. En el ámbito personal, tus amigos y tu familia forman parte de tu lista de contactos.

Comparte tus sueños con personas que los valoran. Personas que alimentan tus propias ilusiones con palabras de ánimo y refuerzo. A partir de tu propia experiencia puedes identificar con quién te apetece compartir esta realidad personal.

#5.- Descansa

Nadie está más motivado por estar permanentemente ocupado. Toda tu vida no gira en torno a aquello que te motiva. Es muy importante que desconectes de ese propósito para centrarte en otras realidades.

Por ejemplo, los planes del fin de semana, ese próximo destino de vacaciones o cualquier idea que te ayude a centrarte en ti, te permite darte este premio del descanso que es tan necesario para retomar el camino con mayor creatividad, ilusión y fuerza. Esto te ayudará a saber cómo sentirse mejor.

#6.- Piensa en el resultado

¿Qué beneficio vas a obtener en tu vida una vez que hayas cumplido ese propósito que te has marcado? Es muy posible que este hecho aporte un beneficio añadido, una ventaja a tu propia historia. Cuando hayas llegado a ese punto estarás en una posición distinta de la que te encuentras ahora.

Por tanto, experimentarás algún tipo de mejoría. Es conveniente que visualices esa mejora con más frecuencia para recordarte a ti misma cuál es la razón de ser de este esfuerzo y esta constancia. Además, de esta forma también entenderás cómo aumentar la autoestima.

#7.- Aprende a darte palabras de ánimo

No siempre tendrás a alguien cerca que pueda decirte exactamente aquello que necesitas oír. Sin embargo, sí puedes estar cerca de ti misma. En ese caso, recuerda que tú puedes ser tu principal apoyo. En lugar de enviarte palabras de desánimo que apagan la luz de tus sueños, cultiva la medicina de la esperanza con frases constructivas. Encuentra una frase que sea una filosofía de vida para ti y que represente ese espíritu de entusiasmo.

#8.- Haz una pausa

A veces, cuando te encuentras ante un reto complicado al que has dedicado gran parte de tu tiempo, también puede ser conveniente que hagas un alto en el camino para desconectar durante algún tiempo de esta realidad que vas a retomar con más calma en el futuro. Durante este tiempo de pausa también puedes observar cómo tienes la oportunidad de adaptar tu plan de acción.

No existe un único camino para llegar a la meta. Por tanto, refuerza tu creatividad para diseñar un nuevo trayecto que esté más adaptado a tus circunstancias y recursos presentes. El mejor plan de acción es aquel que resulta realista en sí mismo. Ese plan de acción que te permite recorrer la distancia que separa el estado actual del estado ideal.

#9.- Música

Cada momento tiene una banda sonora. Así como existen canciones de amor con las que puedes sentirte identificada por algún motivo, también existen melodías que a través de su letra son un claro himno para alimentar esta actitud de superación constante a través de la valentía y la fuerza.

Puedes hacer una selección de temas que cultivan en ti este estado de ánimo. Empieza a escuchar con más frecuencia esas canciones en momentos significativos de cada día. Por ejemplo, al inicio de la jornada. Un momento decisivo porque, dependiendo de cómo empiezas un nuevo día, te predispones ante él.

Una canción no solo puede ser motivadora por su melodía, sino también, por su letra. En ese caso, intenta extraer algún fragmento que contenga la clave de aquello que tú necesitas escuchar en este momento.

#10.- Juega con la imaginación

Imagina por un instante que te encuentras en el momento final de tu vida y que puedes echar la vista al pasado. Aprovecha el tiempo presente para vivir en letras mayúsculas. El final de la historia de la vida siempre es el mismo. Sin embargo, el proceso es lo que de verdad importa. Y este proceso conecta con frutos de vida que son la consecuencia natural de tus acciones.

Por ello, en lugar de alejarte de tus sueños por culpa del miedo, recuerda que dentro de un tiempo te sentirás orgullosa de ti misma por haberlo intentado en lugar de sufrir por no saber qué hubiese ocurrido en el caso de haber dado ese primer paso.

Por tanto, para reforzar tu motivación no solo es importante que observes la realidad actual como la más real de tu vida, sino que también puedes poner en su contexto tus acciones para darte cuenta de que aquello que haces ahora sí tiene un impacto en tu futuro. Es decir, la motivación sí trasciende más allá de este instante.

¿Qué puedes ofrecer tú a este nuevo día?

Algunas personas esperan recibir grandes sorpresas por parte de la vida. Sin embargo, la clave de superación de las personas más motivadas y comprometidas con su futuro es que adoptan una actitud proactiva para mejorar la calidad de su tiempo por medio de la propia iniciativa de motivación interna.

Lejos de cualquier tipo de conformismo o resignación van más allá de su zona de confort para crear nuevas posibilidades, recorrer nuevos caminos, acumular nuevas vivencias, conocer gente nueva y dar forma a los sueños.

Por tanto, cada día, hazte las preguntas adecuadas. Por ejemplo, puedes comenzar cada nueva jornada preguntándote qué vas a hacer para que este día sea único. Así, también sabrás cómo mejorar la autoestima.

El estímulo de la motivación puede estar presente en muchas formas distintas a través de personas que te contagian alegría, lugares que te aportan seguridad, planes que te encantan e instantes de soledad en los que activas tu diálogo interior. Por tanto, elabora un inventario con tus recursos para motivarte cada día haciendo que tu visión y tu misión estén alineadas con tus deseos.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Motivación. 10 consejos para potenciarla
Scroll hacia arriba