Orden en casa: Prevención para la ansiedad

Orden en casa

Si has llegado hasta aquí preguntándote cómo controlar la ansiedad o cómo conseguir el orden en casa, has de saber que el orden exterior influye en el propio estado de ánimo de las personas.

Un entorno caótico y desordenado, ya sea en casa o en tu oficina, te hace sentir fuera de lugar. Sencillamente, porque el desorden rompe la armonía de tu propio equilibrio interior. El sentido de la vista es uno de los que más estímulos recibe. Estímulos que producen un efecto directo en tu estado de ánimo.

Cuando recibes señales de falta de orden en casa, te sientes incómoda porque la rutina se vuelve desagradable. Desde esta perspectiva, las tareas de la casa, por ejemplo, limpiar los cristales, pueden ser una terapia de bienestar si concentras tu atención en aquello que estás haciendo. De este modo fortaleces la atención plena. Y te distraes de tus preocupaciones y sufrimientos.

Consejos para relajarte ordenando tu casa y tu vida

La calma es la mayor enemiga de la ansiedad. Cuando consigues relajarte, ves todo con más claridad y aciertas con pensamientos más positivos que los que tienes cuando te dejas arrastrar por tu vorágine emocional. A continuación, te vamos a contar algunos trucos para mejorar el orden de tu hogar aplicando técnicas propias de la psicología para que, además de mejorar tu casa, mejores tu bienestar.

#1.- Escucha música mientras ordenas

Muchas técnicas de relajación tienen que ver con la música. Los estímulos auditivos suelen ser muy bien captados y conducir a estados relacionados con ellos. Por ejemplo, si escuchas música de “pachangueo” es posible que sientas ganas de bailar; si escuchas rock, quizá notes un subidón de energía; si escuchas instrumentos étnicos y sonidos de la naturaleza, quizá acabes conciliando el sueño. La música “sabe” comunicarse muy bien con nuestras emociones.

En cuanto al orden, escuchar música mientras colocas tu casa es una fórmula sencilla para impedir que la rutina del orden en el hogar se torne aburrida. Puedes convertir ese momento en una experiencia de bienestar, musicoterapia y diversión frente al estrés.

Prueba a asociar distintos géneros musicales a las distintas tareas: un cuarteto de cuerdas que te acompañe mientras ordenas tus armarios y estanterías Vs. los hits del momento con la fregona como tu mejor compañera de baile… ¿Lo mejor de todo esto? ¡Nadie te está mirando! Es un momento para desconectar de tu día a día y disfrutar de tu propia compañía.

Si lo que te genera ansiedad es estar o sentirte sola, prueba a escuchar la radio mientras te dedicas a ordenar tu casa. Hay una gran variedad de programas con gente conversando de temas muy variados. Busca alguno que sea de tu interés y, si logra captar tu atención y disponen de algún canal abierto para interaccionar con ellos, no lo dudes y escribe o llama para contar qué piensas del tema que estén tratando. Esto no sólo te ayudará a saber cómo controlar la ansiedad de tu día a día al enfocar tu cabeza en un tema concreto, sino que fortalecerá tu autoestima al sentirte escuchada y valorada en público, sí, pero desde la comodidad de no ser vista.

#2.- Elimina aquello que sobra

Para hacer espacio a lo nuevo y combatir la ansiedad del amontonamiento, tienes que suprimir todo aquello que sobra. Aquello que solo ocupa espacio de un modo innecesario y que, por tanto, dificulta el objetivo del orden porque la acumulación de cosas materiales, facilita el caos y la saturación. ¿Cómo puedes empezar a hacer espacio a lo nuevo?

Por ejemplo, coloca en cajas esas prendas de ropa que no utilizas para hacer una donación a una causa social. Rompe todos esos papeles y documentos que no necesitas y tíralos al contenedor correspondiente.

Eliminar lo que sobra es un gran truco para combatir la ansiedad porque, sin darnos cuenta, cada día acumulamos elementos que no necesitamos y que, de paso, en más de una ocasión se convierten en recuerdos que no deberíamos querer con nosotros.

Los peluches gigantes que te regalaba tu ex, a ti te causan recuerdos dolorosos, pero a un niño le podrían hacer muy feliz. ¡Dales una segunda vida! ¿O es que no has visto Toy Story?

Esos libros que te recuerdan a otro momento de tu vida y que ya te han aportado lo suficiente, sagas que no volverás a leer, enciclopedias que a día de hoy tienes en digital… ¿Qué tal si acaban en una biblioteca pública?

No tengas miedo de deshacerte de cosas, no te dejes atrapar por el pensamiento de “me podría hacer falta en algún momento”. Confía en que, si algo te hace falta en algún momento, tendrás las posibilidades de acceder a ello, pero ahora no es tiempo de aferrarte a lo material, sino de contribuir con alguien más y, sobre todo, de amueblarte tú, interiormente.

#3.- Busca la conexión emocional con lo material

Cuando eliminar cosas, cuando ordenas espacios en los que sueles estar y limpias objetos que aprecias, llegas a comprender cómo controlar la ansiedad sin darte cuenta. Sencillamente, porque cuando te sobrepones a la pereza que con tanta frecuencia producen las tareas del hogar, sientes el bienestar de observar tu casa en perfecto estado de revista.

Ordenar tu casa te da pistas de cómo controlar la ansiedad porque te quita tareas de tu lista de cosas por hacer y te muestra a ti misma que eres capaz de tener las riendas de tu vida. Descubrir cómo controlar la ansiedad es un proceso psicológico que para muchas personas es difícil de imaginar. Hay personas que son más concretas que abstractas, es decir, que necesitan tangibilizar sus procesos para confiar en que realmente los están consiguiendo. Si es tu caso, la evidencia del orden será crucial para tener ideas sobre cómo controlar la ansiedad.

#4.- Haz una tarea después de otra

Muchas veces, la ansiedad hace su entrada triunfal en el momento en el que chocan las cosas que has tenido que hacer, con las cosas que tienes que hacer, con las cosas que tendrás que hacer. La frustración, el agobio y el exceso de futuro son un cóctel explosivo y muy desesperante para cualquier persona pero, sobre todo, para las personas con ansiedad.

Si consigues organizar tu mente por tareas, comprendiendo que harás una cosa después de la otra, conseguirás un paso a paso de cómo controlar la ansiedad. Este aspecto tan básico es vital para emprender el objetivo del orden de una forma relajada. No te obsesiones con abarcar mucho en poco rato. Haz un calendario semanal con las tareas a realizar (reparto que debes compartir de forma conjunta si vives en pareja).

Una buena manera de averiguar cómo controlar la ansiedad es que las tareas altenen de la siguiente manera: algo que se hace con frecuencia – algo que se hace sólo de vez en cuando. Por ejemplo, si esta semana lavas y ordenas todos los textiles y armarios, la próxima semana limpiarás puertas y ventanas. Si esta semana haces inventario de lo que hay en tu despensa, la próxima semana cambiarás muebles de sitio y renovarás los cuadros de las paredes.

Esta sensación de cumplir objetivos y marcarte metas nuevas es una combinación ganadora para saber cómo controlar la ansiedad y conseguir un hogar idealmente ordenado y limpio.

#5.- Elige bien tus productos de la limpieza

Al seleccionar los productos que utilizas para limpiar tu casa, no solo te fijes en el presupuesto. Valora también, por ejemplo, el aroma de ese producto. Ya que tu hogar también te produce emociones a partir del sentido del olfato y este sentido es clave al descubrir cómo controlar la ansiedad.

¿Recuerdas la sensación de llegar a la playa en verano? El olor del mar, del aire alejado de la ciudad, te ayuda a tener la disposición de investigar cómo controlar la ansiedad. Lo mismo sucede cuando vas en otoño a la montaña y se combinan el olor del pino con el sonido de las ramas secas en el suelo.

Por esta razón, cuando utilizas un producto para limpiar el suelo cuyo aroma te encanta, notas el efecto inmediato que esa limpieza produce sobre tu estado de ánimo, ayudándote a pensar en cómo controlar la ansiedad.

No temas abrir un poco la botella de desinfectante y sentir su aroma en el supermercado, antes de comprarla, o disparar un poco del ambientador en spray que te acompañará en casa esta temporada. Además, recuerda que no sólo la sección de limpieza de los supermercados tienen productos para llenar tu casa de aromas encantadores. Date un paseo por tiendas de moda que tengan sección de hogar y decoración y déjate sorprender por sus fragancias.

Pero no todo es cuestión de olores. También los componentes de los productos de limpieza pueden incidir en tus posibilidades de reconocer en ti misma cómo controlar la ansiedad. No es lo mismo fregar con guantes de látex que hacerlo con guantes de plástico común. La sensación en tus manos será distinta.

No es lo mismo emplear un quitagrasas libre de amoníaco que uno tremendamente abrasivo. Tómate tu tiempo para documentarte y estudiar las etiquetas de los productos: hacer la compra con calma y con consciencia también ayuda a tomarte un tiempo para discernir cómo controlar la ansiedad.

#6.- Redecorar la casa

Tu casa no es una entidad estática, sino dinámica. Un hogar feliz, es un hogar vívido. Y la decoración como arte de interiorismo es un reflejo de la vida que late en cada estancia. Disfruta del placer de redecorar tu casa. Puedes hacer pequeños cambios en cada estación sin gastarte una fortuna. Pensar en cómo reenamorarte de tu casa es una forma de invertir tiempo en ti, de desconectar el agobio, de pensar, sin darte cuenta, en cómo controlar la ansiedad.

Puedes hacerlo de forma sencilla, por ejemplo, cambia algunos muebles de posición, o renueva los productos de textil hogar (este cambio es muy vistoso y, además, económico). Por medio de la decoración experimentas emociones estéticas, aquellas que nacen de la observación de la belleza.

#7.- Busca el confort

Es recomendable que en tu casa encuentres lugares en los que te sientes realmente bien. Por ejemplo, un rincón de lectura o tu cuarto de estar. Pon una atención especial en el orden de esas zonas que vinculas con el relax. Allí es a donde irás cuando el agobio te pille por sorpresa y necesites recordar cómo controlar la ansiedad con cierta premura.

Recuerda que el confort no consiste simplemente en sentarte o tumbarte en algo mullido. Hay otras cosas que reconfortan sin sacrificar el dinamismo: anímate a cambiar el menaje de la cocina, por ejemplo, date la oportunidad de comer en platos que realmente te gusten, a día de hoy, no hace cinco años.

O apuesta por una pared llena de cosas que te encanten, aunque a los demás les parezca infantil o desproporcionado o un gasto inútil. Es tu casa y es una inversión para avanzar en cómo controlar la ansiedad de tu día a día. Piensa si te gustaría tenerla llena de flores, de discos, de texturas, y ve a por ello sin complejos.

Cómo controlar la ansiedad amando tu casa

Tu hogar es una prolongación de tu propia esencia personal. Por esta razón, cuando ordenas tu casa también pones en orden tu propio mobiliario emocional de pensamientos, sentimientos e ideas. Esto es fundamental para establecer cómo controlar la ansiedad.

El orden mejora, además, la gestión del tiempo ya que, por ejemplo, te resulta más fácil encontrar las cosas cuando cada objeto está en su lugar correspondiente. Por el contrario, el desorden invita al desorden, es decir, te dejas atrapar por esa inercia de descuido y dejadez y la situación en el estado interior del hogar se complica todavía más haciendo que indagar cómo controlar la ansiedad pase a un segundo plano: las personas solemos encargarnos primero de lo evidente y, después de nosotras mismas.

La falta de orden en casa produce sensaciones y emociones desagradables como la negatividad, el cansancio mental, la desmotivación y la pereza. Por el contrario, el orden es una metáfora de la armonía, el equilibrio y la serenidad que nutre su higiene mental.

Es cierto que el mantenimiento del orden en casa supone un esfuerzo y una constancia. Sin embargo, el premio que obtienes por el esfuerzo invertido es la mayor recompensa de felicidad en la rutina cotidiana. Imagina ese momento en el que llegas a tu casa después de un día de duro trabajo y sientes la agradable bienvenida de la llegada a tu zona de confort. Eso sí, sin obsesionarte o convertirte en esclava de tener todo impoluto porque si eso ocurre, debes conocer y vencer tus manías.

Si, a pesar de tener tu casa en orden, sientes que no encuentras la manera de saber cómo controlar la ansiedad, la ayuda de un psicólogo te puede venir bien. Desde la comodidad de tu casa, un psicólogo online te puede aportar las claves para encontrarte cómoda con tu mente.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Orden en casa: Prevención para la ansiedad
Scroll hacia arriba