TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Psicologo Online

Psicología de pareja: dentro y fuera de la terapia

La psicología de pareja, de la cual se desprenden términos como la terapia de pareja, es una experiencia de ayuda que en muchas ocasiones facilita la superación de obstáculos y dificultades en las relaciones de pareja.

Si pasas por una situación de crisis en la relación, tienes problemas de comunicación,  la intimidad se ha visto afectada, o  estáis viviendo una circunstancia ante la que crees que tú y tu pareja necesitáis el apoyo de un terapeuta externo, entonces, la psicología será un recurso eficaz. Sin embargo, es esencial que tanto tú como tu pareja estéis de acuerdo con el compromiso libremente asumido de buscar ayuda en terapia online.

Cómo afecta la psicología de pareja a la relación

El especialista es un facilitador del cambio, es decir, por medio de las sesiones guiadas desde el punto de vista terapéutico, el profesional establece las bases de un contexto de diálogo y escucha activa en el que la pareja puede expresar sus sentimientos, preocupaciones y miedos más ocultos. Es importante que en una terapia ambos puedan escucharse para comprender cómo se sienten ahora.

El psicólogo es un profesional imparcial; esta es la clave del éxito de la mediación de la psicología en el terreno de la pareja. Sin embargo, desde su punto de vista externo y gracias a su experiencia y conocimiento en los sentimientos y en las relaciones personales, puede ofrecer una visión realista de la situación.

¿Qué hacen los miembros de la pareja durante la sesión?

Hablar de sí mismos a partir de las indicaciones dadas por el especialista, y también, escuchar al otro sin prejuicios. ¿Por qué es tan importante lograr este objetivo? Porque la mayoría de las parejas acuden a terapia porque no son capaces de escucharse en casa y la comunicación no solo no es la base de su relación sino que es fuente de conflicto.

Cada persona llega a la consulta de psicología de pareja conociendo muy bien cuál es su punto de vista (lo conoce de memoria al más puro estilo de un disco rayado), sin embargo, desconoce cuál es el punto de vista del otro.

El objetivo de las sesiones de psicología de pareja es que cada uno comprenda que el suyo no es el único modo de interpretar la realidad y que la historia admite diferentes perspectivas. A lo largo de la terapia de pareja, los dos miembros toman conciencia de que a pesar de quererse, son seres individuales, diferentes y con una historia propia. Y esto conduce en muchos momentos a una falta de coincidencia en asuntos que se dan por supuestos.

Gracias a las sesiones con el psicólogo, las parejas consiguen tomar una mayor conciencia de cuáles son sus sentimientos y en qué punto se encuentra la relación. En definitiva, si haces una terapia de pareja, en esta primera etapa del proceso terapéutico, vas a descubrir cuál es el punto de partida en el que te hallas, algo esencial para poder construir el amor sano a partir de los cimientos del presente.

Durante el comienzo de la terapia, el psicólogo también recapitulará información sobre la historia de la pareja para comprender mejor los matices de dicha relación y la situación presente. Es decir, el cómo se ha llegado hasta este punto. La biografía de una historia de amor es tan importante que, en el seno de la terapia, es habitual que la pareja analice cuándo se produjo un punto de inflexión en esa historia de amor, por qué y qué ocurrió entonces como hecho significativo de valor.

Tareas posteriores de la terapia de pareja

Una de las películas que refleja, desde el humor, qué es una terapia de pareja y cómo el trabajo para mejorar la confianza y la comunicación no termina en la propia consulta, sino en las sesiones posteriores es "Sr. y Sra. Smith", cinta protagonizada por Brad Pitt y Angelina Jolie. En esta película se cuenta la historia de una pareja que inicia una terapia tras conflictos que superan por mucho los de una pareja estándar.

En una terapia de pareja, el especialista ofrece ideas de ejercicios prácticos, sugerencias y consejos específicos para mejorar la autoestima en la pareja. ¿Cuál es el objetivo de estas dinámicas? Reforzar el propio contenido de las sesiones para generar un cambio de mentalidad en la pareja que, por medio de estas acciones, puede afianzar el amor.

Piensa que cuando una pareja llega a una terapia suele acumular mucho tiempo de distanciamiento y de hábitos poco constructivos, por esta razón, ahora es el momento de reconducir la situación. Y es fundamental hacerlo por medio de nuevas acciones.

En una terapia de pareja existen sesiones en las que el terapeuta quiere hablar con ambos, sin embargo, también se dan otras en las que el experto concreta cita con uno de ellos. Todas las decisiones del experto tienen una justificación y unos objetivos. Generalmente, conforme avanza la propia terapia, el especialista concreta las sesiones con un mayor margen de tiempo para propiciar la propia autonomía de la pareja que gracias a los recursos que va adquiriendo en el seno de la consulta, va potenciando su capacidad de afrontar con éxito las dificultades que van surgiendo en el día a día.

Cuidar los detalles

En algunos casos, los consejos de un experto en una terapia de pareja pueden ser muy sencillos pero necesarios. Por ejemplo, el psicólogo online puede recomendar a la pareja tener una cita semanal a solas, salir a disfrutar de algún plan diferente, fomentar la conversación y concentrar la atención durante esos planes en esos momentos de encuentro. El experto también puede sugerir a cada uno escribir un diario emocional en el que anotar reflexiones, anécdotas y situaciones significativas en el seno de la historia. Por ejemplo, la descripción de un hecho y reacción emocional.

Piensa que, gracias al trabajo de la propia terapia, cada uno ha tomado conciencia de aquellas acciones propias que estaban siendo un freno para el desarrollo de la propia relación. Es decir, en el seno de la terapia, cada uno toma conciencia de cuáles son sus fortalezas, debilidades y oportunidades tanto en el ámbito individual como en el común. Y gracias a esta toma de conciencia tiene la oportunidad de adoptar una nueva actitud durante la rutina habitual, en la vida que late en la propia relación fuera de la consulta del especialista.

Dejar el reproche a un lado

Por medio de los ejercicios recomendados por el experto, la pareja tiene la oportunidad de evitar los juegos psicológicos habituales en este tipo de circunstancia. Por ejemplo, el juego psicológico “y tú más”, aquel en el que cada uno acusa al otro con reproches constantes de carencias internas y quejas infinitas.

Un ejercicio habitual en la terapia es que el especialista aconseje a la pareja centrar sus temas de conversación en asuntos del presente y no en aspectos del pasado. Se trata de construir la relación a partir del poder del ahora ya que es en este punto de la realidad donde cada uno tiene capacidad de influencia. Nadie puede cambiar el pasado, por esta razón, anclarse en este momento solo conduce al plano de la insatisfacción y la carencia.

¿Es eficaz la terapia de pareja?

En la mayoría de los casos, las relaciones evolucionan de un modo muy positivo a partir de una terapia. De hecho, uno de los fallos habituales suele ser posponer la petición de ayuda durante demasiado tiempo porque el inicio de recuperación de dicha felicidad hubiese sido más sencillo en caso de comenzar antes con el trabajo sentimental.

Tres de cada cuatro parejas que acuden a terapia aseguran que esta ayuda ha supuesto una mejora en su relación. Es importante tener en cuenta que aunque el profesional sea un punto clave en las sesiones, la clave del éxito reside en los miembros de la pareja y en su implicación en el proceso de mejora.

Es decir, la eficacia de la terapia de pareja va a depender de la involucración que ambos tengan en la misma. La ayuda de un psicólogo no asegura la salvación de la relación, sin embargo, incluso aunque la situación no llegue al punto esperado, la terapia es muy sana a nivel emocional.

En el seno de una terapia de pareja, los enamorados aprenden a mirarse tal y como son y no desde el ideal propio de una perfección absoluta. Cada uno asume su responsabilidad en la situación presente ya que el éxito de toda relación de pareja depende de la actitud de ambos, al igual que las causas del fracaso son compartidas.

La terapia de pareja aclara sentimientos y decisiones

La terapia de pareja no solo te ayudará a mejorar la relación si existe disposición por las dos partes, sino que también puede facilitar que entiendas tus sentimientos. En este sentido, es posible que las sesiones aporten firmeza para poner fin a la relación tras un intento de mejora que no cumple con lo que se esperaba. Puede que la terapia ayude a tomar conciencia del motivo por el que no pueden ser felices juntos y, sin embargo, sí merecen serlo por separado.

En ese caso, la terapia es un motor de bienestar que determina el punto de partida hacia una despedida sana. Aprender a despedirse también es un acto de amor en estas circunstancias de la vida para no acumular dolor y resentimiento por una acumulación infinita de errores.

Por tanto, piensa que más allá de cuál sea el desenlace de una historia de amor, la terapia siempre es positiva. Sencillamente, porque te permite tomar decisiones sobre tu historia de amor con una mayor certeza de qué te conviene hacer y de aquello que tú realmente quieres. Si crees que el apoyo de un profesional te puede ser útil en este momento de tu vida, los expertos en psicología de pareja de TherapyChat pueden ayudarte.

Psicologo Online