Psicólogos, ¿para qué sirven? ¡Sal de dudas!

para qué sirve un psicólogo

Cuando me decidí a ir al psicólogo no sabía lo que me iba a encontrar o para qué servían exactamente los psicólogos. Llevaba tiempo pensando que lo necesitaba, pero tardé en dar el paso. Un familiar me recomendó un profesional conocido y me facilitó la búsqueda de terapia, pero aun así antes de mi primera sesión me invadían muchas dudas. ¿Qué iba a tener que hacer en la terapia con el psicólogo? ¿Es uno quien empieza a contar el problema o son ellos los que preguntan? ¿Cómo funcionaría el proceso? ¿Cuánto tiempo podría tardar en mejorar? ¿Qué iba a pasar si me costaba abrirme y coger confianza?

Es por eso que he decidido escribir respuestas a todas esas preguntas que nos hacemos antes de empezar una terapia psicológica. Esto es lo que a mí me hubiese gustado leer para asumir con tranquilidad mi primer día en el psicólogo y entender cuáles son los papeles del psicólogo en el día a día.

Los errores de la terapia

#1.- Dar el paso de acudir a un psicólogo es fundamental, pero el trabajo está por hacer. Los psicólogos tienen por objetivo mejorar el bienestar emocional y conseguir pautas y estrategias para gestionar las emociones de la forma más eficaz posible. Sin embargo, este proceso implica abrirse y supone retos, ya que se atraviesan y analizan situaciones dolorosas. Saber qué es un psicólogo es el punto de partida.

para qué sirve un psicólogo

#2.- En la terapia no hay un punto decisivo en el que se hace “clic”. A lo largo de las sesiones te vas encontrando mejor y asimilas formas de actuación y de pensamiento más adaptativas que las que usabas antes, pero no hay un momento clave en el que entiendas todo y aparezca la solución milagrosa que explica lo que te ocurre. Los psicólogos no son magos o adivinos.

para qué sirve un psicólogo

#3.- El psicólogo no va a decirte lo que tienes que hacer. Las conversaciones con tu psicólogo te servirán para estudiar con más detalle las situaciones que vives o plantear de forma realista las que van a ocurrir, pero no esperes obtener unas pautas concretas de actuación. No te dará soluciones pero sí la orientación para que seas capaz de alcanzarlas por tu cuenta.

#4.- Tu psicólogo no va a leerte la mente ni te va a prescribir medicación. Estas son dos cosas que no siempre se tienen claras. La terapia se basa en un trabajo de evaluación y en una profunda entrevista diagnóstica, no en técnicas de adivinación. Por otro lado, en caso de que los síntomas presentados alerten de un problema mayor, derivaría a un psiquiatra que determine si el tratamiento farmacológico es necesario o no.

para qué sirve un psicólogo

#5.- La terapia no tiene que durar el resto de tu vida. Es necesario que sepas que al empezar el proceso tu psicólogo te ayudará a establecer unos objetivos. Esto hace que puedas ir analizando los avances y sepas si estás preparado para dejar la terapia, según se hayan ido cumpliendo las metas propuestas.

para qué sirve un psicólogo

#6.- Tu mejor amigo no puede ayudarte igual. Tener amistades en las que confías para contar tus problemas es algo muy positivo, pero el repertorio de “frases para amigos” se agota pronto y no es comparable a la ayuda de un profesional. Entre otras cosas, ese apoyo no es suficiente porque la objetividad no es la misma y los consejos parten de una base distinta. En este artículo puedes leer en qué consisten las terapias online y su diferencia con las conversaciones entre amigos.

para qué sirve un psicólogo

#7.- No pierdas tiempo decidiendo si “crees o no crees” en la psicología. La psicología es una ciencia, los psicólogos se forman en el estudio del comportamiento humano y los procesos mentales y emocionales se estudian siguiendo un método científico. Que tu psicólogo sepa cómo puedes actuar en cierta situación no es magia, es conocimiento de la conducta y experiencia en establecer hipótesis sobre el comportamiento.

para qué sirve un psicólogo

#8.- No hay un único modo de llevar a cabo la terapia. La forma de realizar la terapia es única en cada psicólogo, aunque es cierto que se encuentran características comunes en el modo de funcionar dentro de una misma orientación. Existen diversos métodos: psicólogo online o presencial, sesiones de una hora o de dos, individual o grupal… lo que está claro es que la imagen del paciente tumbado en el diván no se corresponde con la manera de intervenir en la mayoría de los casos.

#9.- La mejor cura NO es el tiempo. Es posible que si te encuentras mal anímicamente o si no te ves capaz de mantener tu ritmo de vida de una forma adecuada, el consejo de “el tiempo lo cura todo” no haga más que empeorar tu estado. El tiempo es un factor fundamental en el progreso de la terapia, pero por sí solo y sin ayuda puede cronificar la situación.

para qué sirve un psicólogo

#10.- Ir al psicólogo no es señal de debilidad ni de locura, sino todo lo contrario. No hay que estar loco para ir al psicólogo. Ser capaz de analizar que necesitas un apoyo externo para conseguir una vida mejor es un acto que expresa lo opuesto a fragilidad.

#11.- Contar los problemas a tu psicólogo no implica que se solucionen. El hecho de abrirte y contar tus miedos, tus preocupaciones o tus problemas no significa que se vayan a solucionar. Pero sí es el primer paso en el tratamiento para conseguir un control sobre aquellas situaciones que te generan más dificultades. Es una carrera de fondo, en la que tu entrenador es tu psicólogo pero el esfuerzo siempre es tuyo.

para qué sirve un psicólogo

Psicólogos: formados para ayudarte

Una de las dudas con más peso antes de empezar una terapia psicológica es si va a servir para algo, si va a conseguir que me encuentre mejor. Numerosos estudios han demostrado la eficacia de ir al psicólogo, entre ellos el realizado a gran escala por el Consumer Reports en EEUU, donde el 54% de los pacientes considera que la terapia le ha ayudado mucho y el 36% que le ha ayudado algo. Puedes leer aquí en qué puede ayudarte la psicología online.

El psicólogo te puede aportar beneficios emocionales que se mantengan en el tiempo. El curso que siga este proceso y el éxito obtenido dependerá de factores concretos del paciente y del terapeuta. No dejes que la incertidumbre y los miedos iniciales te lleven a no afrontar la situación, y confía en la ayuda psicológica para recuperar un nivel de funcionamiento adecuado.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Psicólogos, ¿para qué sirven? ¡Sal de dudas!
Scroll hacia arriba