TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Duelo

Qué es el duelo y qué tipos de duelo existen

Cristina lleva tiempo sin entender muy bien qué le pasa. Desde que murió su padre, hace más o menos un año, no se siente la misma. Después de la enfermedad y la muerte de su padre intentó olvidarse de lo que había pasado y no volver a hablar del tema con nadie. Retomó el trabajo a los dos días del funeral y desde entonces solo ha hablado dos veces con su madre porque ésta no para de llorar y de querer hablar sobre el tema.

Ella se siente normal, pero ha empezado a tener pesadillas por las noches. Y, de vez en cuando, sale y bebe más de la cuenta. También ha empezado a sentirse enferma, le duele el estómago y tiene miedo de tener la misma enfermedad que su padre. Le han hecho pruebas, pero está sana. No habla con nadie del tema de la muerte de su padre, y si alguna vez alguien le pregunta cómo se siente, ella contesta diciendo que ella está normal y se enfada.

Cristina necesita ayuda para superar el duelo de su padre.

En ocasiones, como le ocurre a Cristina, no encontramos la forma de decir con palabras el dolor inmenso que nos ocasiona la muerte de un ser querido. El dolor es tan grande que nos bloquea.

En este post te explicaremos qué es el duelo y sus distintas fases. También te daremos recomendaciones para gestionar y superar cada duelo en concreto.

¿Qué es el duelo?

El duelo es el proceso psicológico que sigue a la pérdida de algo que queríamos mucho y que formaba parte de nuestra vida y de nosotros. El duelo no solo se limita a la muerte de un ser querido, sino que puede ocurrir tras la ruptura de una relación, incluso se puede vivir un duelo por aborto o por la pérdida de un empleo. Es un proceso adaptativo y necesario.

El duelo es muy importante para adaptarnos a la nueva situación en la que nos toca vivir. Tenemos que ir aceptando poco a poco los cambios que se producen en nosotros y en nuestro entorno después de una pérdida. Pasar un duelo de forma respetuosa y sin impaciencia nos ayudará a sobrellevar la tristeza mucho mejor y a ir recuperando nuestra vida poco a poco.

Para hacer un duelo respetuoso es importante que entendamos que es un proceso y que, como tal, tiene una serie de fases.

Fases del duelo

Para identificar las distintas fases del duelo citaremos la teoría de la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross, que en 1969 estableció en su libro On Death and Dying 5 fases diferenciadas en el proceso de duelo. Estas fases no tienen por qué aparecer en este orden, ni tienen que darse todas. Cada persona es individual y vive su duelo de forma independiente y diferente al resto.

1. Negación: habrás oído en alguna ocasión que alguien se ha quedado en shock cuando le ha pasado algo de un gran impacto emocional. El impacto que puede ocasionarnos la muerte de un ser querido hace que en un primer momento intentemos negar la nueva situación y queramos seguir con nuestra vida como si nada hubiese pasado. Así que para sobrevivir, nos quedamos como "congelados". Congelamos lo que sentimos para no sentir dolor. Es un mecanismo de defensa para protegernos.

2. Ira: cuando nos damos cuenta de que esa persona no va a volver, nos enfadamos. Arremetemos contra el mundo. Contra nosotros. La tristeza se transforma en un enorme enfado por no entender por qué nos ha pasado a nosotros y por qué se ha ido esa persona y no otra.

3. Negociación: tras el enfado viene la negociación. Aceptamos lo que pasa pero buscamos una negociación para recuperar lo que teníamos. Por ejemplo, podemos seguir queriendo estar cerca de nuestra ex pareja proponiéndole ser amigos. La negociación es una forma de no sentir tanto dolor.

4. Depresión: cuando nos damos cuenta de que lo que ha pasado no se puede cambiar, y de que vamos a tener que aceptarlo, nos ponemos tristes. El dolor puede sumirnos en una gran tristeza de la que podemos tardar algún tiempo en salir. Poco a poco y con la ayuda necesaria, podremos pasar a la siguiente fase.

5. Aceptación: es la fase final en la que aceptamos lo que ha pasado y empezamos a perdonar y a reconstruir nuestra vida con esa pérdida. Pasamos del dolor a la calma de la aceptación.

Tipos de duelo

Es tan importante entender qué es el duelo como saber las diferentes formas de las que se puede presentar. A continuación te contamos los problemas más frecuentes que surgen a la hora de superar una pérdida.

#1.- Duelo anticipado

Se produce antes de la muerte y se da en el caso de largas enfermedades. Cuando la muerte llega, al fin, la persona puede sentirse aliviada. Suele ser un duelo largo y es aconsejable contar con ayuda psicológica para poder expresar el dolor y las emociones que van surgiendo en nosotros de forma adecuada. A menudo, estamos tan centrados en el enfermo que nos olvidamos de nuestro dolor y nuestro duelo.

#2.- Duelo sin resolver

Si no conseguimos entender cómo superar la muerte de un ser querido y no trabajamos el duelo puede ser que éste se quede estancado en alguna de las fases y no se llegue a la aceptación. Se habla de duelo sin resolver cuando la persona lleva estancada en el proceso entre un año y medio y dos años. Si sentimos que no somos capaces de superar la tristeza o el enfado solos, lo más aconsejable es hablar de nuestras emociones con una persona cercana o un psicólogo y no guardarnos los sentimientos. Comunicarnos y decir cómo nos sentimos evitará que el duelo se convierta en crónico.

#3.- Duelo crónico

Cuando el duelo se apodera de nuestra vida y está presente en todo lo que hacemos, se le denomina duelo patológico o crónico. No somos capaces de olvidar y la muerte y el dolor siempre están ahí, siempre están en nuestro pensamiento. Es muy importante que identifiquemos el problema, que aceptemos que llevamos demasiado tiempo así y busquemos ayuda profesional.

#4.- Duelo ausente

Como su nombre indica, es un duelo que parece que no se ha dado. La persona queda bloqueada en la primera fase del duelo, la negación, y no avanza. Debemos, poco a poco, aceptar la nueva realidad aunque duela. Tenemos que apoyarnos siempre en nuestros seres queridos y aceptar su ayuda para asumir la realidad. Si ves que llevas mucho tiempo negando la muerte de un ser querido, busca ayuda. Leer sobre cómo superar el duelo puede ayudar a aceptar la realidad tal y como es.

#5.- Duelo retardado

A veces, sentimos que debemos ser fuertes, controlar la situación y no dejar al descubierto cómo de tristes o enfadados nos sentimos ante la muerte de un ser querido. Las personas que tienen que aparentar fortaleza y control se pueden ver afectadas por el duelo retardado.

Es un duelo normal que tarda más en llegar porque se ha contenido. Puede que seas madre y hayas tenido que contener tus emociones porque creías que tenías que ser fuerte por tus hijos. Poco a poco hay que dejar fluir lo que sientes y estar triste, todos merecemos pasar nuestro duelo para poder volver a vivir.

#6.- Duelo inhibido

Puede que te sientas triste pero no sepas cómo expresar tus emociones de forma adecuada. Hay personas a las que les cuesta muchísimo expresar y decir cómo se sienten. Si sufrimos un duelo inhibido podemos tener algún tipo de dolor psicosomatizado. Psicosomatizar es un modo de expresar las emociones en nuestro cuerpo, de expresar el dolor. Si sufres de duelo inhibido puede aliviarte ir a un médico y explicarle lo que te pasa.

#7.- Duelo desautorizado

Este duelo sucede cuando tu entorno no acepta que estés en duelo por la muerte de un ser querido, bien porque ellos no aprobaban tu relación con esa persona, bien porque se la considera una persona no merecedora de un duelo. Recuerda que eres tú siempre el que decide sobre tus sentimientos y que nadie debe hacerlo por ti. Todos los duelos son necesarios.

#8.- Duelo distorsionado

Se da cuando una persona tiene una reacción de duelo desproporcionada porque ya ha vivido un duelo anterior por la muerte de un ser querido muy cercano como una pareja, un padre, un hermano o un hijo. Puede que al volver a escuchar las mismas frases de duelo y vivir una situación parecida por otra muerte, reaccione de la misma forma que reaccionó en el primer duelo, lo que dará lugar a un duelo distorsionado.

Recuerda que cada duelo es distinto y que debemos vivirlos de forma individualizada, cada uno con sus fases y etapas. No todos los duelos nos harán sentir las mismas sensaciones.

El duelo nos ayudará a aceptar la muerte, a aprender a expresar nuestros sentimientos y a vivir con el sano recuerdo de aquellos a los que más amamos. Ahora sabes qué es el duelo y cómo se presente, pero es posible que necesites ayuda para saber cómo superar una muerte. Si no sabes cómo hacerlo, no dudes en ponerte en contacto con un psicólogo. Él te ayudará a sobrellevar tu duelo de una forma sana y a transformar el dolor y la ira en aceptación. Te ayudará a guardar los recuerdos de los que más amas lejos del dolor. 

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Hablar ahora con un asesor

Duelo