Qué es el miedo escénico y cómo superarlo

miedo escénico

Como sabes, el miedo es un sentimiento natural. Sin embargo, esta emoción tiene muchas formas de manifestarse en tu vida. Y ¿qué es el miedo escénico? El miedo escénico es aquel tipo de temor que experimenta aquella persona que se siente paralizada ante la idea de dar una ponencia en público, realizar un examen oral o actuar en un escenario delante de un numeroso auditorio.

Qué es el miedo escénico

Este tipo de temor está relacionado con la vulnerabilidad que siente aquel que se sabe observado y, por tanto, juzgado por otros. Es decir, aquel que experimenta este malestar se coloca en un rol de inferioridad respecto a los demás, y además, interpreta la realidad en términos de negatividad ya que no imagina el éxito en esas situaciones, sino un fracaso reflejado en las críticas, comentarios negativos o falta de interés por parte de los demás.

Qué es un ataque de pánico escénico

Este tipo de temor vivido en grado intenso puede dar lugar a un ataque de pánico escénico. Ante esta situación, el corazón acelera su ritmo, la persona experimenta tensión y rigidez muscular, dificultad para respirar con normalidad e interpretación subjetiva de la realidad. Es decir, en la mayoría de los casos, un ataque de pánico escénico no responde a una situación externa objetiva, a algo que esté ocurriendo en ese momento, sino a la forma de interpretar la realidad que tiene la persona.

¿Cómo puedes diferenciar un ataque de pánico escénico de un ataque de pánico en general? Principalmente, por el contexto. Un ataque de pánico escénico, como indica el propio término, hace referencia a aquellas situaciones en las que afrontas una situación personal de exposición a un público. Y, sin embargo, este temor no solo lo sufren cantantes, actores o aquellos profesionales acostumbrados a estar delante del público. Cualquier persona, desde su posición vital y su rutina cotidiana, puede encontrarse con situaciones que le producen este nivel de inseguridad. Son muchas las situaciones las que puedes observar como posible foco de inseguridad. Por ejemplo, la defensa de la tesis doctoral ante el tribunal universitario, la realización de una entrevista de trabajo de grupo, la presentación de una charla en un congreso…

¿Cuáles son las causas del miedo escénico?

1. Falta de experiencia al hablar en público. Es una de las principales razones por las que muchas personas llegan a la edad adulta con grandes carencias para afrontar este tipo de situaciones. Sencillamente, porque el miedo escénico se vence en gran medida gracias al poder de la experiencia práctica de aquellas situaciones que la persona ha afrontado con éxito en este plano. Desde la inexperiencia, la persona se observa a sí misma como incapaz de superar el reto. Aquí puedes leer más sobre la relación entre miedo y ansiedad.

2. Mala experiencia previa. En oposición al punto anterior, el miedo escénico también puede estar condicionado por el recuerdo de una situación traumática que marcó un punto de inflexión en la mente de esa persona. En ese caso, si el motivo de tu pánico escénico es este, considera que estás haciendo conclusiones generales a partir de una situación concreta en tu vida. No debes hacer este tipo de deducción universal y generalizada a partir de una situación concreta que, como tal, solo define a ese momento.

3. Perfeccionismo. Esta es otra de las principales causas de este malestar. Si eres perfeccionista, sufres antes de tiempo porque te preocupa la simple idea de que algo no salga tan bien como te gustaría. O, por ejemplo, en el caso de realizar una charla en público, te bloquea que alguien pueda hacerte una pregunta cuya respuesta desconoces. La persona perfeccionista se exige a sí misma estar a la altura de las circunstancias en todo momento. No solo se preocupa por el hecho de no poder dar una respuesta adecuada, sino también, por aquello que pensarán los demás.

3. Síndrome del impostor. En relación con el punto anterior, este perfeccionismo también está vinculado en el ámbito profesional con el síndrome del impostor. Aquella sensación de malestar que experimenta una persona en el ámbito laboral cuando no se considera realmente merecedora de los méritos que posee y teme ser descubierta ante un error.

4. Haber observado una situación negativa en otra persona. Por ejemplo, si has visto sufrir a tu mejor amigo porque se quedó bloqueado durante una conferencia, es posible que te preocupe la idea de que a ti pueda pasarte lo mismo en algún momento.

5. Falta de preparación. En otras situaciones, el miedo escénico también puede estar relacionado con la convicción que tiene la persona de que no está suficientemente preparada para afrontar una situación a la que debería haber dedicado más tiempo.

¿Cómo superar el pánico escénico? 10 consejos

#1.- No hagas interpretaciones negativas

Cuando te expones a un grupo de gente es normal que aparezca nerviosismo. Este tipo de nerviosismo es adaptativo, te ayuda a afrontar mejor y con una mayor concentración ese momento. Por esta razón, reconoce como un signo positivo esa inquietud previa a un examen oral, por ejemplo.

#2.- No dejes que el miedo te condicione

Da un paso adelante y reconoce tu temor, es decir, asume que lo tienes, pero no conviertas este temor en una excusa para evitar cualquier posible situación de riesgo. Es importante que perseveres a nivel práctico en esa dirección de constancia y perseverancia para que, por medio de tu propia experiencia, puedas minimizar el impacto de esas ideas que te condicionan. Esos pensamientos negativos que aparecen son uno de los principales síntomas de ansiedad.

#3.- Afronta situaciones de un modo consciente

Para potenciar tu experiencia al hablar en público puedes tomar decisiones específicas. Por ejemplo, puedes colaborar como voluntaria en una organización impartiendo clases sobre una materia específica, puedes realizar preguntas al ponente de una conferencia o puedes presentar tus nuevas ideas en la próxima reunión de trabajo.

#4.- Curso para hablar en público

Muchos profesionales realizan en algún momento un curso de formación de estas características. Un curso destinado a potenciar los recursos y habilidades de retórica y comunicación para afrontar con éxito esas situaciones en las que hablar en público es un requisito esencial.

#5.- Prepara ese momento

Por ejemplo, si el miedo escénico está relacionado con el nerviosismo de presentar una tesis doctoral, en una situación de este tipo puedes reforzar tu empoderamiento al concentrarte en todo aquello que depende de ti. Por ejemplo, la preparación del discurso escrito de la defensa del trabajo. Por tanto, analiza cuál es la situación que te bloquea y elabora un plan de acción analizando qué puedes hacer tú desde este mismo instante para llegar a ser tu mejor versión en ese momento.

#6.- Ayuda psicológica

Existen muchos casos en los que la ayuda de una terapia psicológica puede ser determinante para que la persona logre superar definitivamente este temor. Por medio de una terapia, puede fortalecer su autoestima, ganar una mayor autoconciencia y tomar decisiones. La terapia psicológica es especialmente recomendable si sientes que por ti misma no puedes vencer esos pensamientos negativos y ese miedo que te angustia.

#7.- Ejercicios de visualización

Dedica cinco minutos diarios a concentrarte en una imagen mental en la que estás afrontando una situación de hablar en público. Todo transcurre con normalidad, te sientes segura de ti misma y tranquila. Recréate en todas las sensaciones de ese momento. Este ejercicio sencillo te ayuda a ganar confianza y motivación ante un nuevo reto.

#8.- Observa el contexto real

Por ejemplo, si vas a realizar una conferencia, es muy importante que antes del día de la charla te acerques hasta el lugar para conocer la sala. De este modo, podrás observar dónde estarás situada y dónde estará situado el público. Este detalle te permite tener un mayor control de la situación, dejando menos detalles abiertos al plano de la imaginación.

#9.- Extrae siempre una conclusión positiva

Piensa algo positivo de las experiencias en las que has hablado en público. No importa que todo no haya fluido del modo que esperabas, sin embargo, siempre existe un aprendizaje positivo. Tú no eres una máquina; eres una persona. Y como tal, no todos los días te sientes del mismo modo. Celebra tus éxitos e intenta ser más comprensiva con aquellos aspectos mejorables.

#10.- Cine terapéutico

El cine también puede ayudarte a comprender cómo se supera el miedo escénico. La película “El discurso del rey” es una excelente propuesta para observar de forma externa un proceso de superación personal.

Qué hacer si aparece el pánico escénico

¿Y qué hacer si finalmente se produce una situación de pánico escénico? Bebe agua, respira profundamente, adopta una postura cómoda e intenta concentrarte en tu respiración como cordón umbilical que te une al presente. Cierra los ojos si lo necesitas para restar cualquier tipo de estímulo visual que te distraiga. Intenta buscar el apoyo de alguien de tu confianza que pueda acompañarte en este momento de pánico escénico del que no debes culparte. ¡Ten paciencia y confía en que todo se solucionará!

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Qué es el miedo escénico y cómo superarlo
Scroll hacia arriba