Qué es TOC: Trastorno Obsesivo Compulsivo

Si te preguntas qué es TOC, es porque posiblemente lo has escuchado mucho y, quizá, un poco a la ligera: “Es que tengo TOC de limpiar mucho” o “Hay una película llamada TOC TOC”. En realidad, la respuesta a qué es TOC comienza por conocer el significado de sus siglas: Trastorno Obsesivo Compulsivo.

El TOC es una variante del trastorno de ansiedad en el que la persona sufre pensamientos intrusivos que no puede ignorar, aunque tenga voluntad de hacerlo.

Son patrones inevitables de pensamientos, que se repiten de forma crónica y que la persona no puede suprimir, lo que le produce angustia y depresión.

La única forma que tienen de reducir la ansiedad generada por tales pensamientos es actuar de forma ritual una y otra vez, para intentar que estos desaparezcan. Por ejemplo, alguien con este trastorno puede pasarse días enteros repitiendo en su mente sin parar una frase simple: “qué es TOC, qué es TOC, qué es TOC, qué es TOC, qué es TOC” y conseguir ahuyentarla limpiando mucho, ordenando rigurosamente algo o andando en círculos.

Qué es TOC y cómo puede afectar a tu vida

En los casos más severos, la vida de la persona con TOC se puede ver alterada hasta el punto de ser incapaz de participar en las actividades de la vida cotidiana. Las acciones repetidas, llamadas compulsiones, pueden conducir al ostracismo y el aislamiento social, generando a su vez el deterioro de su autoestima.

Cuando la persona que presenta TOC intenta detener sus obsesiones, se puede producir una angustia todavía mayor que le lleve a realizar los actos compulsivos de forma más acusada. Lavarse las manos continuamente para no contaminarse, colocar los cojines del sofá en un determinado orden o comprobar que está echada la llave varias veces son algunos ejemplos de manifestaciones del trastorno.

Si crees que es posible que tengas TOC, haz este test para descartarlo.

¿Cuáles son los rituales compulsivos más frecuentes?

Los rituales compulsivos son diversos y se dan de forma aislada o en combinación unos con otros.

Rituales compulsivos de limpieza

Es uno de los más frecuentes y pueden llegar a esclavizar y a hacer que inviertas tiempo y dinero en mantener tu casa limpia de una forma excesiva.

Mantener nuestro entorno limpio es muy saludable, pero cuando todo debe permanecer constantemente limpio y cualquier mota de polvo supone un motivo de incomodidad, es posible que nos encontremos ante un trastorno compulsivo de limpieza.

Los síntomas de ansiedad y depresión suceden como consecuencia directa de este pensamiento sobre la suciedad. Se recurre a actos y conductas repetitivas como limpiar la casa, lavar la ropa y lavarnos las manos continuamente, sin que la obsesión deje de acudir a nuestra mente de forma continuada.

Hay veces en las que lo que consideramos una persona extremadamente limpia en realidad es una persona con un trastorno obsesivo compulsivo. Limpiar la casa continuamente, repasar la limpieza que otro hace y dudar de la capacidad de los demás miembros de la familia para limpiar tan bien como uno mismo puede llegar a generar un problema de convivencia.

Rituales compulsivos de repetición

En este caso la persona siente temor a una desgracia o una catástrofe y la forma de evitarlo es repitiendo una determinada conducta. Por ejemplo: Mario se santigua cinco veces cuando pasa por el tanatorio camino de su trabajo, pensando que así evitará su propia muerte durante el día. Además, repite mentalmente en cinco ocasiones “hoy no voy a morir” y, a continuación, se vuelve a santiguar. Está convencido de que sin este ritual su muerte sería inminente.

Algunos rituales son aun más extraños, como cruzar la calle siempre por el mismo lugar, aún teniendo que hacer más metros, por estar convencidos de que es el único sitio donde no sufriremos un atropello.

Los rituales de repetición pueden ser extraños e incomprensibles para las personas que tenemos alrededor y, en caso extremos, deteriorar las relaciones personales.

Rituales compulsivos de comprobación

Este tipo de ritual consiste en comprobar de forma repetitiva que se ha realizado una determinada acción. Comprobar que los grifos estén cerrados antes de salir de casa, que todas las luces estén apagadas o que la llave del gas está en posición de cerrado son algunas de las obsesiones más frecuentes. Y se comprueba no una, sino varias veces, lo mismo, ante el temor de que ocurra una desgracia si no se ha realizado la acción.

Este TOC genera en la persona ansiedad y miedo de haber pasado por alto alguna de las comprobaciones y las consecuencias que ello puedan tener: un incendio en la vivienda, un robo o cualquier otra.

Rituales compulsivos de acumulación

Las personas tienen dificultad para desprenderse de objetos y cosas, aunque ya no les sirvan. Este trastorno es diferente del llamado síndrome de Diógenes, cuando la persona no solo acumula objetos sino también basura, suciedad. En el TOC con ritual de acumulación la persona mantiene su nivel de vida normal, aunque presenta una dificultad para deshacerse de las cosas.

Rituales compulsivos de orden

Suele ir ligado al ritual compulsivo de limpieza. La persona necesita que todo esté en el mismo lugar, en la misma posición, en un orden determinado que puede ser lógico o fruto de su imaginación. Cualquier cosa que esté fuera de su sitio le produce una gran ansiedad y corre a colocarlo tal y como ella entiende que debe de estar.

Igual que en el caso del ritual de limpieza, el ritual compulsivo de orden genera problemas de convivencia y las relaciones familiares se vuelven difíciles con la persona afectada por el trastorno.

Consejos para librarte de los pensamientos obsesivos

Recuerda que la solución más adecuada es ponerte en manos de un profesional, que puede ser un psicólogo online, para que te ayude a reconducir tus compulsiones.

Para vencer el trastorno de TOC tienes que afrontar cuatro pasos, que te comentamos a continuación.

Tener determinación para vencer el problema

Tu voluntad puede contradecir a tu mente, por muy rebuscada que esta sea, ya que puede generar todo tipo de pensamientos, muchos de ellos irracionales. Pero será tu voluntad quien decida actuar de una forma u otra para seguirla. Tendrás que empezar a ejercitarte frente a los pensamientos irracionales y absurdos que tu mente te plantea para, posteriormente, poder descartarlos.

Convencerte de la irracionalidad de tus preocupaciones

Tienes por delante el trabajo de analizar tus preocupaciones para saber cuáles debes considerar y cuáles puedes descartar, por absurdas e irreales. Tómate tu tiempo, no es un proceso que puedas realizar en dos días, sobre todo si llevas mucho tiempo dejándote llevar por las compulsiones. Poco a poco aprenderás a discernir entre lo que debe preocuparte y lo que solo es un miedo sin fundamento en la realidad.

Para analizar tus pensamientos de la forma más objetiva posible debes cambiar la forma de percibir tu mente. Si aprendes a mirar desde fuera cómo trabaja para arrastrarte a las compulsiones, entenderás que no tiene tanto poder sobre tu voluntad como has imaginado.

Comprobar que puedes vencer la ansiedad sin rituales

Pon en práctica, con la ayuda de tu terapeuta, distintas formas de relajarte y tratar la ansiedad cuando aparece un pensamiento obsesivo.

Al principio tendrás que estar muy atento para detectarlos, analizarlos, centrar tu atención en el los y saber porqué aparecen. También debes aprender a reconocer tu ansiedad y analizarla con las herramientas necesarias. Ya verás cómo se agota por sí misma cuando tu voluntad te lleve a no dejarte arrastrar por ella. De esta forma irás aprendiendo a relajarte cada vez que tu mente requiera la atención sobre un pensamiento erróneo y serás capaz de dejarlo pasar sin una respuesta absurda.

Aceptar tus obsesiones en lugar de resistirte a ellas

En muchas ocasiones tu mente no te dejará en paz y los pensamientos obsesivos volverán una y otra vez. No te dejes vencer por tu frustración y el agotamiento emocional que esta lucha te produce. Relájate y deja que la mente vuele una y otra vez sin que tenga consecuencias sobre tu ansiedad. Poco a poco, los pensamientos irracionales irán desapareciendo ante la falta de “alimentación” por parte de tu voluntad.

Rol del psicólogo en el tratamiento del TOC

Cuando los efectos del trastorno obsesivo compulsivo son imposibles de llevar para la persona, comienza a disminuir su calidad de vida. Es frecuente que se tienda al aislamiento social y a la depresión, y se vuelvan personas de difícil convivencia.

La terapia con un profesional debe centrarse en los siguientes aspectos:

  • Disminuir la sobrevaloración que haces sobre tus pensamientos obsesivos y el poder que ejercen sobre ti. De esta forma el malestar que se asocia con estos pensamientos irá disminuyendo hasta desaparecer.
  • Modificar tus ideas irracionales relacionadas con la limpieza, el orden, la comprobación o cualesquiera que sean tus rituales compulsivos.
  • Reducir, de forma progresiva, la frecuencia de las compulsiones y su duración.
  • Ayudarte a tomar conciencia de los elementos que influyen en el problema: tu propia historia. Para llevar a cabo con éxito la terapia es necesario que comprendas cómo ha ido apareciendo y agravándose el trastorno para llegar, en los últimos momentos, a suponer un impedimento severo para tu vida normal y tu desarrollo social. Es fundamental que enfrentes tu propia historia para hacerte fuerte frente a los miedos y las fobias que han desembocado en un trastorno obsesivo compulsivo.

La buena noticia es que la mayor parte de los casos de trastornos de ansiedad, como es el Trastorno Obsesivo Compulsivo, se pueden tratar de forma muy satisfactoria con profesionales de la psicología. Las terapias aplicadas a este trastornos ayudan al paciente a identificar los factores de riesgo y a aprender a controlarlos de forma adecuada.

En manos de un psicólogo conseguirás las herramientas para que tus pensamientos obsesivos irán disminuyendo y aprenderás a reducir la probabilidad de que vuelvan a aparecer, modificando los patrones necesarios. Así sabrás afrontar sin temor situaciones que antes te generaban estrés y ansiedad. Da el paso para vencer tus manías: confía en TherapyChat.

Artículos relacionados

Ver más artículos >