¿Qué es un coach?

qué es un coach

Son muchas las personas que están preguntando en la red qué es un coach. Se trata de una de las profesiones del momento. El problema es que todavía existe mucho desconocimiento sobre esta figura.

Por eso queremos explicarte sus principales funciones, sus objetivos y cómo hay que hacer para formar parte de este gremio. De esta manera, podrás integrar esta profesión dentro de tu propia vida.

Lo que debes saber sobre qué es un coach

La traducción directa desde el inglés de la palabra coach es la de “entrenador”. Es una figura profesional que nace un poco de la imagen que se tiene de los entrenadores de deporte. No son solo personas que te preparan físicamente para un partido o una competición. También trabajan para que puedas soportar ese esfuerzo psicológico.

De esos dos puntos deriva la respuesta a qué es un coach. Eso sí, no se centran específicamente en la parte deportiva. Pueden abarcar una inmensa cantidad de aspectos de tu vida.

Muchas veces lo único que necesitamos para perseguir lo que queremos no es más que un empujón. Una llamada de atención o de ánimo de terceras personas. Esa es, precisamente, la función del coach, lo que pretende es animar a que llegues hasta donde te has propuesto.

Cumplir objetivos

Por un lado, la motivación se convierte en algo imprescindible. Los ánimos son una gran ayuda para poder centrarnos en lo que estamos buscando.

Por ello, tu coach personal tendrá que conocer perfectamente qué necesitas para saber ayudarte a conseguir lo que estás buscando. Se trata de algo delicado, ya que implica mucho tacto, sensibilidad y un buen discurso que sea capaz de levantarte del sofá.

Otro punto clave en todo esto sería el hecho de que se trata de una tercera persona. Muchas veces nos ahogamos en un vaso de agua por no decirle a nadie lo que nos preocupa o inquieta. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones esa es la mejor solución que podemos alcanzar. Principalmente, porque otra persona puede darnos una visión mucho más clara y transparente de lo que está sucediendo.

Es decir, no va a estar condicionada por nuestros vicios o por nuestra forma de ver el mundo. Será como aire fresco que ayude a ventilar una habitación cerrada durante demasiado tiempo.

El coach se centra en el desarrollo personal. No se trata de una persona que te facilite los medios para lograr tus objetivos. Más bien te ayuda a desarrollar tu potencial para que puedas alcanzarlos. Es algo muy diferente. Termina existiendo una relación muy cercana entre el coach y el cliente precisamente por eso.

Qué funciones realiza un ‘coach’

Para saber qué es un coach es igual de importante conocer, primero, qué no es un coach.

Una distancia con la psicología

Algunos psicólogos pueden ejercer como coaches. Pero un coach no puede ejercer como psicólogo. Es decir, no tiene la capacidad ni los conocimientos para tratar patologías o para solucionar problemas graves que deberían de descansar en manos de un profesional especializado.

Es muy importante comprender esta diferencia, ya que algunas personas acuden a ellos al no saber bien qué es un coach. De esta manera pretenden que resuelvan buena parte de sus problemas más profundos e íntimos. Y esa tampoco es la respuesta.

Piensa que un coach es un mediador, un conducto que te permite llegar más lejos, a otro estadio de tu persona. Y puede hacerlo mediante técnicas que maneja perfectamente. Pero no puede solventar problemas más profundos o complejos.

Los objetivos de un ‘coach’

Entonces, ¿qué es un coach? Pues, para empezar, un acompañante. Es una persona que se involucra hasta tu mismo nivel con tus objetivos o con aquello que quieres cambiar en tu vida. Te ayuda a lograrlos de todas las maneras posibles.

Se trata de una figura que absorbe buena parte de las tensiones que surgen en un proceso de descubrimiento y autoconocimiento. Pero que sencillamente te orienta, te guía y te acompaña. Y, lo más importante, no permite que te rindas a la primera de cambio.

Además, se trata de un puente. No es alguien que te vaya a dar lo que buscas directamente, Más bien va a ir probando contigo diferentes herramientas o trucos que te puedan ayudar a descubrir cuál es el mejor método que existe para avanzar y desarrollarte como persona.

Por otra parte, siempre debe existir una relación especialmente íntima entre tu coach y tú. El nivel de compromiso que asume es tan elevado que casi parece que sois la misma persona buscando cumplir un sueño. En efecto, ese es el punto principal, sois prácticamente iguales. Evidentemente el trabajo duro lo tienes que soportar tú, pero te acompaña de manera que se te haga mucho menos duro todo ese proceso.

Cuando realmente vas a agradecer su presencia será en las situaciones límite y de estancamiento. Es decir, cuando llegues a esos momentos en los que dejes de saber cómo actuar o de qué manera buscar soluciones. Es ahí cuando tu coach va a poder sacar sus habilidades para motivarte y hacer que sigas trabajando para cumplir tus objetivos.

Cómo puedes desempeñar las funciones de un ‘coach’

Cuando la gente pregunta qué es un coach, seguidamente suele interesarse por la manera en la que puede desempeñar sus funciones. Y es que no solo se trata de un trabajo llamativo y nuevo. También seduce a muchas personas.

Para empezar, puedes encontrar diferentes titulaciones que te acreditarán como coach. Desde estudios superiores hasta títulos propios o personales de profesionales del sector.

También puedes encontrar casos de personas que se han convertido en coaches sin formación previa. No obstante lo más importante suele ser, junto con la propia formación, la motivación o la capacidad que hay detrás.

¿Eres capaz de animar a la gente a que cumpla lo que se ha propuesto? ¿Te gusta ayudar a los demás? ¿Sabes cómo hacer para que no se rindan? Entonces ya tienes buena parte del camino hecho. Esto no quita que sea conveniente que realices unos estudios previos, o que conozcas y domines, por ejemplo, un sector de trabajo o de la vida determinado.

Existen una infinidad de tipos de coaches a los que se puede recurrir. Por tanto, si tienes la capacidad de desarrollarte profesionalmente en un área concreta, hay más posibilidades de que seas un buen coach precisamente en ese sector.

¡Especialízate!

Sería necesaria una especialización y, posteriormente, un conocimiento relativamente medio o elevado sobre los mecanismos o las estrategias propias de un coach. Así podrías fusionar ambos saberes para desarrollar adecuadamente tu trabajo.

Primero, un ejemplo muy sencillo. Si estás buscando montar tu propia empresa, la motivación es fundamental. Contratar a un coach puede ser la mejor ayuda, para que mantenga tu ánimo estable y te ayude con tu proyecto, dándote fuerzas cuando empieces a dudar de tu propia idea. Aquí puedes leer más acerca del coaching empresarial.

Segundo, si se trata de una persona que en su momento ha sido emprendedora y es capaz de comprender la dificultad de gestionar una marca, es más que probable que actúe contigo de una manera mucho más cercana. A este respecto, no debe confundirse coaching personal con mentoring, ya que su labor no será la de guiar tu proyecto, sino a ti. Pero el haber pasado por una experiencia vital similar le ayudará a entender mejor tu caso.

Por tanto, especializarte en un sector que conozcas en profundidad puede ser una excelente medida para conseguir un mayor éxito con tus posibles futuros clientes.

Qué tipos de ‘coaches’ existen

Todavía se trata de una profesión de corta trayectoria, lo que significa que no se ha jerarquizado lo suficiente como para que haya divisiones realmente marcadas. Con todo, ya se empieza a ver que un coach puede abarcar muchos campos, siempre dentro de los límites naturales de su competencia.

En relación con lo anterior, la especialización ayuda mucho a que te puedas ubicar profesionalmente dentro de un sector. Pero esto, en general, se suele emplear para el coach que trabaja como profesional.

Es decir, muchas personas necesitan un entrenador que centre su inteligencia en conocer una materia de trabajo determinada. Así puedes encontrar un coach para ingenieros, otro para deportistas y otro para informáticos. Por ilustrar con algunos ejemplos.

Sin embargo, hay problemas más generales en los que cualquier coach puede ser de ayuda. Por ejemplo, imagínate una persona decidida a bajar de peso que ha acudido a un dietista y que sabe perfectamente qué dieta seguir. Sin embargo, no la cumple porque necesita que alguien la anime para alcanzar su autosuperación. Un coach puede ser la figura que, precisamente, le ayuda a ganar motivación y a pensar en sus objetivos para que pueda adecuarse a ese plan. Por tanto, si bien se puede profesionalizar hasta tareas muy concretas, también puedes encontrar un coach mucho más general.

No obstante, no siempre es fácil determinar qué es un coach, principalmente por desconocimiento. Por eso, en esta guía puedes encontrar todo lo necesario para conocerlos en profundidad.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

¿Qué es un coach?
Scroll hacia arriba