¿Qué es un psicólogo?

Qué es un psicólogo

La función del psicólogo puede resultar esencial en la vida de las personas. Pero, ¿qué es un psicólogo? Se trata de un profesional que puede ayudarte a gestionar adecuadamente y con estrategias específicas una serie de problemas o de impedimentos que puedas tener en tu vida diaria. Son profesionales que se especializan en diferentes terapias o ramas de tratamiento. Así, algunos se centran más en la familia, en tanto que otros pueden tener conocimientos de sexología o sobre la infancia, por ejemplo. Por eso queremos aprovechar para explicarte aquí todas las ventajas y los beneficios que puede tener para ti acudir a terapia.

En qué te puede ayudar un psicólogo

Lo primero de todo pasa por entender correctamente en qué es un psicólogo y en qué consiste su trabajo. Por lo general su tarea consistiría en hablar contigo y empezar a entender tu situación, los elementos que te rodean y cómo te afectan. Asimismo, trataría de comprender cómo es tu personalidad, cuáles son tus aspiraciones, impedimentos o traumas. Con esta visión, encaminan la terapia en función de las conclusiones sacadas en la recogida de información y tras realizar el análisis del problema. Por un lado se encargará de darte recursos y mecanismos para enfrentar tus problemas diarios y por otro te ayudará a solventar los principales conflictos internos que tienes.

Ahora bien, esta sería, en líneas generales, la manera estándar que tiene un psicólogo de actuar. Pero esto no quiere decir que sea la única.

Beneficios de la terapia psicológica

Una vez que se tiene claro qué es un psicólogo, el siguiente paso es hablar de los beneficios que ofrece. El principal beneficio que puedes notar en una terapia es el bienestar que produce liberar las emociones que tenías dentro y que no te atrevías a compartir. Desatar tus emociones con absoluta libertad es una catarsis, es decir, una liberación del peso interior que te producían. Como explicarle a alguien un secreto que te tenía con los nervios a flor de piel. Ese bienestar no indica que el problema de fondo se haya solucionado. De hecho, no es necesario que estés padeciendo ningún trastorno psicológico ni que estés en un momento especialmente sensible para sentir este efecto liberador.

Muchas veces, en tu día a día, te enfrentas a una serie de conflictos de los que no puedes escapar . Y, ante ellos, es fundamental tener recursos. ¿Cómo asimilas las malas noticias? ¿Te estresas en tu trabajo? ¿Estás sufriendo algún episodio de ansiedad que te limita mucho en tu día a día? ¿Crees que habría que trabajar ciertos aspectos de tu relación de pareja? ¿Alguna fobia? Esta clase de situaciones son las que van a condicionar de manera muy significativa todo lo que hagas. Y, para superar estos casos, vas a necesitar disponer de una serie de recursos que te ayuden a enfrentarte a esos momentos y superarlos adecuadamente.

En este sentido, un psicólogo es la persona adecuada para ayudarte a desarrollar los recursos que necesitas en este proceso. Son esos consejos o las estrategias que te vaya ofreciendo los que te van a permitir superar esas malas situaciones y adquirir un mayor control emocional.

Una visión de fuera

Muchas veces nos encerramos en una idea fija de la que nos resulta imposible salir, y es algo que nos pasa a todos. Puede que te pase con cosas insospechadas: tal vez te dé miedo viajar, tal vez no creas que eres capaz de conseguir determinadas cosas, etc. Y es que nosotros mismos somos nuestros peores enemigos. Por lo tanto, esas limitaciones que te pones son también una poderosa barrera mental que te va a costar superar, y que te seguirá limitando durante toda tu vida si no lo trabajas. Es por esto que contar con la ayuda de alguien que te anime a derribarlas puede ser especialmente saludable para ti. ¿Qué es un psicólogo? Un profesional que puede identificar esas barreras, estudiarlas, comprenderlas y, finalmente, derribarlas. Es decir, te ayuda a terminar con tus impedimentos autoimpuestos. Algo que, evidentemente, te producirá gran bienestar.

La realidad que nos rodea no siempre es como querríamos que fuese. Probablemente te imagines a veces en otro sitio o sientas que la gente de tu alrededor te estresa. También te puede pasar que, en períodos de especial ansiedad y presión, aguantes mucho menos a la gente de tu entorno.

La mayoría de estas fricciones con los demás suelen estar provocadas por insatisfacciones internas, problemas de autoestima o de imagen que se han roto en algún momento de tu vida. Una manera de superar esto, es con ayuda psicológica. En este caso, lo que conseguirías sería liberarte un poco de esas insatisfacciones internas. Y, al rebajar las expectativas sobre uno mismo, también se rebajan sobre el exterior. Es decir, una vez curada la herida interior, podrás moverte ya en el exterior de una manera  saludable.

Fiabilidad

Otro elemento clave es la privacidad. Ten en cuenta que el psicólogo va a mantener en todo momento absoluto silencio sobre cualquier cosa que lleguéis a tratar en la terapia psicológica. Es decir, la confidencialidad está asegurada y no debes sentir la inseguridad de que lo que estás contando no quede entre vosotros. Esta es una de las características que favorecen la relación terapéutica, porque puedes abrirte con absoluta libertad y sin temor alguno. Eliminar la vergüenza, de hecho, facilita que puedas expresar tus sentimientos más reales.

Otra de las ventajas más evidentes es una mejora en la calidad de vida del paciente. Al empezar la terapia con un psicólogo, no solo comprenderás qué es un psicólogo, sino que notarás automáticamente buena parte de los cambios que se vayan introduciendo en tu personalidad para aliviar tu situación sino que tu salud emocional también se enriquecerá.

Puede ocurrir que consideres que en tu vida existen conductas problemáticas que necesitas modificar o eliminar. Un psicólogo te puede ayudar a mejorar tu día a día. Considéralo como un gimnasio para tu mente. Esto, a la larga, te producirá un mayor bienestar emocional, puesto que serás más consciente de todo lo que te rodea, de tus posibilidades y opciones y de cómo gestionarte en el exterior y enfrentarte a él.

Psicólogos y psiquiatras

¿Qué es un psicólogo y qué es un psiquiatra? ¿Cuándo interviene cada uno? Siempre es un profesional el que debe dictaminar cuando es necesario y cuando no un tratamiento farmacológico. En cualquier caso, la acción conjunta de un psiquiatra y de un psicólogo es la que puede garantizar que, finalmente, superes esa situación. La farmacología se suele centrar más en los síntomas físicos, en tanto que la psicológica incide un tanto más en las causas del trastorno y en dotar al paciente de estrategias para solucionarlo. Por ello son caras de una misma moneda.

Como te decíamos más arriba, los psicólogos pueden ayudarte a gestionar diferentes aspectos de tu vida. Se encuentra extendida la idea de que el psicólogo es el profesional encargado de tratar la ansiedad o la depresión, y a pesar de que sea cierto sus funciones abarcan una variedad de situaciones mucho mayor. Los psicólogos pueden enseñarte cómo ganar en productividad, cómo mejorar la percepción que tienes de ti mismo o cómo tener una sexualidad más satisfactoria. Por lo tanto, no hay que centrarse en la idea cerrada de que sencillamente se encargan del tratamiento de trastornos o de enfermedades mentales de determinada gravedad. Su labor puede ir mucho más lejos y te pueden ayudar a mejorar en muchos aspectos de tu vida diaria, ten en cuenta que hay más servicios que puedes aprovechar. En este sentido, al igual que la psicología presencial, la psicología online puede aportarte un gran número de ventajas.

La terapia también es un empujón importante para tu autoestima. Generalmente los momentos difíciles o las alteraciones emocionales suelen generar un profundo agujero en tu autoestima. Algo totalmente comprensible, pero que te limita en muchos aspectos de tu vida. Si no te quieres ni te respetas lo suficiente, es difícil que el resto de personas lo haga.

El amor propio y la autoestima son fundamentales para enfrentar las tareas diarias y otras no tan comunes, ya que son la fuente más básica de seguridad de la que se puede disponer. Por lo tanto, es crucial recuperar o potenciar ese bienestar interior que es la base para realizar cualquier actividad. La terapia con un psicólogo te ayudará a conocer tus posibilidades reales y a tener una imagen positiva de ti mismo. Y, por tanto, podrá fomentar que aprendas a no limitarte y a desarrollar tus capacidades de una manera más realista y efectiva.

El psicólogo se ha formado profesionalmente para resolver la clase de problemas emocionales que tú estás sufriendo. Es decir, se trata de una persona experta que cuenta con los mecanismos necesarios para solventar ese tipo de crisis, y por tanto, ante esta situación no debes verlo como una opción sino como una necesidad. Gracias al trabajo conjunto podrás mejorar tu salud emocional.

En conclusión, son muchos los beneficios que te puede ofrecer un psicólogo. La terapia es una de las principales alternativas cuando te enfrentas a dificultades emocionales. Por ello, olvida el tabú que pesa sobre ellos y comprende su función como la de un profesional que te puede ayudar a corregir los problemas que estés sufriendo. 

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

¿Qué es un psicólogo?
Scroll hacia arriba