Reavivar la llama después de un tiempo juntos…¡es posible!

Reavivar la llama

Estoy preocupado. Estamos viviendo nuestros dos primeros años de matrimonio y hace tiempo que noto que Silvia no tiene tanto interés en el sexo como antes.

Antes éramos como dos volcanes. Nuestra relación era muy pasional. El sexo era algo que simplemente surgía. Y no siempre lo hacíamos en la cama. Nos gustaba innovar y no teníamos tabúes.

Ahora todo parece haberse enfriado. Puede que yo, con el tiempo y la rutina, me haya descuidado un poco. La inercia y el conformismo es las relaciones de pareja es habitual. El matrimonio nos ha dado estabilidad a los dos y los dos hemos dejado de hacer ejercicio. Antes nos cuidábamos mucho. Yo antes de conocer a Silvia iba al gimnasio y comía sano. Ahora, ya no. Me he vuelto cómodo, y la verdad es que estoy empezando a pensar si a ella le resulto menos atractivo que antes o si necesitamos ayuda para reavivar la llama. 

Crisis de pareja en los dos primeros años de matrimonio

He estado buscando un poco sobre el tema en Internet. Lo primero que encontré fue que las parejas suelen tener una crisis de pareja a los dos años de matrimonio, más o menos. Puede que sea eso lo que nos ocurre, que ha pasado el tiempo y hemos caído en la rutina. Puedes realizar un test de sexualidad para ver tu estado.

Con la rutina, hemos dejado de un lado la pasión y el romanticismo que teníamos al principio. En ese momento aparece la crisis de pareja por el desgaste de la relación de pareja. Es verdad. Ya no pienso tanto en cómo está ella. Solo me concentro en mí muchas veces.

Me preocupa el deseo. Quiero que ella me siga deseando. He pensado en renovar nuestra rutina sexual y buscar los consejos de la psicología sexual, a ver qué pasa. Puede que Silvia se sorprenda y sienta otra vez que conectamos sexualmente como antes. No quiero que la rutina nos empiece a afectar y derive en una crisis de pareja.

Buscando en Internet he encontrado una página web de terapia sexual online. Yo no me atrevo a acudir a una consulta a explicar estas cosas sexuales que me preocupan. Son problemas íntimos y me incomoda mucho comentarlos con la gente. Sé que a mis 33 años debería haber superado este tipo de vergüenza, pero no es así. Así que, descubrir que existía un psicólogo online me ha abierto las puertas del cielo. Me resulta más cómodo preguntar mis dudas y explicarle cómo me siento a través del móvil. 

Juegos sexuales de pareja

He comentado con el psicólogo online que quiero reavivar la llama entre Silvia y yo, esa es mi máxima prioridad. Me preocupan las ocasiones en la que he sentido impotencia y creo que mejorando el deseo sexual entre los dos volveremos a sentirnos cerca uno del otro y podremos gozar de una vida sexual satisfactoria. Él me ha dicho que piense en las cosas que le pueden gustar a ella, en lo que hacíamos al principio de nuestra relación y que me atreva a innovar en nuestros momentos de intimidad. Dando vueltas al tema se me han ocurrido una serie de juegos en la cama que creo que pueden ayudarnos mucho.

Juegos con sabores

He pensado hacer un juego con sabores. Creo que podría ser divertido y Silvia y yo nunca hemos jugado a cosas así. Estoy ansioso por ver la cara que se le queda. Creo que le gustará. Consiste en taparle los ojos y poner fruta sobre mi cuerpo. Ella tiene que adivinar qué fruta es. También he pensado en untarnos la piel con chocolate, o con cremas especiales comestibles que hay en los sexshops. Seguro que es excitante.

Masajes

Los masajes son algo que hacíamos mucho antes pero ahora ni soy capaz de recordar cuál ha sido la última vez. He pensado retomarlo con uno de esos aceites estimulantes que anuncian en la televisión. A Silvia siempre le han gustado. He leído que los masajes aumentan la excitación sexual. Creo que un buen masaje es una forma de empezar en la cama.

El juego de la espera

Creo que uno de nuestros mayores problemas ahora mismo es que no estamos dedicando suficiente tiempo al sexo ni al deseo. Nuestras relaciones sexuales ahora son más cortas y consisten menos en caricias y más en penetración. Nos gustan, pero antes dedicábamos más tiempo a los preliminares. Nos gustaba acariciarnos y esperar. Y así crecía nuestro deseo poco a poco.

He pensado en jugar a esperar. Decirle a Silvia que nos vamos a pasar quince minutos solo acariciándonos. Creo que esto hará que aumente nuestro deseo y que las relaciones sean más placenteras.

Ataduras suaves

Recuerdo que Silvia me comentó hace poco que una de las escenas que más le había gustado en su libro favorito era una escena sexual en la que el protagonista ataba las manos de la chica con una cinta suave y mantenían relaciones sexuales con las manos de ella atadas a la cama.

Cuando me lo dijo, la verdad es que no le presté mucha atención porque a mí ese libro no me atrae nada. Pero creo que el juego que propone el libro es muy interesante para reavivar la llama entre nosotros. Además, si a ella le ha gustado, verá que presto atención a lo que le gusta. Creo que se sorprenderá de que recuerde ese detalle porque ella debe pensar que a veces no la escucho cuando estoy cansado.

Reinventaremos nuestra sexualidad y escaparemos de la crisis. Estoy decidido a enamorarla de nuevo y mi psicólogo me hace sentirme apoyado en el proceso.

Si, al igual que nuestro protagonista, estás deseando reavivar la llama tras los dos primeros años de matrimonio, es posible que necesites un poco de ayuda.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Reavivar la llama después de un tiempo juntos…¡es posible!
Scroll hacia arriba