Relación. Cómo aprender a sobrevivir a su final

final de una relación

El final de una relación puede mostrar una ruptura de expectativas que contrasta con el inicio esperanzador de un romance. La etapa inicial de una historia de amor está marcada por la ilusión, las mariposas en el estómago, las miradas, la complicidad y el deseo de estar cerca de esa persona.

Cuando vives una ruptura, sigues siendo protagonista de la historia más apasionante del mundo: tu vida. Por tanto, no te coloques como un personaje secundario. Descubre cómo aprender a sobrevivir a su final.

¿Cómo afrontar el final de una relación de pareja?

Observando este final como un nuevo comienzo. Esta es una de las razones por las que debes evitar el dramatismo en la interpretación de los hechos. El final de una relación marca el inicio de una nueva etapa en tu vida. Un periodo en el que puedes alinear tu proyecto vital con tus propósitos de felicidad más profundos y en el que reencontrarte con tu propia persona sabiendo que la felicidad no depende de alguien que no seas tú.

Puedes experimentar más soledad estando en una relación infeliz que disfrutando de tu propia compañía, de tu tiempo y de tus amistades. ¿Cuáles es tu opinión en torno al amor? Este es un buen momento para profundizar en esta cuestión con el fin de transformar estas creencias limitantes en ideas potenciadoras.

No obstante es importante reconocer que hay circunstancias que son más limitantes que otras. Siempre será más «fácil» cuando se vive el final de una relación en la que no existen compromisos y obligaciones mutuas como por ejemplo hijos o propiedades en común. Aquí puedes leer cómo afrontar la ruptura en una separación con hijos.

Busca las respuestas en tu interior

En una historia de amor es probable que tengas preguntas sin responder puesto que el amor es un tema de dos tanto en el enamoramiento, en el desarrollo y en la despedida. Sin embargo, aunque no puedas abarcar toda la información de esta historia, sí puedes profundizar en tu mundo interior. Debes escuchar tus sentimientos, reflexionar sobre la posible causa de este desenlace, identificar aquellos gestos que ya indicaban que esta relación no atravesaba un buen momento.

En definitiva, puedes obtener lecciones importantes a partir de tu propia experiencia. Lecciones que te ayuden a vivir con más sabiduría tanto si vuelves a enamorarte de manera repentina como si tus objetivos ahora se centran en una sola persona, tú.

¿Cómo vivir el final de una historia de amor?

Asumiendo, precisamente, ese final. Entendiendo que la vida no se vive mirando hacia atrás porque nadie puede cambiar el transcurso de los acontecimientos en una historia pasada. Sin embargo, sí puedes ocuparte de tu vida en el presente. Y este objetivo pasa por olvidar a esa persona.

Cómo ganar objetividad en la interpretación de los hechos

Es recomendable que te distancies no solo de forma presencial sino también de manera online. Es decir, corta el contacto y la comunicación tecnológica ya que el papel de las redes sociales en las rupturas puede resultar perjudicial. De lo contrario, el contacto frecuente puede hacer que confundas tus sentimientos o incluso que sigas alimentando la esperanza. Una esperanza que a la larga, solo te va a hacer sufrir ya que te posiciona en un rol de espera e incertidumbre.

Si por algún motivo tienes que seguir en contacto con esa persona y te ves en la necesidad de superar una ruptura amorosa en el trabajo es recomendable que reduzcas la comunicación a lo estrictamente indispensable. Debes marcar un cambio en el vínculo mantenido hasta el momento.

Por tanto, no consideres la posibilidad de alimentar ahora una amistad con tu ex. Necesitas hacer un proceso de duelo tras la despedida para integrar los cambios producidos en la relación en tu mapa interior. De lo contrario, no observar la realidad es hacer como si no hubiese pasado nada cuando en realidad sí ha ocurrido.

Vive el ahora

Si una relación ha llegado a su fin es porque los protagonistas son más felices por separado. Esto significa que después del adiós, algo mejor te está esperando. Por tanto, busca tu motivación en esta oportunidad de superarte para tomar las riendas de tu vida desde el empoderamiento personal de concentrarte en el aquí y el ahora.

Por ejemplo, para saber cómo superar un divorcio no debes comparar constantemente este momento con el pasado reciente. Vive el ahora desde el ahora. Y para ello es importante que no te quedes únicamente en el plano teórico sino que des el paso a la acción para sembrar la esperanza en tu vida a través de tus acciones.

Define un nuevo propósito tras el fin de la relación

Este puede ser un momento idóneo para emprender un nuevo proyecto. Concentra toda tu atención y parte de tu tiempo en ese fin que tanto ansías: realizar un viaje, aprender un nuevo idioma, leer más libros, compartir más tiempo con amigos… Reflexiona sobre alguna idea que te motive y que te ilusione e intenta concentrarte en ella.

Esto no consigue tapar el dolor que sientes. Sin embargo, la vida continúa y no toda tu existencia se reduce a esta situación de ruptura. Intenta mantener tu mente ocupada además de en tu trabajo, en otros planes de ocio. No confundas esta idea con estar permanentemente pensando en fines externos puesto que también necesitas tiempo para pensar en ti.

Observa la situación de manera objetiva

Intenta observar esta situación de despedida con cierta distancia emocional. Imagina que este adiós está protagonizado por dos personas que conoces a las que aprecias de verdad. ¿Qué sugerencias te gustaría dar a los protagonistas de esa historia para afrontar este periodo desde el optimismo y la asertividad?

Tómate tu tiempo para deliberar sobre esta cuestión. Anota tus ideas en un cuaderno y relee estas palabras que has escrito. Estas reflexiones pueden ayudarte a cuidarte en este momento.

¿En qué puede ayudarte realizar este ejercicio de proyección para observar este suceso como una circunstancia ajena? Cuando el dolor no te permite pensar con claridad porque te implicas personalmente en lo que ha ocurrido, esta distancia te permite ampliar la perspectiva ante la situación misma.

También puedes observar el desamor como algo ajeno a ti por medio del cine y la literatura. Cada despedida es única e irrepetible. Sin embargo, en todo adiós también existe una característica común: la esencia de lo que implica despedirse de verdad de alguien a quien has amado.

Compañía y apoyo de familiares y amigos

Este es un buen momento para que te dejes acompañar por aquellas personas que te quieren de verdad. Amigos y familiares que forman parte de tu vida y que te aportan reconocimiento, compañía y refuerzo positivo a través de su presencia.

Habla de aquello que te ocurre. No solo puedes utilizar el recurso de la palabra sino también otras formas de expresión. Por ejemplo, dibuja aquello que te ocurre, utiliza el color como una fórmula de expresión de tu mundo emocional.

¿Qué puedes hacer en este momento de tu vida para sentirte mejor contigo y ser tu mejor versión? ¿Cómo superar una ruptura amorosa? Esta respuesta te implica de manera directa porque la superación de este final solo puede realizarse en primera persona. Los demás pueden acompañarte pero no pueden hacer por ti este proceso.

Piensa en ti

Por tanto, el final de una relación es una experiencia que duele a corto plazo. Sin embargo, una vez que hayas superado el duelo podrás observar este desenlace con una mirada totalmente renovada. Intenta tener paciencia y dar tiempo al tiempo sabiendo que los meses no lo hacen todo por sí mismos. Es tu propio trabajo personal el componente clave en este olvido.

Además, no te anticipes a aquello que puede ocurrir o a cómo pueden evolucionar los acontecimientos. Puede suceder que compruebes que esa persona no era tan importante para ti o que no sentías tanto amor como pensabas.

Puede ocurrir que te comprometas con el proceso de olvido. Sin embargo, hay factores que te recuerdan constantemente a esa persona. Por ejemplo, tal vez algún amigo en común te cuente novedades sobre qué hace ahora o a qué se dedica. En ese caso, pídele amablemente que prefieres que no lo haga. Céntrate en tu vida y en tu momento.

Di adiós desde la gratitud

¿Y cuál es el mejor modo de iniciar una nueva etapa en el presente? Cerrando el capítulo desde la gratitud. Es decir, intenta quedarte con lo bueno de esta relación sin idealizarla.

Que no haya cumplido tus expectativas no significa que no hayas vivido la ilusión en algún momento. No juzgues ahora decisiones que tomaste en el pasado desde lo que sabes hoy porque entonces no te encontrabas en la posición que estás ahora.

Gracias a esta historia de amor y desamor, al camino recorrido, a las vivencias adquiridas y a los pasos clave de esta relación estás aquí hoy. Por tanto, intenta observar la realidad desde esta mirada de comprensión. Tal vez todavía no estés en ese momento en el que puedas expresar tu gratitud interior de forma sincera. Sin embargo, confía en que eso ocurrirá en algún instante en el futuro. Puedes escribir una carta como ejercicio terapéutico de expresión emocional en donde describas algunos de los motivos que fundamentan tu deseo de dar gracias a la vida.

Por tanto, no tengas prisa por volver a enamorarte de otra persona, eso ocurrirá de manera natural cuando te sientas verdaderamente preparada para que suceda. Sin embargo, este sí es un momento excelente para enamorarte de la vida en toda su dimensión de belleza. No te encierres en tu propia persona, mira a tu alrededor, observa, siente, sueña, quiérete y aprende.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Relación. Cómo aprender a sobrevivir a su final
Scroll hacia arriba